Sea un gran rematador

Llevar un proyecto a su culminación es difícil para muchos. Incluso gente con las mejores intenciones del mundo se estanca con otros proyectos, deja las cosas para más tarde o pierde fuerza.

Alcanzar una meta es principalmente una cuestión de esquema mental y no una habilidad innata. Cuando se enfoca en lo mucho que ha avanzado en lugar de en lo que resta por hacer, socava su motivación para rematar el proyecto en vez de fomentarla. Si se encuentra luchando para finalizar un proyecto, enfóquese en cuánto trabajo queda por hacer. Este pensamiento ”restante’’ ayuda a sostener y reforzar la motivación desencadenando que el cerebro dedique atención y esfuerzo a la tarea.

(Adaptado de ”How to Become a Great Finisher’| Heidi Grant Halvorson).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

También le puede interesar:

Cómo obtener instrucciones claras de un jefe impreciso

Aceptando un proyecto imposible

3 tips para saber cuándo y cómo pedir ayuda

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.