¿Cómo reaccionar cuando un muy buen empleado renuncia?

Cuando un miembro talentoso de tu equipo anuncia su partida, es un momento terrible. Lo primero que debes hacer es tomarte algo de tiempo para procesar cualquier emoción negativa que sientas al respecto, como frustración o decepción. Este tipo de sentimientos son normales, pero no te ayudarán a lidiar con la situación de manera productiva.

Una vez que hayas reflexionado sobre el tema, enfócate en celebrar los logros del empleado y solicitarle una retroalimentación honesta acerca del equipo. Pon el ejemplo expresando que apoyas genuinamente su decisión de marcharse; quizá sea buena idea organizar una fiesta de despedida o un evento similar para desearle éxito. Luego asegúrate de realizar una entrevista de salida, incluso si el personal de Recursos Humanos también lo hará. Pídele consejos sobre cómo retener a otros empleados y mejorar la experiencia de trabajar contigo. Al mostrarte dispuesto a escuchar verdades incómodas, le demostrarás a la persona que respetas la experiencia y el conocimiento que ha cultivado durante su tiempo ahí.

(Adaptado de “How to Manage Morale When a Well-Liked Employee Leaves”, de Liane Davey).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.