Detén el comportamiento abusivo en tu equipo

El comportamiento abusivo en el trabajo es producto de tres papeles claros: el gerente, que se aprovecha del débil; la víctima, que no se defiende ella misma, y el testigo, que no hace nada para detenerlo. Sin importar cuál sea tu papel, puedes desorganizar esta dinámica enfermiza comportándote distinto.

  • Si eres el gerente: Pregúntate si estás desquitando tus frustraciones con la persona que menos probabilidad tiene de defenderse. Encuentra una mejor forma de canalizar tu estrés, para no proyectarlo sobre su equipo.
  • Si eres la víctima: Defiéndete. No resistirte solo invita más agresión. La próxima vez, dí algo fuerte como: “Creo que podemos resolver esto sin alzar la voz”.
  • Si eres el testigo: Haz algo. Acércate a tu compañero de equipo para brindarle apoyo, consejo y asesoría. Intenta atenuar el comportamiento abusivo en las reuniones. Si alguien interrumpe constantemente a esta persona, pide a todos que la escuchen.

(Adaptado de “End Abusive Behavior on Your Team”, / Liane Davey).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

 


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.