Los jefes justos explican cómo toman decisiones

LLa mayoría de los jefes dedican cantidades considerables de tiempo y energía a asegurarse de ser justos. No obstante, resulta inevitable que algunos perciban ciertos resultados como justos y otros como injustos.
No des por hecho que tus decisiones hablarán por sí mismas: sé transparente sobre cómo y por qué tomaste esa decisión. Por ejemplo, si quieres un proceso de ascensos equitativo, en el que ciertas competencias o estilos cuentan más que otros, haz que tu equipo conozca tus intenciones. Si quieres una repartición equitativa de bonos para reforzar la importancia de cada empleado, sé directo al respecto. Recuerda, como jefe, tienes el criterio para tomar esas decisiones. Si alguien te acusa de ser injusto, no te autoflageles.
Siempre y cuando hayas pensado con cuidado qué necesita la empresa y tomes la decisión tan objetivamente como sea posible, habrás hecho tu trabajo. Siempre tendrás la oportunidad de restaurar el equilibrio con la próxima decisión..

(Adaptado de “How to Earn a Reputation as a Fair Manager”, de Liane Davey).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando: “Ctrl + Enter”.