Por qué se apresura para tomar decisiones

Al tomar decisiones de forma muy apresurada es más probable que termines obteniendo soluciones miopes o superficiales. Sin embargo, si te tardas demasiado en decidir, podrías perderte oportunidades. ¿Cómo puedes alcanzar un equilibrio? Intenta mantener un sentido de urgencia mientras también te tomas el tiempo para reflexionar.

Piensa qué es lo que te está atrapando en el modo “demasiado veloz” al momento de tomar decisiones. Tal vez te apresuras a terminar una reunión importante solo para llegar a la que sigue. Puede ser que estés haciendo muchas cosas a la vez y no le estés prestando toda tu atención a ciertos asuntos. O quizás estás aceptando proyectos cuando deberías rechazarlos.

Este tipo de trampas te mantienen atrapado en “modo de priorización”, el cual provoca que tomarte el tiempo para reflexionar sobre tus intenciones y acciones se sienta como un lujo que no te puedes dar. Si eres capaz de ubicar tu trampa, puedes detener los hábitos contraproducentes que te mantienen en un estado constante de gran urgencia. Después, puedes introducir momentos de reflexión para tomar decisiones meditadas.

(Adaptado de “How to Act Quickly Without Sacrificing Critical Thinking”, de Jesse Sostrin).

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

Te puede interesar:

3 consejos a tener en mente cuando hay bonos

3 formas de tomar decisiones para el futuro

Las personas que toman decisiones lentamente son mejores estrategas

 


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print