Si tu empleado molesta a las personas, señálale amablemente cómo lo hace

Si tu empleado está irritando a sus compañeros, no permitas ese comportamiento. Comienza por dejar claras tus intenciones; di algo como: “Siempre estoy buscando maneras de ayudarte a mejorar y tengo algunas ideas. ¿Cuándo sería bueno que habláramos?” Durante la conversación, enfócate en los hechos. ¿Qué es exactamente lo que hace el empleado y cómo está afectando su camino hacia el éxito? Por ejemplo, si tu empleado interrumpe constantemente a otros, puedes decir: “En la junta del martes pasado, comenzaste a hablar antes de que tres personas terminaran sus oraciones”.

Luego haz referencia al efecto: “No pude escuchar lo que iban a decir, lo cual es importante para mí porque todos necesitan sentirse escuchados”. No insinúes que esa conducta tiene una mala intención, ni siquiera que es intencional. Tu empleado debe sentir que eres su aliado para su crecimiento. Una vez que esté consciente de su comportamiento, podrá comenzar a cambiarlo.

(Adaptado de “How to Help an Employee Who Rubs People the Wrong Way”, de Rebecca Knight).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print