Ayuda a que un empleado regrese sin problemas de su periodo de incapacidad por enfermedad

Cuando un empleado regresa de un periodo de incapacidad por enfermedad, es deber del gerente ayudarlo a integrarse al trabajo sin contratiempos. El proceso comienza durante la incapacidad: el gerente tiene que llamar al empleado unas cuantas veces para que no se sienta totalmente apartado de la oficina. Cuando esté listo para regresar, ponte en contacto con el empleado para elaborar un plan de transición, y analicen detalladamente los pormenores.

Por ejemplo, pregúntale al empleado cómo le gustaría que se diera a conocer su regreso, y hablen sobre cualquier tipo de cambios en el horario que pueda necesitar. Asegúrate de que el plan de transición se dé en fases, puesto que la persona quizá no esté lista para regresar con el cien por ciento de su capacidad desde el primer momento.

Además, debes pensar en cómo puedes crear una experiencia acogedora para el primer día de vuelta en el trabajo del empleado, ya sea dándole la bienvenida en la puerta o poniendo algunas flores y una tarjeta en su escritorio antes de que llegue. Una vez que el empleado esté de vuelta, puedes visitarlo con más frecuencia de lo normal, para estar seguro de que se siente apoyado.

(Adaptado de “How to Welcome an Employee Back From Medical Leave”, de Anne Sugar).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print