Ayude a su equipo a vociferar sus inquietudes

Nadie quiere hacer enojar al jefe. Por eso puede ser difícil recibir opiniones francas de tus empleados. Pero debe fomentar que hablen si quiere enterarse de cuestiones menores antes que se vuelvan problemas grandes.

Si algunas personas se sienten incómodas ventilando inquietudes en ambientes de grupos grandes, inicie conversaciones más casuales de uno a uno. Debería mantener una política de puertas abiertas, pero no espere que la gente se le acerque; salga y hable con ellos directamente.

Puede hacer que la gente tome el hábito de hablar rutinariamente preguntando si hay alguna cuestión de la que deba estar enterado. Ofrezca actualizaciones financieras regulares para que la gente sepa qué está funcionando y qué no. Si sienten que se juegan algo en el éxito de la organización, estarán más dispuestos a hablar.

(Adaptado de “How to Get Your Employees to Speak Up”, de Rebecca Knight).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

Te puede interesar:

Cree un consejo directivo personal

Fomenta el dibujo durante las reuniones para generar ideas

3 formas de manejar el ruido de la oficina

print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print