Cómo administrar el cambio con empleados renuentes

El cambio es difícil. La mayoría de la gente tiene un sesgo inherente hacia mantener el statu quo. Si lideras un esfuerzo para el cambio, identifica a los empleados más propensos a debilitarlo y ayúdalos a que se suban al barco primero.

Planea tener dos conversaciones en persona con cada empleado renuente.

— Tu meta en la primera conversación es escuchar y entender qué frena a tu colega.
— Tu meta en la segunda es mostrarle que pensaste en lo que te dijo y explicarle cómo y por qué tu estrategia para el cambio en la empresa será (o no) diferente en consecuencia.

Estas conversaciones deben llevarse a cabo con siete días de diferencia, de tal modo que el empleado sienta que consideraste seriamente sus ideas. Dedica tiempo suficiente a cada conversación; no deberás tener prisa y además debes consagrar toda tu atención a la persona que se resiste al cambio.

(Adaptado de “Overcome Resistance to Change with Two Conversations” por Sally Blount y Shana Carroll)

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

Te pueden interesar:

Cuando presentes una idea, piensa como un vendedor

3 cosas que debe hacer antes de promover a alguien

3 formas de manejar el ruido de la oficina


¿Qué te ha parecido?