Cómo detener un conflicto en el equipo

El trabajo en equipo puede ser frustrante, particularmente cuando un conflicto aparentemente ortodoxo se torna personal o evoluciona en disputas prolongadas. La siguiente vez que su equipo empiece a actuar de esa forma, dé tres pasos para lograr que cesen las rivalidades y empiece el trabajo.

  • Intervenga pronto: Mientras más pronto intervenga, mejor. Cuando las emociones alcanzan un nivel alto, un simple desacuerdo puede convertirse en un conflicto serio en cuestión de segundos.
  • Enfóquese en los estándares del equipo: Refiera a las partes en conflicto a algo en lo que pueden estar de acuerdo, o que idealmente ya han acordado. Utilice esas normas para ayudar a las partes involucradas a identificar un terreno común.
  • Cree un acuerdo compartido: Para llegar a un acuerdo, haga que los miembros del equipo lo discutan. Con las cartas en la mesa de todos los miembros, facilite un resultado que sea aceptable para todos. Evite una solución basada en el común denominador más bajo, y en cambio encuentre uno que integre los intereses de cada parte.

(Adaptado de “Haga que su equipo deje de pelear y empiece a trabajar” | Amy Gallo).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.