Conceda el derecho a un jefe competente

Si el éxito de un empleado está intrínsecamente relacionado con lo bueno que sea su jefe, ¿todo mundo no debería tener derecho a una gerencia competente? Dé a sus subordinados directos lo que se merecen siendo un jefe que sigue las siguientes tres cosas:

Ser digno de confianza: La confianza se basa en la competencia y el carácter. Debe saber qué hacer y cómo hacerlo. Y siempre debe hacer lo que promete.

Ser influyente: Su gente depende de los demás para cumplir el trabajo. Por tanto, debe cultivar relaciones más allá de su grupo inmediato que hagan productiva a su gente.

Estar enfocado en el equipo: Un buen jefe sabe que un equipo es mejor que la suma de sus partes. Para que su grupo trabaje conjuntamente, déles un propósito irresistible, metas y planes claros y una cultura de “nosotros” y no de “yo”.

(“The Right to Management Competence” | Linda Hill y Kent Lineback).

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print