Dé una buena pelea

Los equipos que siempre están de acuerdo en todo rara vez producen trabajo innovador y creativo. Los equipos efectivos pelean, plantean opiniones distintas y se desafían unos a otros a pensar de maneras diferentes. Para ayudar a su equipo a tener peleas constructivas, intente lo siguiente:

Asegure el respeto mutuo: Los integrantes del equipo sólo pueden pelear bien cuando se sienten respetados. Pida a la gente que se enfoque en el contenido del desacuerdo, no en asuntos personales. Asegúrese de que eviten atacar o exhibir conductas no verbales, como poner los ojos en blanco, que ofendan a la gente.

La lluvia de ideas primero: Haga que sea seguro que la gente proponga ideas extremas o controversiales. Una vez que las ideas estén en la mesa, pueden ser debatidas libremente.

Realice trabajo entre bastidores: Cuando la pelea termine, contacte a cada persona para asegurarse de que no se sintieron atacados personalmente o molestos de que su idea fuera rechazada. Asesore a quienes sobrepasaron sus límites para que se comporten de manera diferente la próxima vez.

(“It’s Up to You to Start a Good Fight” | Robert I. Sutton.).

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print