Detenga al enemigo del pensamiento aislado

Si usted y todos los demás hacen bien su trabajo, todos tienen éxito – ¿cierto? Falso. De hecho, en cualquier organización no sólo es importante que todos hagan lo que deben hacer – también necesitan trabajar conjuntamente.

No permita que una mentalidad de aislamiento se apodere de su empresa. Reconozca que todos son responsables del trabajo de los demás y que todo mundo va a fallar si hay un problema en algún lugar de la organización.

Niéguese a permitir que la gente se arrincone. Fomente que los trabajadores se reúnan regularmente para compartir lo que están aprendiendo. Tenga el valor de hablar cuando una parte de la organización luche por encontrar solución conjunta a sus problemas.

(“Solving Your Organization’s Open-Faced Sandwich” | Peter Bregman).

print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print