Si tu jefe critica a tu subordinado, no lo protejas

Puede ser tentador tratar de proteger a tu empleado ante la retroalimentación negativa proveniente de cargos superiores. Quizá tú permites las conductas o estilos de trabajo que molestan a un alto ejecutivo porque sabes que no se interponen con su desempeño. Sin embargo, si tu jefe se ha quejado contigo sobre algo que hace tu subordinado, no dejes que la situación empeore.

La tensión en curso podría afectar tu relación con tu jefe y obstruir los prospectos profesionales de tu subordinado. Para abordar la situación, asegúrate de entender con precisión aquello que no le gusta a tu jefe. Haz preguntas enfocadas para identificar el problema. Luego comparte la retroalimentación con el empleado, a todo detalle. No la endulces. Quizá debas hacer recomendaciones específicas, como en qué momento llegar a una junta o cómo escribir cierto tipo de correos electrónicos. Déjale muy claro a tu empleado que tu intención es ayudarlo a mejorar su imagen a los ojos de tu superior, y que le conviene hacer eso.

(Adaptado de “What to Do If Your Boss Doesn’t Like Someone You Manage”, de Liz Kislik).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.