Transmite calma como nuevo gerente

Cuando trabajas por primera vez como gerente, la gente estará observándote. Lo que piensas, lo que dices y cómo te presentas puede tener un impacto directo en tus subordinados. Es importante proyectar calma, seguridad y competencia, aunque te sientas estresado. Reconoce que un momento fugaz de enojo o impaciencia podría terminar afectando la moral de tu equipo.

Piensa en el tipo de gerente que quieres ser, y recuerda ese ideal en cada interacción. Usa tu autoconciencia para percibir cuando te estés poniendo muy nervioso. Si mantienes una presencia estable con los pies en la tierra, aumentarás las probabilidades de que tu equipo se sienta cómodo trayéndote la información importante que necesitas, aunque sean malas noticias.

(Adaptado de “How New Managers Can Send the Right Leadership Signals”, de Amy Jen Su).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.