Tu equipo debe llevarse bien, pero no demasiado

Es bueno que los miembros de tu equipo se agraden, pero demasiada armonía puede perjudicar la creatividad y la innovación. Desde luego, no querrás que los integrantes del grupo se odien a muerte, pero, cuando todos se llevan bien siempre, puede haber un exceso de confianza. Para evitar que eso suceda, alienta el conflicto productivo, como cuando la gente expresa desacuerdos, negocia diferentes puntos de vista y trabaja bajo cierto nivel de presión.

Anima a las personas a que hablen con honestidad, aunque resulte incómodo. Si el equipo necesita un empujoncito, asigna el papel de abogado del diablo a una o dos personas para poner sobre la mesa opiniones opuestas. También puedes acabar con la confianza excesiva estableciendo metas audaces pero alcanzables para tu equipo. La gente tiende a desempeñarse mejor cuando las tareas son moderadamente difíciles, así que genera algo de tensión entre las aptitudes que tienen y las que se necesitan para cumplir cierto objetivo. Los proyectos deben ser realizables, pero está bien si al equipo también se le dificultan un poco.

(Adaptado de “Too Much Team Harmony Can Kill Creativity”, de Darko Lovric y Tomas Chamorro-Premuzic).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate


¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.