5 consejos para logar, cómo líder, que los proyectos grupales sean más eficientes

Cuando la colaboración se hace mal, suele provocar ineficiencia y frustración. Como gerente o líder de equipo, ¿Cómo cosechar los beneficios de la colaboración efectiva, sin invitar ineficiencias y desorden? En este artículo le presentamos 5 consejos para hacer que funcionen los proyectos grupales.


Este artículo le será útil para:

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Quizá hemos alcanzado un punto de saturación respecto a la colaboración. A pesar de todos sus beneficios potenciales, cuando la colaboración se hace mal, suele provocar ineficiencia y frustración. Como gerente o líder de equipo, ¿Cómo cosechar los beneficios de la colaboración efectiva, sin invitar ineficiencias y desorden?

  • No se involucre en la colaboración por sí misma: Recuerde las razones por las que colaboramos. Ninguna persona tiene todas las mejores ideas. Poner a muchas cabezas en un problema complejo suele ser la mejor forma de obtener una solución. Muchas manos pueden aligerar el trabajo.
  • Respete el tiempo de los demás y llegue preparado: Puede ser tentador el incluir a todos en un proyecto, pero si usted es el líder de un equipo o una reunión, necesita pensar bien acerca a quién invita a la sala. Reúna a las personas más cercanas al problema –aquellas que entienden el tema de raíz. Sea claro acerca de quién participará y por qué, y dedique tiempo a preparar el cómo va a tratar el problema.
  • Escuche, esté abierto al cambio o discrepe respetuosamente: Cosechar el valor del pensamiento de los demás requiere que hagamos seguro el que las personas compartan sus opiniones. En el artículo de The New York Times Magazine “What Google Learned From Its Quest to Build the Perfect Team,” los investigaores descubrieron que los equipos de alto desempeño típicamente tenían entornos de “seguridad psicológica…un sentido de confianza en cuanto a que el equipo no avergonzaría rechazaría o castigaría a alguien por alzar la voz…un clima caracterizado por la confianza interpersonal y el mutuo respeto, en el que las personas estén cómodas siendo ellas mismas.”
  • Reconozca la toma de decisiones y otros potenciales derechos de propiedad: Aunque es importante que valore las perspectivas de los demás, la realidad es que no todo es o debería ser una decisión basada en consenso. Si usted va a tomar la decisión final, dígaselo a las personas de antemano. No puede encender y emocionar a las personas, sólo para que más adelante descubran que usted tenía el 51% de los votos. La colaboración se desordena cuando hay ambigüedad respecto a quién es responsable por cuál decisión, ocasionando que la toma de decisiones se atore.
  • Empuje, priorice e informe: No se detenga en el punto de tener una gran discusión. Asegúrese de que las reuniones terminen con las personas sabiendo quién va a hacer qué y para cuándo. Más aun, antes de moverse al siguiente tema, recuerde hacer un recuento con los colegas y hacerles saber lo que usted ha hecho con la información, contactos o recursos valiosos que ellos brindaron. Un reconocimiento de “gracias” o una breve actualización de la situación, pueden influir mucho para minimizar la confusión o los potenciales resentimientos a lo largo del camino.

Al considerar en qué situaciones múltiples mentes son mejores que una, traer a las mejores personas a la mesa, mantenerse abierto para escuchar, demostrar valor para negociar y asegurarse de que el trabajo se prioriza, los líderes pueden obtener los beneficios de la colaboración sin quedar atrapados en el desorden.

“Reúna a las personas más cercanas al problema –aquellas que entienden el tema de raíz. Sea claro acerca de quién participará y por qué, y dedique tiempo a preparar el cómo va a tratar el problema”.

“Cosechar el valor del pensamiento de los demás requiere que hagamos seguro el que las personas compartan sus opiniones”.

“No se detenga en el punto de tener una gran discusión. Asegúrese de que las reuniones terminen con las personas sabiendo quién va a hacer qué y para cuándo”.

Cuando la colaboración se hace mal, suele provocar ineficiencia y frustración. Como gerente o líder de equipo, ¿Cómo cosechar los beneficios de la colaboración efectiva, sin invitar ineficiencias y desorden?

  • No se involucre en la colaboración por sí misma
  • Respete el tiempo de los demás y llegue preparado
  • Escuche, esté abierto al cambio o discrepe respetuosamente
  • Reconozca la toma de decisiones y otros potenciales derechos de propiedad
  • Empuje, priorice e informe

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How Managers Can Make Group Projects More Efficient

We may have hit a saturation point when it comes to collaboration. For all of its potential benefits, collaboration done wrong can often lead to inefficiency and frustration. As a manager or team leader, how do you reap the benefits of effective collaboration without inviting inefficiencies and messiness?

— DON’T ENGAGE IN COLLABORATION FOR THE SAKE OF COLLABORATION: Remember the reasons why we collaborate. No one person has the best ideas. Putting many heads into a complex problem is often the best way to come up with a solution. Many hands can make light work.

— RESPECT OTHERS’ TIME AND SHOW UP PREPARED: It can be tempting to want to include everyone on a project, but if you’re the lead of a team or meeting, you need to be thoughtful about who is in the room. Bring together the people who are closest to the problem — those who understand the issue at the root level. Be clear about who is coming and why, and spend time preparing how you’re going to tackle a problem.

— LISTEN, BE OPEN TO CHANGE OR RESPECTFULLY DISAGREE: Reaping the value of others’ thinking requires that we make it safe for people to share their views. In The New York Times Magazine article “What Google Learned From Its Quest to Build the Perfect Team,” researchers found that high-performance teams typically had environments of “psychological safety … a sense of confidence that the team will not embarrass, reject or punish someone for speaking up … a climate characterized by interpersonal trust and mutual respect in which people are comfortable being themselves.”

— ACKNOWLEDGE DECISION MAKING AND OTHER POTENTIAL OWNERSHIP RIGHTS: While it’s important that you value others’ perspectives, the reality is that not everything is or should be a consensus-based decision. If you’re going to make the final decision, tell people that up front. You can’t get people fired up and excited only to have them find out afterward that you had 51% of the vote. Collaboration becomes messy when there is ambiguity over who is accountable for which decisions, causing decision making to stall.

— PULL THROUGH, PRIORITIZE AND INFORM: Don’t stop at the point of having a great discussion. Ensure that meetings end with people knowing who is going to do what and by when. Furthermore, before moving on to the next thing, remember to loop back with colleagues and let them know what you’ve done with the valuable information, contacts or resources they’ve provided. A “thank you,” acknowledgment or quick status update can go a long way toward minimizing confusion or potential resentments down the road.

By considering the situations where multiple minds are better than one, bringing the right people to the table, staying open to listening, demonstrating courage to negotiate and making sure work gets prioritized, leaders can get the benefits of collaboration without getting mired in its messiness.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print