6 estrategias para convencer a su jefe de dejarlo trabajar desde casa

Investigaciones sugieren que trabajar desde casa incrementa la productividad, la eficiencia y el compromiso. He aquí algunas estrategias para convencer a su jefe de dejarlo trabajar a distancia.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

Más y más personas están trabajando a distancia, y muchas dicen que ello mejora su productividad y satisfacción, mientras que les ahorra tiempo y dinero. Si usted está trasladándose a una oficina todos los días, pero le gustaría trabajar en otro lugar semanalmente, ¿cómo puede convencer a su jefe de dejar que lo haga?

El horario de 9:00 a 5:00, de lunes a viernes, tiene sus “orígenes en la revolución industrial,” dice Nicholas Bloom, un profesor de Stanford University. “Sin embargo, los tiempos están cambiando. Vivimos en una era diferente.” Aun así, trabajar desde casa tiene una mala reputación. “Algunas personas… Piensan que significa perder el tiempo y ver caricaturas.” Sin embargo, de hecho, las investigaciones sugieren lo opuesto: trabajar desde casa incrementa la productividad, la eficiencia y el compromiso. “Es posible ser tan productivo, o incluso más” en casa, dice Karen Dillon, coautora de “How Will You Measure Your Life?” He aquí algunas estrategias para convencer a su jefe de dejarlo trabajar a distancia.

  • Reflexione sobre sus motivaciones: Antes de tratar el tema con su jefe, sea claro respecto a por qué le gustaría trabajar desde casa en primer lugar. Quizá su motivación es puramente profesional: quiere más espacio y tiempo para enfocarse mejor. O quizá sus razones son personales, ya sea que tenga que ver con responsabilidades en el cuidado de los niños, metas de salud física o de atención a los padres que envejecen. Cualesquiera sean sus motivos, usted necesita “ser honesto consigo mismo acerca de lo que está pidiendo,” dice Dillon.
  • Diseñe un plan: A continuación, dice Dillon, usted necesita considerar cómo podría verse un horario realista de trabajo a distancia. ¿Qué es lo que quiere? ¿Es trabajar los martes y jueves desde casa? ¿Uno de cada dos viernes? Considere qué le preocupará a su jefe, y después piense en formas de adelantarse a esas preocupaciones. Usted quizá necesite tener un plan de respaldo para mayor flexibilidad.
  • Hable con su jefe: Su propuesta debería ser simple y directa, dice Dillon. Explíquele a su jefe, “Esto es lo que estoy pensando, he aquí el porqué, y esto es lo que ganará la organización.” El último punto es crítico. “No daña el usar evidencia empírica” para hacer su argumento más atractivo, explica Dillon.
  • Déle tiempo a su jefe: Es importante “no empujar por un sí o un no de inmediato,” dice Dillon. Si su conversación inicial va bien, “preséntele a su jefe una propuesta de una página -nada excesivamente elaborado- que detalle su plan.” A continuación, retroceda, dándole a su gerente el tiempo de pensarlo.
  • Esté dispuesto a experimentar: Pruebe sugerir un periodo de prueba de tres o seis meses, dice Bloom. Si su gerente accede al plan, Dillon sugiere “comunicarse más al inicio” sólo para mostrar todo lo que usted puede hacer desde casa. Después de que la prueba termine, Dillon recomienda discutir si “sus expectativas mutuas se cumplieron.”
  • Impulse un cambio organizacional: Si su solicitud es denegada, no lo tome como algo personal, añade Dillon. Es probable que existan “mayores temas culturales” en juego. Usted podría hablar con recursos humanos acerca de implementar una nueva política en el lugar de trabajo.

“Trabajar desde casa tiene una mala reputación. Algunas personas… Piensan que significa perder el tiempo y ver caricaturas”.

“Considere qué le preocupará a su jefe, y después piense en formas de adelantarse a esas preocupaciones. Usted quizá necesite tener un plan de respaldo para mayor flexibilidad”.

“Usted podría hablar con recursos humanos acerca de implementar una nueva política en el lugar de trabajo”.

Investigaciones sugieren que trabajar desde casa incrementa la productividad, la eficiencia y el compromiso. He aquí algunas estrategias para convencer a su jefe de dejarlo trabajar a distancia.

  • Reflexione sobre sus motivaciones: Antes de tratar el tema con su jefe, sea claro respecto a por qué le gustaría trabajar desde casa en primer lugar.
  • Diseñe un plan: necesita considerar cómo podría verse un horario realista de trabajo a distancia.
  • Hable con su jefe: Su propuesta debería ser simple y directa
  • Déle tiempo a su jefe: Es importante “no empujar por un sí o un no de inmediato,”
  • Esté dispuesto a experimentar: Pruebe sugerir un periodo de prueba de tres o seis meses,
  • Impulse un cambio organizacional: Si su solicitud es denegada, no lo tome como algo personal

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Convince Your Boss to Let You Work From Home

More and more people are working remotely, and many say it improves their productivity and satisfaction while also saving them time and money. If you’re commuting to an office every day but would like to work elsewhere on a weekly basis, how can you convince your boss to let you do so?

The 9-to-5, Monday-to-Friday schedule has its “origins in the Industrial Revolution,” says Nicholas Bloom, a Stanford University professor. “But times, they are a-changin’. We live in a different era.” Still, working from home has a bad reputation. “Some people … think it means goofing off and watching cartoons.” But, in fact, research suggests the opposite: Working from home increases productivity, efficiency and engagement. “It is possible to be as or more productive” at home, says Karen Dillon, co-author of “How Will You Measure Your Life?” Here are some strategies to convince your boss to let you work remotely.

— REFLECT ON YOUR MOTIVATIONS: Before broaching the subject with your boss, be clear on why you wish to work from home in the first place. Perhaps your motivation is purely professional: You want more space and time to focus better. Or maybe your reasons are personal, whether they have to do with child care responsibilities, fitness goals or caring for aging parents. Whatever your motives, you need “to be honest with yourself about what you’re asking for,” Dillon says.

— DEVISE A PLAN: Next, Dillon says, you need to consider what a realistic remote work schedule might look like. What do you want? Is it to work Tuesdays and Thursdays from home? Every other Friday? Consider what will worry your manager, and then think of ways to pre-empt those concerns. You might need to have a backup plan for flexibility.

— TALK TO YOUR BOSS: Your proposal should be simple and straightforward, Dillon says. Explain to your boss, “Here’s what I am thinking, here’s why and here’s what the organization will gain.” That last point is critical. “There’s no harm in using empirical evidence” to make your case more compelling, Dillon says.

— GIVE YOUR BOSS TIME: It’s important “not to push for a yes or no right away,” Dillon says. If your initial conversation goes well, “present your boss with a one-page proposal — nothing elaborate — that details your plan.” And then back off, giving your manager time to think it through.

— BE WILLING TO EXPERIMENT: Try suggesting a three- or six-month trial period, Bloom says. If your manager agrees to the plan, Dillon suggests “over-communicating in the beginning” just to show how much you’re able to get done from home. After the trial ends, Dillon recommends discussing whether “your mutual expectations were met.”

— PUSH FOR ORGANIZATIONAL CHANGE: If your request is denied, don’t take it personally, Dillon adds. It’s likely that there are “bigger cultural issues” at play. You might talk to human resources about implementing a new workplace policy.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.