Cómo manejar a los colegas que interrumpen

Todos hemos conocido colegas, amigos o parejas románticas que parecen incapaces de dejarnos terminar una frase. ¿Cómo manejarlos de forma efectiva? Hay diversas tácticas que le presentamos en este artículo.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

Usted está dando una presentación sobre el rumbo estratégico de la compañía, cuando uno de sus colegas lo interrumpe. Usted hace una pausa, atiende la pregunta y continúa con su argumento –hasta que la persona lo interrumpe de nuevo. ¿Le suena conocido?

Todos hemos conocido colegas, amigos o parejas románticas que parecen incapaces de dejarnos terminar una frase. ¿Cómo manejarlos de forma efectiva? Hay diversas tácticas, pero es importante el entender cuándo y por qué las personas interrumpen a otros.

La diferencia en normas culturales es una explicación. Hay respaldo científico para idea de que la cultura juega un rol en qué tan a menudo las personas se interrumpen entre sí. Por ejemplo, las personas de culturas individualistas interactúan diferente que las de culturas colectivistas.

Los estudios de conversaciones durante juntas y discusiones grupales han encontrado que el estatus es otro factor para la interrupción. A las personas de estatus elevado se les pregunta su opinión más a menudo, hablan más, reciben más comentarios positivos, son elegidas como líderes con mayor frecuencia y, en general, dominan la conversación. Los estudios sobre conversaciones entre parejas y familias también han descubierto estos efectos de estatus.

Las personas tienden a dominar conversaciones e interrumpir cuando se sienten más poderosas que otros en la sala o cuando le quieren demostrar su poder a otros.

Entonces, ¿cómo debería manejar a los que interrumpen? He aquí algunas estrategias simples.

  • Adelántese al interruptor: Por supuesto, puede pedirle a la persona que lo interrumpió que le permita terminar lo que usted estaba diciendo. Incluso mejor, antes de empezar a hablar, dé un adelanto de lo que va a decir y estipule en qué momentos es correcto interrumpir. La consultora de lugares de trabajo, Laura Rose, sugiere señalar: “Hay muchas piezas en esta explicación. Quiero contarles la historia completa y después quiero que me digan lo que piensan sobre los detalles específicos.” Esta clase de adelanto puede detener al interruptor antes de que él o ella empiece.
  • Tenga una conversación constructiva en privado: Si las interrupciones continúan, hable con la persona en privado. Dele al interruptor el beneficio de la duda; quizá él no se da cuenta de su tendencia a interrumpir. Hable con la persona acerca de lo que ha observado y durante cuánto tiempo, y explique cómo lo afecta a usted (y a otros, de ser apropiado). Una plática directa, cuando se encuadra constructivamente, seguramente producirá un cambio de comportamiento.
  • Enliste al grupo: Si preferiría no avergonzar al interruptor, puede dirigirse a todo el grupo sin apuntar a nadie. Pídale al grupo que reflexione sobre si se están comunicando efectivamente juntos y qué podría mejorarse. Esta estrategia le permitiría a todos los miembros, incluyéndolo a usted, elevar su concientización respecto a los desafíos que enfrenta el grupo, un importante primer paso para atender problemas como este.

Al atender las interrupciones previas, podrá evitar las futuras y alentar conversaciones equilibradas y efectivas.

“La diferencia en normas culturales es una explicación. Hay respaldo científico para idea de que la cultura juega un rol en qué tan a menudo las personas se interrumpen entre sí”.

“Las personas tienden a dominar conversaciones e interrumpir cuando se sienten más poderosas que otros en la sala o cuando le quieren demostrar su poder a otros”.

“Al atender las interrupciones previas, podrá evitar las futuras y alentar conversaciones equilibradas y efectivas”.

Todos hemos conocido colegas, amigos o parejas románticas que parecen incapaces de dejarnos terminar una frase. ¿Cómo manejarlos de forma efectiva? Hay diversas tácticas, pero es importante el entender cuándo y por qué las personas interrumpen a otros.

Entonces, ¿cómo debería manejar a los que interrumpen? He aquí algunas estrategias simples.

  • Adelántese al interruptor: por supuesto, puede pedirle a la persona que lo interrumpió que le permita terminar lo que usted estaba diciendo
  • Tenga una conversación constructiva en privado: si las interrupciones continúan, hable con la persona en privado. Dele al interruptor el beneficio de la duda; quizá él no se da cuenta de su tendencia a interrumpir.
  • Enliste al grupo: si preferiría no avergonzar al interruptor, puede dirigirse a todo el grupo sin apuntar a nadie.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Handle Interrupting Colleagues

You’re giving a presentation on the company’s strategic direction when one of your colleagues interrupts you. You pause, address his question and continue with your point — until he interrupts again. Sound familiar?

All of us have known colleagues, friends or romantic partners who seem unable to let us finish a sentence. How do you handle them effectively? There are a number of tactics, but it is important to understand when and why people interrupt others.

Different cultural norms are one explanation. There is empirical support for the idea that culture plays a role in how often people interrupt each other. People from individualistic cultures interact in conversation differently than do people from collectivistic cultures, for instance.

Studies of group discussions and conversations during meetings have found that status is another factor in interruption. High-status people are asked their opinions more often, talk more, receive more positive comments, are chosen as leaders more frequently and in general dominate the conversation. Studies of conversations involving couples and families have also found such status effects.

People tend to dominate conversations and interrupt when they feel more powerful than others in the room or when they want to signal power to others.

So how should you handle interrupters? Here are some simple strategies.

— PRE-EMPT THE INTERRUPTER: Of course, you can ask the person who interrupted to allow you to finish what you were saying. Even better, before you start talking, preview what you plan to say and stipulate when it’s OK to break in. Workplace consultant Laura Rose suggests saying, “There are a lot of different pieces to this explanation. I want to tell you the entire story. Then I want to get your thoughts on specific details.” This type of preview may stop the interrupter before he or she starts.

— HOLD A CONSTRUCTIVE PRIVATE CONVERSATION: If the interruptions continue, speak to the person in private. Give the interrupter the benefit of the doubt; they may not realize their tendency to interrupt. Talk to the person about what you’ve observed and for how long, and explain how it affects you (and others, if appropriate). This straight talk, when framed constructively, is likely to produce a behavioral change.

— ENLIST THE GROUP: If you’d prefer to avoid embarrassing the interrupter, you can address the whole group without pointing fingers. Ask the group to reflect on whether you are communicating effectively together and what could be improved. This strategy would allow every member, including you, to raise their awareness of challenges facing the group, a first important step in addressing problems like this one.

By addressing past interruptions, you’ll be able to avoid future ones and encourage balanced, effective conversations.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print