Elabora un plan de acción para sentir que tu trabajo es más útil

Es demasiado fácil dejar que pasen días enteros en un abrir y cerrar de ojos, sin poder articular lo que de verdad has hecho. Una de las tácticas más efectivas para permanecer concentrado y productivo es darle propósito a cada momento de tu trabajo. Empieza entendiendo y articulando cómo se conecta tu trabajo diario con tus metas personales y las de la organización.
Después, utiliza esa información para crear un plan de acción en el que identifiques qué tareas son esenciales y cuáles pueden esperar. Haz cálculos de tiempo para cada actividad y haz un plan de trabajo para que sepas en qué debes concentrarte y cuándo. Finalmente, especifica tus distracciones —y entiende qué las causa— para que puedas identificarlas y volver a concentrarte en las tareas que están en tu lista de prioridades. Saber qué estás haciendo y por qué puede darle a tu trabajo un sentido más completo del propósito.

(Adaptado de “Stop Mindlessly Going Through Your Work Day”, por Leah Weiss).

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

Te puede interesar:

Para resolver un problema, deje de pensar en él

Reconocer tus logros es una forma de cuidado personal

No permita que su reunión sea improductiva

print

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print