Elabora un plan de acción para sentir que tu trabajo es más útil

Es demasiado fácil dejar que pasen días enteros en un abrir y cerrar de ojos, sin poder articular lo que de verdad has hecho. Una de las tácticas más efectivas para permanecer concentrado y productivo es darle propósito a cada momento de tu trabajo. Empieza entendiendo y articulando cómo se conecta tu trabajo diario con tus metas personales y las de la organización.
Después, utiliza esa información para crear un plan de acción en el que identifiques qué tareas son esenciales y cuáles pueden esperar. Haz cálculos de tiempo para cada actividad y haz un plan de trabajo para que sepas en qué debes concentrarte y cuándo. Finalmente, especifica tus distracciones —y entiende qué las causa— para que puedas identificarlas y volver a concentrarte en las tareas que están en tu lista de prioridades. Saber qué estás haciendo y por qué puede darle a tu trabajo un sentido más completo del propósito.

(Adaptado de “Stop Mindlessly Going Through Your Work Day”, por Leah Weiss).

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.