Es más difícil tener empatía con las personas si ya ha estado en sus zapatos

texto alt

Las personas que sufrieron desafíos en el pasado, tienden a mostrar menos compasión hacia alguien que enfrentaba la misma lucha, en comparación con las personas que no tienen experiencia en esa situación en particular. Veamos por qué.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Imagine que se acaba de convertir en padre de familia. Abrumado y exhausto, su desempeño en el trabajo está sufriendo. Usted desesperadamente quiere trabajar a tiempo parcial desde casa, para dedicar más atención a su familia. Uno de sus supervisores tuvo hijos mientras subía en la escalera corporativa, mientras que el otro no. ¿Qué supervisor tiene más probabilidades de aceptar su solicitud?

La mayoría de las personas recomendaría acercarse al supervisor que tiene hijos, basándose en la intuición de que la experiencia compartida genera empatía. Después de todo, ha “pasado por eso” y en consecuencia parece el mejor ubicado para entender su situación.

Nuestra investigación reciente sugiere que este instinto suele estar equivocado.

En una serie de experimentos, encontramos que las personas que sufrieron desafíos en el pasado (como un divorcio o el ser ignorado para un ascenso) tenderían menos a mostrar compasión hacia alguien que enfrentaba la misma lucha, en comparación con las personas que no tenían experiencia en esa situación en particular.

En el primer experimento, encuestamos a personas que participaban en un “polar plunge” (salto en agua helada) -saltando hacia un muy helado lago Michigan en marzo. Todos los participantesleyeron la historia acerca de un hombre llamado Pat, que quería dar el salto, pero se acobardó y se retiró del evento en el último minuto. Los participantes leyeron acerca de Pat, ya sea antes de que habían realizado el salto por sí mismos o una semana después. Encontramos que los saltadores que habían completado exitosamente el brinco eran menos compasivos y más despectivos respecto a Pat que aquellos que todavía no lo habían realizado.

En otro estudio, observamos la compasión haciaun individuo que estaba luchando con el desempleo. Más de 200 personas leyeron la historia acerca de un hombre que -a pesar de sus mejores esfuerzos- es incapaz de encontrar trabajo. Luchando para conseguir el dinero necesario para sus gastos, el hombre finalmente se rebaja a vender drogas para ganar dinero. Los resultados: las personas que habían superado un periodo de desempleo en el pasado fueron menos compasivas y más críticas que aquellos que estaban actualmente desempleados o que nunca han estado involuntariamente desempleados.

Un tercer estudio examinó la compasión hacia un adolescente que sufría acoso. A los participantes se les dijo, ya sea que el adolescente estaba superando exitosamente el problema, o que no lograba lidiar con este, al responder violentamente. En comparación con los participantes que no tenían experiencia con el acoso escolar, los participantes que reportaron haberlo sufrido en el pasado fueron más compasivos hacia el adolescente que estabalidiando apropiadamente con la experiencia. Sin embargo, de forma similar a los estudios anteriores, los participantes que sufrieron acoso en el pasado fueron los menos compasivos hacia el adolescente que no lograba superarlo exitosamente.

Analizados en conjunto, estos resultados sugieren que las personas que han sufrido una experiencia difícil tienden particularmente a penalizar a aquellos que luchan para superar un desafío similar.

Pero, ¿por qué ocurre esto? Sugerimos que este fenómeno está enraizadoen dos verdades psicológicas.
Primero, las personas generalmente tienen dificultad para recordar apropiadamente qué tan difícil fue una experiencia pasada. Éste fenómeno es conocido como la “brecha de empatía.”

Segundo, las personas que previamente han superado una experiencia adversa saben que fueron capaces de lograrlo exitosamente, lo que hace que se sientan especialmente confiados acerca de su comprensión respecto a qué tan complicado es el problema.

La experiencia combinada del “no puedo recordar qué tan difícil era” y el “sé que logre superarlo por mí mismo” crea la percepción de que el evento puede ser fácilmente conquistado, reduciendo la empatía hacia otros que luchan con él.

“Las personas generalmente tienen dificultad para recordar apropiadamente qué tan difícil fue una experiencia pasada”.

“Las personas que han superado una experiencia adversa saben que fueron capaces de lograrlo exitosamente, por lo que se sienten confiados de su comprensión de que tan complicado es el problema”.

“La experiencia combinada del “no puedo recordar qué tan difícil era” y el “sé que logre superarlo por mí mismo” crea la percepción de que el evento puede ser fácilmente conquistado, reduciendo la empatía hacia otros que luchan con él”.

En una serie de experimentos, encontramos que las personas que sufrieron desafíos en el pasado, tenderían menos a mostrar compasión hacia alguien que enfrentaba la misma lucha, en comparación con las personas que no tenían experiencia en esa situación en particular.

Analizados en conjunto, los resultados sugieren que las personas que han sufrido una experiencia difícil tienden particularmente a penalizar a aquellos que luchan para superar un desafío similar. Pero, ¿por qué ocurre esto? Sugerimos que este fenómeno está enraizado en dos verdades psicológicas.

Primero, las personas generalmente tienen dificultad para recordar apropiadamente qué tan difícil fue una experiencia pasada. Éste fenómeno es conocido como la “brecha de empatía.”

Segundo, las personas que previamente han superado una experiencia adversa saben que fueron capaces de lograrlo exitosamente, lo que hace que se sientan especialmente confiados acerca de su comprensión respecto a qué tan complicado es el problema.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

También le puede interesar:

https://dirigehoy.info/1_minute_tips/productividad/alaba-y-retroalimenta-de-la-misma-manera-en-que-quieres-que-te-alaben/

https://dirigehoy.info/s_premium/premiun/e-books/e-book-los-10-articulos-esenciales-para-tomar-mejores-decisiones/

https://dirigehoy.info/s_premium/premiun/herramientas/kit-herramientas-para-el-desarrollo-personal-vol-2/


It’s Harder to Empathize with People If You’ve Been in Their Shoes

Imagine that you have just become a new parent. Overwhelmed and exhausted, your performance at work is suffering. You desperately want to work from home part-time to devote more attention to your family. One of your supervisors had children while climbing the corporate ladder, while the other hasn’t. Which supervisor is more likely to embrace your request?

Most people would recommend approaching the supervisor who has children, drawing on the intuition that shared experience breeds empathy. After all, she has “been there” and thus seems best placed to understand your situation.

Our recent research suggests that this instinct is very often wrong.

In a series of recent experiments, we found that people who endured challenges in the past (like divorce or being skipped over for a promotion) were less likely to show compassion for someone facing the same struggle, compared with people with no experience in that particular situation.

In the first experiment, we surveyed people participating in a “polar plunge”— a jump into a very icy Lake Michigan in March. All participants read a story about a man named Pat who intended to complete the plunge, but chickened out and withdrew from the event at the last minute. Critically, participants read about Pat either before they had completed the plunge themselves, or one week after. We found that polar plungers who had successfully completed the plunge were less compassionate and more contemptuous of Pat than were those who had not yet completed the plunge.

In another study, we looked at compassion toward an individual struggling with unemployment. More than 200 people read a story about a man who — despite his best efforts — is unable to find a job. Struggling to make ends meet, the man ultimately stoops to selling drugs in order to earn money. The results: People who had overcome a period of unemployment in the past were less compassionate and more judgmental of the man than were people who were currently unemployed or had never been involuntary unemployed.

A third study examined compassion toward a bullied teenager. Participants were either told that the teen was successfully coping with the bullying, or failed to cope by lashing out violently. Compared to participants who had no experience with bullying, participants who reported having been bullied in the past themselves were more compassionate toward the teen who was appropriately coping with the experience. But, similar to our earlier studies, participants who were bullied in the past were the least compassionate toward the teen who failed to successfully cope with the bullying.

Taken together, these results suggest that people who have endured a difficult experience are particularly likely to penalize those who struggle to cope with a similar ordeal.

But why does this occur? We suggest that this phenomenon is rooted in two psychological truths.

First, people generally have difficulty accurately recalling just how difficult a past aversive experience was. This phenomenon is called an “empathy gap.”

Second, people who have previously overcome an aversive experience know that they were able to successfully overcome it, which makes them feel especially confident about their understanding of just how difficult the situation is.

The combined experience of “I can’t recall how difficult it was” and “I know that I got through it myself” creates the perception that the event can be readily conquered, reducing empathy toward others struggling with the event.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.