Repensando lo que significa la masculinidad en la oficina

texto alt

Como experta en temas de género, encuentro fascinante ver tres conversaciones que se llevan a cabo simultáneamente: el empuje de un progreso continuo para las mujeres, la evolución de las identidades de género y la crisis entre los chicos. Profundicemos un poco en la crisis de los chicos.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Como experta en temas de género, encuentro fascinante ver tres conversaciones que se llevan a cabo simultáneamente: el empuje de un progreso continuo para las mujeres, la evolución de las identidades de género y la crisis entre los chicos. Aunque estas suelen sentirse como conversaciones separadas, están relacionadas, y en el centro se encuentra una reacción a la rigidez de la masculinidad tradicional.

Las mujeres de hoy continúan su muy exitoso empuje por la igualdad. Ahora forman la mayoría de las clases que se gradúan en casi todos los países. Aunque la brecha salarial persiste en la cima, las mujeres jóvenes ahora ganan más que los hombres jóvenes, y la licencia pagada de maternidad es la norma en todas las naciones desarrolladas, con excepción de los Estados Unidos. Al mismo tiempo, el mundo está interactuando en discusiones acerca de la identidad de género.

Al mismo tiempo, las noticias acerca de los chicos son preocupantes. El diseño de la educación temprana y el predominio de maestras mujeres está llevando a que los niños tengan un menor desempeño. Los hombres jóvenes son ahora una minoría en rápida decadencia dentro de la educación superior. Además, aunque los hombres siguen ganando más que las mujeres en promedio, parte de la razón de que esta brecha salarial disminuya es que los salarios de los hombres se han reducido.

Aquí es donde nos encontramos actualmente: las mujeres han pasado el siglo anterior expandiendo la definición de “femenino” en casi todos los países. Durante el último medio siglo, la comunidad LGBT ha integrado al mundo en una conversación acerca de lo que significa vivir fuera de los estereotipos de género. Notoriamente, a pesar de estas conversaciones que llevan décadas, la definición de lo que significa ser un “hombre” sigue siendo estrecha.

Hay tanto que ha cambiado para los hombres. Sin embargo, muchos no tienen a nadie con quien hablar al respecto. Cómo Lisa Wade escribió en Salon, en un compendio de investigaciones los hombres adultos heterosexuales tienen menos amigos que otros grupos. “Más aún,” escribe “las amistades que tienen, si son con otros hombres, rinden menos apoyo emocional e involucran menores niveles de sinceridad y confianza que otros tipos de amistad.” De acuerdo con los investigadores, los hombres quieren relaciones emocionalmente íntimas tanto como las mujeres; sólo que es mucho menos probable que las tengan.

Las oficinas perpetúan las rígidas estructuras de la masculinidad. Mientras los prejuicios de género y los sistemas inflexibles siguen deteniendo a las madres trabajadoras, la investigación ha descubierto que los padres que se toman un tiempo fuera para cuidar a sus familias podrían ser más penalizados. Incluso una corta ausencia resulta en menores evaluaciones de desempeño y menos reconocimientos, algo que no sucede cuando los hombres toman tiempo fuera por otras razones.

Hasta que podamos tener una conversación incluyente acerca de los roles, expectativas y estereotipos de género, estamos condenados a seguir encerrados en ellos. En un mundo equilibrado en cuanto al género, el cómo ser un líder, gerente y empleado requiere nuevas habilidades y adaptación.

“Las mujeres de hoy continúan su muy exitoso empuje por la igualdad. Ahora forman la mayoría de las clases que se gradúan en casi todos los país”.

“De acuerdo con los investigadores, los hombres quieren relaciones emocionalmente íntimas tanto como las mujeres; sólo que es mucho menos probable que las tengan”.

“Los padres que se toman un tiempo fuera para cuidar a sus familias podrían ser más penalizados”.

Notoriamente, la definición de lo que significa ser un “hombre” sigue siendo estrecha.

Hay tanto que ha cambiado para los hombres. Sin embargo, muchos no tienen a nadie con quien hablar al respecto. Los hombres adultos heterosexuales tienen menos amigos que otros grupos. “Las amistades que tienen, si son con otros hombres, rinden menos apoyo emocional e involucran menores niveles de sinceridad y confianza que otros tipos de amistad.”

Las oficinas perpetúan las rígidas estructuras de la masculinidad. Mientras los prejuicios de género y los sistemas inflexibles siguen deteniendo a las madres trabajadoras, la investigación ha descubierto que los padres que se toman un tiempo fuera para cuidar a sus familias podrían ser más penalizados. Incluso una corta ausencia resulta en menores evaluaciones de desempeño y menos reconocimientos, algo que no sucede cuando los hombres toman tiempo fuera por otras razones.

Hasta que podamos tener una conversación incluyente acerca de los roles, expectativas y estereotipos de género, estamos condenados a seguir encerrados en ellos. En un mundo equilibrado en cuanto al género, el cómo ser un líder, gerente y empleado requiere nuevas habilidades y adaptación.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Rethinking What Masculinity Means at the Office

As an expert on gender issues, I find it fascinating to see three conversations taking place simultaneously: the push for continued progress for women, the evolution of gender identities and the crisis among boys. Although these often feel like separate conversations, they’re all related. And at the center is a reaction to the rigidity of traditional masculinity.

Women today continue their hugely successful push for equality. They’re now the majority of the educated graduating classes in almost every country. While the wage gap persists at the top, young women now out-earn young men. And paid maternity leave is the norm in every developed nation except the United States. At the same time, the world is engaging in discussions about gender identity.

Meanwhile, the news about boys is worrisome. The design of early education and the predominance of female teachers are leading boys to underperform. Young men are now a fast-dropping minority in higher education. And while men still earn more than women on average, part of the reason the pay gap has narrowed is that men’s earnings have declined.

Here’s where we find ourselves today: Women have spent the past century expanding the definition of “feminine” in almost every country. For the past half-century, the LGBT community has engaged the world in a conversation about what it means to live outside gender stereotypes. Remarkably, despite these decadeslong conversations, the definition of what it means to be a “man” is still narrow.

So much has changed for men. Yet many don’t have anyone to talk to about it. As Lisa Wade wrote in Salon in a research roundup, adult, heterosexual men have fewer friendships than other groups. “Moreover,” she writes, “the friendships they have, if they’re with other men, provide less emotional support and involve lower levels of self-disclosure and trust than other types of friendships.” According to the researchers, men wanted emotionally intimate relationships just as much as women; they were just less likely to have them.

Offices perpetuate the rigid strictures of masculinity. While gender biases and inflexible systems still hold back working mothers, research has found that fathers who take time off to care for their families may be even more harshly penalized. Even a short absence results in lower performance evaluations and fewer awards, something that doesn’t happen when men take time off for other reasons.

Until we can have an inclusive conversation about gender roles, expectations and stereotypes, we’re bound to remain locked in them. In a gender-balanced world, how to be a leader, manager and employee takes new skills and adaptation.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.