Respalde la salud de los empleados en lugar de debilitarla

Muchas compañías están dando pasos más allá de los programas de bienestar corporativo, para aumentar el bienestar de los empleados. He aquí algunas de los de las prácticas más inteligentes que he encontrado recientemente en los lugares de trabajo.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

A lo largo de la década pasada, los avances tecnológicos nos han permitido trabajar a todas horas, muchas veces con un gran costo para nuestro tiempo de sueño. Además, nos hemos vuelto más sedentarios conforme las tareas que requieren movimiento han desaparecido silenciosamente.

Muchas compañías están dando pasos más allá de los programas de bienestar corporativo, para aumentar el bienestar de los empleados. He aquí algunas de los de las prácticas más inteligentes que he encontrado recientemente en los lugares de trabajo.

-Facilitar la buena condición física. Los estudios han encontrado un enlace directo entre el movimiento físico y la agilidad mental. Tenemos clara evidencia de que el ejercicio cotidiano mejora la concentración, la memoria y la creatividad, sin mencionar el humor. Muchas compañías le ofrecen a sus empleados acceso a escritorios de pie, gimnasios en la oficina e incluso bicicletas de la compañía. Es una tendencia bienvenida.

Para las compañías que buscan medios más económicos de promover el ejercicio, The Calvert Group brinda una alternativa que vale la pena considerar. La firma de fondo mutual, con base en Washington D.C., les ofrece a los empleados que caminan al trabajo un vale de $120 dólares para comprar un nuevo par de zapatos. Es una forma relativamente económica de señalar que el ejercicio no sólo es valorado, sino recompensado.

-Facilite el comer sanamente. Ofrecer almuerzos saludables no es una opción para muchos lugares de trabajo. Puede ser costoso, pero es difícil pensar en situaciones donde el ofrecer a los empleados bocadillos saludables, como nueces, frutas y vegetales, sería una mala inversión.

No sólo las comidas saludables nos mantienen energizados, sino que la investigación indica que facilitan un trabajo de mayor calidad. Consumir frutas, por ejemplo, demostradamente mejora el humor y la creatividad, al ofrecer a nuestros cuerpos los nutrientes que necesitan para producir dopamina, un neurotransmisor que juega un rol clave para experimentar curiosidad y motivación.

-Aliente el desarrollo mental. Como seres humanos, tenemos una necesidad psicológica de desarrollar nuestra competencia. Nuestro compromiso alcanza el máximo cuando estamos siendo desafiados y adquiriendo nuevas habilidades. ¿Cómo se aseguran los grandes lugares de trabajo de que sus empleados están creciendo continuamente?

Motley Fool, una compañía servicios financieros, invita a los trabajadores a adquirir cualquier libro que quieran (de no ficción o de ficción) con cargo a la compañía, empoderando a todos para explorar nuevas ideas. Ontraport, un desarrollador de software, ha creado un programa de aprendices, que le permite a los empleados seguir a colegas en diferentes departamentos, donde pueden aprender más acerca de las áreas de experiencia de sus compañeros e identificar nuevos roles que pueden ocupar a futuro dentro de la compañía.

-Pagarle a los empleados para que dejen de trabajar. Los lugares de trabajo inteligentes reconocen que tomar un tiempo de descanso no es un lujo. Es esencial para el máximo desempeño, para una mentalidad optimista y un pleno compromiso. Los líderes que están genuinamente interesados en prevenir el agotamiento e impulsar la productividad tienen una alternativa útil a las vacaciones ilimitadas: ofrecer un número dado de días de vacaciones e incentivar a las personas para que los usen.

Entre los principales adoptadores de este enfoque está la RAND Corporation, que les paga a los trabajadores lo que equivale a un pequeño bono de vacaciones: en los días en que los empleados están de vacaciones, ganan salario y medio.

“Muchas compañías le ofrecen a sus empleados acceso a escritorios de pie, gimnasios en la oficina e incluso bicicletas de la compañía. Es una tendencia bienvenida”.

“Nuestro compromiso alcanza el máximo cuando estamos siendo desafiados y adquiriendo nuevas habilidades”.

“Los líderes que están genuinamente interesados en prevenir el agotamiento e impulsar la productividad tienen una alternativa útil a las vacaciones ilimitadas: ofrecer un número dado de días de vacaciones e incentivar a las personas para que los usen”.

Muchas compañías están dando pasos más allá de los programas de bienestar corporativo, para aumentar el bienestar de los empleados. He aquí algunas de los de las prácticas más inteligentes que he encontrado recientemente en los lugares de trabajo.

-Facilitar la buena condición física. Los estudios han encontrado un enlace directo entre el movimiento físico y la agilidad mental. Tenemos clara evidencia de que el ejercicio cotidiano mejora la concentración, la memoria y la creatividad, sin mencionar el humor.

-Facilite el comer sanamente. Consumir frutas, por ejemplo, demostradamente mejora el humor y la creatividad, al ofrecer a nuestros cuerpos los nutrientes que necesitan para producir dopamina, un neurotransmisor que juega un rol clave para experimentar curiosidad y motivación.

-Aliente el desarrollo mental. Como seres humanos, tenemos una necesidad psicológica de desarrollar nuestra competencia. Nuestro compromiso alcanza el máximo cuando estamos siendo desafiados y adquiriendo nuevas habilidades.

-Pagarle a los empleados para que dejen de trabajar. Los lugares de trabajo inteligentes reconocen que tomar un tiempo de descanso no es un lujo. Es esencial para el máximo desempeño, para una mentalidad optimista y un pleno compromiso.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Support Employee Health Instead of Sapping It

Over the past decade, technological advances have enabled us to work at all hours, often at great expense to our sleep. And we’ve become more sedentary, as tasks requiring movement have quietly disappeared.

Many companies are taking steps well beyond the usual corporate wellness programs to foster employee well-being. Here are the some of the most intelligent workplace practices I’ve encountered recently.

— Facilitate physical fitness. Studies have found a direct link between physical movement and mental agility. We have clear evidence that regular exercise improves concentration, memory and creativity — not to mention mood. Many companies now offer their employees access to standing desks, on-site gyms and even company bicycles. It’s a welcome trend.

For companies seeking more affordable methods of promoting exercise, The Calvert Group provides an alternative worth considering. The Washington, D.C., based mutual fund firm offers employees who walk to work a $120 voucher toward a new pair of shoes. It’s a relatively inexpensive way of signaling that exercise is not only valued, it’s rewarded.

— Make healthy eating easy. Providing healthy, catered lunches is not an option for many workplaces. It can be pricey, but it’s hard to think of situations where offering employees healthy snacks like nuts, fruits and vegetables would be a bad investment.

Not only do healthy foods keep us energized, research indicates they facilitate higher-quality work. Consuming fruit, for example, has been shown to elevate mood and creativity by providing our bodies with the nutrients they need to produce dopamine, a neurotransmitter that plays a pivotal role in the experience of curiosity and motivation.

— Foster mental growth. As human beings, we have a psychological need for growing our competence. Our engagement peaks when we’re being challenged and acquiring new skills. How do great workplaces ensure that employees are growing on continuous basis?

Motley Fool, a financial services company, invites workers to purchase any book they want (nonfiction or fiction) at the company’s expense, empowering them to explore new ideas. Ontraport, a software developer, has created an apprenticeship program that allows employees to shadow those in different departments, where they can learn more about their co-workers’ areas of expertise and identify new roles in the company they can fill in the future.

— Pay employees to stop working. Intelligent workplaces recognize that taking time off is not a luxury. It is essential to top performance, an optimistic mindset and full engagement. For leaders who are genuinely interested in preventing burnout and fostering productivity, there is a useful alternative to unlimited vacations: providing a set number of vacation days and incentivizing people to actually use them.

Among the early adopters of this approach is the RAND Corporation, which pays workers what amounts to a small bonus for going on vacation: On days when employees are on vacation, they earn time and a half.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.