Por qué tener una oficina verde

Los programas de bienestar se están convirtiendo en una prioridad para la mayoría de los gerentes de recursos humanos. Sin embargo, hay un importante factor de bienestar que muchos olvidan, incluso aunque pudiera ser el más importante de todos: acceso a áreas verdes.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

Los programas de bienestar se están convirtiendo en una prioridad para la mayoría de los gerentes de recursos humanos. Después de todo, la investigación muestra que un lugar de trabajo más feliz y saludable es más productivo. Para ello, están añadiendo beneficios relacionados con la salud, incluyendo salas de ejercicio y clases de yoga. Sin embargo, hay un importante factor de bienestar que muchos olvidan, incluso aunque pudiera ser el más importante de todos: acceso a áreas verdes.

La vegetación no es sólo un ambientador que es agradable a la vista. Puede elevar significativamente el bienestar de los empleados, reducir el estrés, aumentar el potencial de innovación y el sentido de conexión entre los trabajadores. Sin embargo, la mayoría de nosotros no pasamos mucho tiempo en la naturaleza. Richard Louv, autor de “The Nature Principal,” señala que estamos sufriendo colectivamente de un “desorden de déficit de naturaleza,” que nos daña mental, física e incluso espiritualmente. Añadir un poco de naturaleza a sus oficinas corporativas podría ser el movimiento más inteligente que pueda hacer este año.

Incluso una pequeña intervención verde, como tener más plantas en la oficina, puede elevar significativamente la felicidad de los empleados -y sabemos que la felicidad es un poderoso predictor del éxito de una organización. Las corporaciones pueden reducir significativamente los costos médicos organizacionales al introducir más plantas y áreas verdes en el espacio de oficinas.

Aunque crear una “oficina verde” podría parecer desafiante, en realidad no lo es. He aquí algunas formas fáciles para enverdecer su oficina:

  • Aliente a su equipo a tener “reuniones mientras caminan” afuera.
  • Aliente a su equipo a sentarse afuera o en áreas naturalmente iluminadas durante los descansos o en el almuerzo.
  • Brinde espacios para caminar, reunirse y sentarse en exteriores.
  • Si los espacios exteriores no están disponibles o se encuentra en un entorno urbano, cree un jardín interior en un atrio, o si el espacio es limitado, un “muro verde” vertical.
  • Ilumine los espacios con luz natural tanto como sea posible. Ponga persianas y, de ser posible, ventanas para dejar entrar el aire y los sonidos naturales del exterior.
  • Coloque fotografías o arte relacionado con la naturaleza
  • Reproduzca videos o presentaciones de naturaleza en sus pantallas de televisión.
  • Coloque tantas plantas como pueda en la oficina (asegurándose de que una persona designada las cuide bien).
  • Mueva su oficina más cerca de un parque o entorno natural.

Incluso si la administración de su compañía no está dispuesta o no puede hacer estas cosas, puede probar algunas usted mismo: una junta mientras camina con un colega, añadir una foto de su escenario natural favorito en su cubículo o escuchar sonidos ambientales de la naturaleza en sus audífonos. Recuerde las palabras del poeta alemán Rainer Marie Rilke: “si nos rindiéramos/a la inteligencia de la tierra/nos podríamos elevar enraizados, como árboles.”

“Los programas de bienestar se están convirtiendo en una prioridad para la mayoría de los gerentes de recursos humanos”.

“La vegetación no es sólo un ambientador que es agradable a la vista. Puede elevar significativamente el bienestar de los empleados, reducir el estrés, aumentar el potencial de innovación y el sentido de conexión entre los trabajadores”.

“Incluso si la administración de su compañía no está dispuesta o no puede hacer estas cosas, puede probar algunas usted mismo”.

Aunque crear una “oficina verde” podría parecer desafiante, en realidad no lo es. He aquí algunas formas fáciles para enverdecer su oficina:

  • Aliente a su equipo a tener “reuniones mientras caminan” afuera.
  • Aliente a su equipo a sentarse afuera o en áreas naturalmente iluminadas durante los descansos o en el almuerzo.
  • Brinde espacios para caminar, reunirse y sentarse en exteriores.
  • Si los espacios exteriores no están disponibles o se encuentra en un entorno urbano, cree un jardín interior en un atrio, o si el espacio es limitado, un “muro verde” vertical.
  • Ilumine los espacios con luz natural tanto como sea posible.
  • Coloque fotografías o arte relacionado con la naturaleza
  • Reproduzca videos o presentaciones de naturaleza en sus pantallas de televisión.
  • Coloque tantas plantas como pueda en la oficina
  • Mueva su oficina más cerca de un parque o entorno natural.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Why You Should Tell Your Team to Take a Break and Go Outside

Wellness programs are becoming a priority for most human resources managers. After all, research shows that a happier, healthier workplace is more productive. To this end, workplaces are adding health-related perks, including exercise rooms and yoga classes. However, there is one important wellness factor that many are forgetting even though it may be the most important of all: access to green spaces.

Greenery isn’t just an air freshener that’s pleasant to look at. It can significantly boost employee well-being, reduce stress, enhance innovation potential and boost a sense of connection among workers. Yet most of us don’t spend much time in nature. Richard Louv, author of “The Nature Principal,” argues that we’re collectively suffering from “nature-deficit disorder,” which hurts us mentally, physically and even spiritually. Adding a little wilderness to your corporate offices may be the smartest move you can make this year.

Even a small green intervention, like having more plants in the office, can significantly boost employee happiness — and we know that happiness is a powerful predictor of an organization’s success. Corporations can significantly reduce organizational health costs by introducing more green spaces and plants into an office space.

While creating a “green office” may seem daunting, it really isn’t. Here are some easy ways you can make your office greener:

— Encourage your staff to have “walking meetings” outside.

— Encourage your staff to sit outside or in naturally lit areas on breaks or during lunch.

— Provide outdoor walking, meeting and sitting spaces.

— If outdoor spaces are not available or you are in an urban environment, create an indoor garden in an atrium or, if space is at a premium, a vertical “green wall.”

— Light rooms with natural sunlight as much as possible. Open blinds and, if possible, windows to let in outside air and natural sounds.

— Display nature photography or artwork.

— Play nature videos or nature slides on your television or display screens.

— Place as many plants as you can around the office (making sure a designated person takes good care of them).

— Move your office closer to a park or natural environment.

Even if your company’s management is unwilling or unable to do these things, you can try a few out yourself: a walking meeting with a colleague, taping a photo of your favorite nature scene to your cubicle or listening to ambient nature sounds on your headphones. Remember the words of German poet Rainer Marie Rilke: “If we surrendered/ to earth’s intelligence/ we could rise up rooted, like trees.”

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.