3 formas de hacer más ahora mismo

Cuando necesite hacer algo de prisa, le recomendamos usar estas tres tácticas de manejo del tiempo, para maximizar su tiempo disponible y mejorar su enfoque.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Cuando necesito hacer algo de prisa, uso tres tácticas de manejo del tiempo, para maximizar mi tiempo disponible y mejorar mi enfoque. Por ejemplo, cuando regresé a casa el año pasado de mi despliegue como militar en servicio activo, necesité reajustarme rápidamente a mi trabajo corporativo y ponerme en ritmo con las prioridades y fechas de entrega del equipo. Mientras tanto, mi otra labor como productor profesional de música me estaba llamando. Tenía tiempo limitado para grabar mi siguiente proyecto, una ópera de jazz acerca de la crisis financiera europea, o arriesgarme a esperar varios meses antes de encontrar una fecha disponible tanto para los músicos como para el estudio.

En solo dos meses impulsé ingresos significativos para mi corporación y grabé exitosamente a 25 músicos y cantantes. He aquí cómo lo hice:

  • Haga una dieta de noticias: El 9 de noviembre, apagué las actualizaciones de CNN en mi computadora; bloquee los sitios de noticias en mi laptop y teléfono móvil; borré las aplicaciones de Facebook, Twitter y LinkedIn en mi teléfono; evadí todos los puestos de periódicos en camino al trabajo y evité todas las conversaciones acerca de eventos actuales. Estaba en una completa dieta de noticias.

Calculé que pasaba al menos dos horas diarias consumiendo noticias. Eso son 16 horas por semana, o 64 por mes — tiempo suficiente como para progresar sustancialmente en un proyecto. Aunque creo que una ciudadanía informada es esencial para el funcionamiento de la democracia, optar por salirse del ciclo de noticias durante periodos cortos puede ayudarlo a encontrar el tiempo suficiente para escribir un libro o arreglar una ópera.

  • Haga que su teléfono sea menos atractivo: Incluso después de que dejé de seguir las noticias, seguía revisando mi teléfono en busca de llamadas perdidas, correos electrónicos y mensajes de texto. Me alejé del teléfono móvil poniéndolo en escala de grises. Cuando cambié mi teléfono de color a blanco y negro fue como si hubiera apagado un switch mental: ya no me atraía el teléfono.
  • Retrase sus correos electrónicos: Al retrasar el envío de los correos electrónicos, usted define el ritmo de sus comunicaciones y no se arrastra al ir y venir de una conversación inmediata. Usted puede controlar cuándo y qué tan a menudo recibe correos electrónicos al agendar cuando quiere que le lleguen los correos. No permita que las listas de pendientes de otras personas lo distraigan a todas horas. Si alguien realmente necesita contactarlo de inmediato, la persona debería usar un método distinto de comunicación.

Con estas tres tácticas extremas de ahorro de tiempo, encontrará el tiempo suficiente para atender y terminar otro proyecto importante -¡y quizá incluso ganarse un lugar en el escenario!

“Apagué las actualizaciones de CNN en mi computadora; bloqueé los sitios de noticias en mi laptop y teléfono móvil; borré las aplicaciones de Facebook, Twitter y LinkedIn en mi teléfono”.

“Incluso después de que dejé de seguir las noticias, seguía revisando mi teléfono en busca de llamadas perdidas, correos electrónicos y mensajes de texto”.

“Usted puede controlar cuándo y qué tan a menudo recibe correos electrónicos al agendar cuando quiere que le lleguen los correos”.

Cuando necesito hacer algo de prisa, uso tres tácticas de manejo del tiempo, para maximizar mi tiempo disponible y mejorar mi enfoque.

Haga una dieta de noticias: Calculé que pasaba al menos dos horas diarias consumiendo noticias.

Haga que su teléfono sea menos atractivo: Me alejé del teléfono móvil poniéndolo en escala de grises. Cuando cambié mi teléfono de color a blanco y negro fue como si hubiera apagado un switch mental: ya no me atraía el teléfono.

Retrase sus correos electrónicos: Al retrasar el envío de los correos electrónicos, usted define el ritmo de sus comunicaciones y no se arrastra al ir y venir de una conversación inmediata.

Con estas tres tácticas extremas de ahorro de tiempo, encontrará el tiempo suficiente para atender y terminar otro proyecto importante – ¡y quizá incluso ganarse un lugar en el escenario!

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

3 Ways to Get More Done Right Now

When I need to get something done in a hurry, I use three time-management tactics to maximize my available time and sharpen my focus. For instance, when I returned home last year from my active duty military deployment, I had to quickly readjust to my corporate job and get up to speed with team priorities and deadlines. Meanwhile, my side hustle as a professional music producer was calling. I had limited time to record my next project, a jazz opera about the European financial crisis, or I risked having to wait several months to find a date that worked for the musicians and studio.

In just two months I drove meaningful revenue for my corporation as well as successfully recorded 25 musicians and singers. Here is how I did it:

— GO ON A NEWS DIET: On Nov. 9, I turned off the CNN feed on my computer; blocked news websites on my laptop and mobile phone; deleted the Facebook, Twitter and LinkedIn apps on my phone; evaded all newsstands on my walk to work; and avoided all conversations about current events. I was on a full-fledged news diet.

I calculated that I spent at least two hours a day consuming news media. That is 16 hours per week, or 64 per month — plenty of time to make substantial progress on a project. While I believe an informed citizenry is essential to a functioning democracy, opting out of the news cycle for short durations can help you find enough time to write a book or arrange an opera.

— MAKE YOUR PHONE LESS APPEALING: Even after I opted out of the news, I was still checking my phone for missed calls, emails and text messages. I broke away from my mobile phone by putting it in grayscale mode. When I switched my phone from color to black and white, it was like I had turned a mental switch: I wasn’t attracted to my phone anymore.

— DELAY YOUR EMAILS: By delay-sending your emails, you set the tempo on your communications and don’t get sucked into the back-and-forth of an immediate conversation. You can control when and how often you receive emails by scheduling when you want your email to be delivered. Don’t let other people’s to-do lists distract you at all hours. If someone really needs to reach you right away, they should be using a different method of communication.

With these three extreme timesaving tactics, you will find plenty of time to take on and finish another important project — and perhaps even earn a curtain call!

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.