4 maneras en las que puede ser un mejor aprendiz

texto alt

La agilidad para aprender es la capacidad del rápido y continuo aprendizaje a partir de la experiencia. Los aprendices ágiles son buenos para hacer conexiones entre experiencias, y son capaces de abandonar perspectivas o enfoques que ya no son útiles. ¿Cómo desarrolla usted la agilidad del aprendizaje?

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

La investigación muestra que los líderes que piensan y actúan a partir de las mismas suposiciones y repertorios de comportamiento que han usado por años tienden a estancarse, mostrar bajo desempeño o descarrilar. Para sostener el éxito, usted debe desarrollar agilidad para aprender.

La agilidad para aprender es la capacidad del rápido y continuo aprendizaje a partir de la experiencia. Los aprendices ágiles son buenos para hacer conexiones entre experiencias, y son capaces de abandonar perspectivas o enfoques que ya no son útiles. Las personas con esa mentalidad tienden a estar orientadas hacia aprender metas y están abiertas a nuevas experiencias.

El deseo de desarrollarse adquiriendo nuevas habilidades y dominando nuevas situaciones es un elemento fundamental de la agilidad en el aprendizaje. Los aprendices ágiles derivan satisfacción del proceso mismo del aprendizaje, lo que aumenta su motivación, además de su capacidad de aprender a partir de desafiantes experiencias de desarrollo.

¿Cómo desarrolla usted la agilidad del aprendizaje?

Ya que desarrollar la agilidad en el aprendizaje involucra aprender a reconocer y cambiar rutinas automáticas, la ayuda de un entrenador puede ser invaluable. Pero incluso si usted no está trabajando con un consejero, hay pasos que puede dar por sí mismo para mejorar su agilidad de aprendizaje:

  • Pida retroalimentación. Piense en una o más personas que han interactuado con usted u observado su desempeño en alguna tarea. Dígales que valoraría su perspectiva respecto a cómo lo hizo y pregunte qué pudiera hacer de forma distinta la próxima vez. Para maximizar el aprendizaje de su retroalimentación, domine cualquier impulso de defenderse. Agradézcales por su perspectiva y después pregúntese a usted mismo qué puede aprender.
  • Experimente con nuevos enfoques o comportamientos. Realice experimentos de pensamiento, desenterrando posibilidades al probar un punto de vista diferente. Por ejemplo, uno de mis clientes estaba preocupado acerca de dirigir su primer retiro de desarrollo con su nuevo equipo de altamente talentosos gerentes nacionales. Con algo de reflexión, se dio cuenta de que se había estancado en la perspectiva de que, para ser creíble, debía saber más que ellos. Al abandonar la suposición de que tenía que ser la experta en el tema a tratar y adoptar la perspectiva de que podía añadir más valor como facilitadora, fue capaz de diseñar y dirigir una reunión en donde las ideas creativas fluyeron libremente.
  • Busque conexiones en áreas aparentemente no relacionadas. Elija un ámbito en el que tenga experiencia, pero que no esté relacionado con su trabajo, y pregúntese cómo pudiera aplicar ese conocimiento a su desafío actual.
  • Deje tiempo para la reflexión. Una creciente cantidad de investigaciones muestran que reflexionar sistemáticamente sobre las experiencias laborales aumenta significativamente el aprendizaje. Para asegurar el progreso continuo, fórmese el hábito de hacerse preguntas como “¿qué he aprendido de esta experiencia?” y “¿qué sucedió de forma distinta a como esperaba?”

“El deseo de desarrollarse adquiriendo nuevas habilidades y dominando nuevas situaciones es un elemento fundamental de la agilidad en el aprendizaje”.

“Realice experimentos de pensamiento, desenterrando posibilidades al probar un punto de vista diferente”.

“Elija un ámbito en el que tenga experiencia, pero que no esté relacionado con su trabajo, y pregúntese cómo pudiera aplicar ese conocimiento a su desafío actual”.

Idea en síntesis:

La agilidad para aprender es la capacidad del rápido y continuo aprendizaje a partir de la experiencia. Los aprendices ágiles son buenos para hacer conexiones entre experiencias, y son capaces de abandonar perspectivas o enfoques que ya no son útiles. Las personas con esa mentalidad tienden a estar orientadas hacia aprender metas y están abiertas a nuevas experiencias.

¿Cómo desarrolla usted la agilidad del aprendizaje?

Ya que desarrollar la agilidad en el aprendizaje involucra aprender a reconocer y cambiar rutinas automáticas, la ayuda de un entrenador puede ser invaluable. Pero incluso si usted no está trabajando con un consejero, hay pasos que puede dar por sí mismo para mejorar su agilidad de aprendizaje:

  • Pida retroalimentación
  • Experimente con nuevos enfoques o comportamientos
  • Busque conexiones en áreas aparentemente no relacionadas
  • Deje tiempo para la reflexión

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

4 Ways to Become a Better Learner

Research shows that leaders who think and act from the same assumptions and behavioral repertoires they’ve used for years are prone to stagnate, underperform or derail. To sustain success, you must develop learning agility.

Learning agility is the capacity for rapid, continuous learning from experience. Agile learners are good at making connections across experiences, and they’re able to let go of perspectives or approaches that are no longer useful. People with this mindset tend to be oriented toward learning goals and open to new experiences.

A desire to develop by acquiring new skills and mastering new situations is a fundamental element of learning agility. Agile learners value and derive satisfaction from the process of learning itself, which boosts their motivation as well as their capacity to learn from challenging developmental experiences.

HOW DO YOU DEVELOP LEARNING AGILITY?

Since developing learning agility involves learning to recognize and change automatic routines, the aid of a coach can be invaluable. But even if you’re not working with a coach, there are steps you can take on your own to enhance your learning agility:

— Ask for feedback. Think of one or more people who interacted with you or observed your performance on a given task. Tell them you’d value their perspective on how you did, and ask what you could do differently the next time. To maximize learning from their feedback, restrain any urge to defend yourself. Thank them for their input, and then ask yourself what you can learn.

— Experiment with new approaches or behaviors. Conduct thought experiments, unearthing possibilities from trying out a different point of view. For example, one of my clients was concerned about leading the first team development offsite with her new team of highly talented country managers. With some reflection, she realized that she had gotten stuck in the perspective that in order to be seen as credible, she had to know more than they did. By letting go of the assumption that she had to be the subject-matter expert and adopting the perspective that she could add greater value as a facilitator, she was able to design and carry out a meeting at which creative ideas flowed freely.

— Look for connections across seemingly unrelated areas. Choose a domain you have expertise in but that’s unrelated to your work and ask yourself how you might apply that knowledge to your current challenge.

— Make time for reflection. A growing body of research shows that systematically reflecting on work experiences boosts learning significantly. To ensure continuous progress, get into the habit of asking yourself questions like “What have I learned from this experience?” and “What turned out differently than I expected?”

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.