6 problemas de las startups (empresa emergente) que los recién graduados no conocen

Sólo un 14% de los graduados estadounidenses quieren trabajar en una gran firma, mientras que un 44% quieren laborar en una startup u otra pequeña empresa. Pero también existen problemas en estas empresas emergentes que deben de ser contemplados para tomar una decisión. En este artículo le presentamos 6.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

Este mes de mayo, conforme los nuevos graduados universitarios salen a la carga hacia el mundo laboral, muchos buscarán trabajos en startups (empresas emergentes) en lugar de hacerlo en grandes compañías. De hecho, de acuerdo con una encuesta realizada en 2016 por Accenture, sólo un 14% de los graduados estadounidenses quieren trabajar en una gran firma, mientras que un 44% quieren laborar en una startup u otra pequeña empresa. Trabajar en una startup tiene ventajas, pero también hay inconvenientes. Antes de asumir que una empresa emergente va a ser su trabajo soñado, asegúrese de saber a lo que se está metiendo. Hay varios desafíos que los jóvenes trabajadores suelen no esperar.

  1. No hay salario estándar y no hay prestaciones: Si usted entra a una startup bien financiada, el salario podría ser muy alto para su puesto. Sin embargo, si entra a una operación independiente, ese número podría ser muy pequeño. Además, muchas empresas emergentes no ofrecen prestaciones como seguro dental o médico, o un plan de retiro; simplemente todavía no están en una posición financiera donde puedan ofrecerlas. Usted tendrá que ver más allá de cosas como las prestaciones y el salario para decidir si realmente quiere trabajar ahí.
  2. La cultura está evolucionando constantemente: Si usted es uno de los primeros 20 empleados en una startup, usted estará directamente involucrado en crear la cultura. Esto puede ser confuso para cualquiera, pero incluso más si es su primer trabajo. Además, si la compañía tiene una alta tasa de rotación — como sucede en muchas empresas emergentes — puede ser incluso más difícil establecer cualquier clase de cultura.
  3. Falta de estructura — o incluso de jefe: Los recién graduados están entrando a trabajar en empresas emergentes donde las metas no están claras, cambian constantemente o suceden ambas cosas, y tienen que avanzar sin supervisión o retroalimentación. Este es un escenario difícil de manejar. En algunos casos, usted podría ni siquiera tener un jefe.
  4. Presión para trabajar siempre: La mayoría las empresas emergentes no tienen días tranquilos. El entorno 24/7 de una startup puede sentirse como la semana de exámenes finales, una semana tras otra. Si no quiere estar “siempre encendido,” quizá prefiera buscar trabajo en otro lugar. En una compañía grande y más establecida, las agendas son más predecibles y los fines de semana suelen ser más sacrosantos.
  5. Falta de recursos: Trabaje para una gran compañía y tendrá amplios recursos: un departamento de recursos humanos, un departamento de tecnología, un departamento de mercadeo. Trabaje en una empresa emergente y usted es el departamento. Usted hace las contrataciones, el mercadeo, la planeación estratégica, las redes sociales — todo. Además, si no sabe cómo hacerlo, usted lo aprenderá por sí mismo. Muchos jóvenes inicialmente disfrutan la creatividad necesaria para hacer todo esto, pero eventualmente topan con pared.
  6. Incertidumbre financiera: Incluso en empresas emergentes estables, si usted no está moviendo la aguja podría ser despedido. No es personal; es simplemente que no hay dinero o tiempo que perder. Esté preparado para descubrir formas de hacer una diferencia si elige el camino de las empresas emergentes.

“Sólo un 14% de los graduados estadounidenses quieren trabajar en una gran firma, mientras que un 44% quieren laborar en una startup u otra pequeña empresa”.

“Usted tendrá que ver más allá de cosas como las prestaciones y el salario para decidir si realmente quiere trabajar ahí”.

“Trabaje en una empresa emergente y usted es el departamento”.

Antes de asumir que una empresa emergente va a ser su trabajo soñado, asegúrese de saber a lo que se está metiendo. Hay varios desafíos que los jóvenes trabajadores suelen no esperar.

  • No hay salario estándar y no hay prestaciones
  • La cultura está evolucionando constantemente
  • Falta de estructura — o incluso de jefe
  • Presión para trabajar siempre
  • Falta de recursos
  • Incertidumbre financiera

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

6 Things New Graduates Should Know Before Joining a Startup

This May, as new college graduates charge out into the workforce, many will hunt for jobs at startups instead of big companies. In fact, according to a 2016 survey by Accenture, only 14% of U.S. graduates want to work at a large firm, while 44% want to work in a startup or other small enterprise. Going to work at a startup has perks, but there are downsides, too. Before you assume a startup is going to be your dream job, make sure you know what you’re getting into. There are a number of challenges young workers often don’t expect.

1. NO STANDARD SALARY AND NO BENEFITS: If you are walking into a well-funded startup, the salary could be quite large for your position. But if you are walking into a bootstrap operation, that number could be quite small. And a lot of startups don’t offer benefits like dental or health insurance or a retirement plan; they’re just not in a financial place where they can offer them yet. You’ll have to look beyond things like benefits and salary to decide if you really want to work there.

2. THE CULTURE IS CONSTANTLY EVOLVING: If you’re one of the first 20 employees at a startup you’ll be directly involved in creating the culture. This can be disorienting for anyone, but even more so if it’s your first job. And if the company has a high turnover rate — as a lot of startups do — it can be even harder to establish any sort of culture.

3. LACK OF STRUCTURE — OR EVEN A BOSS:New graduates are entering jobs at startups where the goals are unclear, constantly changing or both, and they have to muddle through with no supervision or feedback. This is a tough scenario to handle. In some cases, you may not even have a boss.

4. PRESSURE TO ALWAYS WORK:Most startups don’t have slow days. The 24/7 environment of a startup can feel like finals week, week after week. If you don’t want to be “always on,” you might prefer to look elsewhere for work. In a larger, more established company, schedules are more predictable and weekends often more sacrosanct.

5. LACK OF RESOURCES:Go work for a big company and you’ll have plenty of resources: a human resources department, a tech department, a marketing team. Work at a startup and you are the department. You do the hiring, the marketing, the strategic planning, the social media — everything. And if you don’t know how to do it, you teach yourself. Many young people initially enjoy the creativity needed to do all this but eventually hit a wall.

6. FINANCIAL UNCERTAINTY: Even at stable startups, if you’re not moving the needle you could be laid off. It’s not personal; it’s just that there isn’t money or time to waste. Be prepared to figure out ways to make a difference if you choose the startup path.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print