Cómo decirle a su jefe que deje de hacer el trabajo de usted

Si usted siente que su jefe está más involucrado en su trabajo de lo que usted quisiera, obviamente no está solo, pero eso no significa que tiene que aceptarlo. He aquí cinco cosas que usted puede hacer para guiar a su jefe de regreso al trabajo que le corresponde, liberándolo a usted para hacer el propio.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

60% de los empleados norteamericanos no creen tener todos los días la oportunidad de hacer lo que mejor hacen en el trabajo, de acuerdo con un reporte del 2017. Tristemente, una explicación común para esto es que sus jefes están ocupados haciéndolo por ellos. Conforme los líderes ascienden en las organizaciones, tienen una fuerte tendencia a llevarse con ellos el trabajo que los hizo sentirse exitosos. La compresión organizacional resultante deja a los subordinados directos más limitados para tener un impacto, sintiendo menos satisfacción con sus trabajos y forzados a trabajar también en temas de roles más bajos.

Si usted siente que su jefe está más involucrado en su trabajo de lo que usted quisiera, obviamente no está solo, pero eso no significa que tiene que aceptarlo. Ya sea que le reporte al CEO (Presidente ejecutivo) o a un supervisor de primer nivel, es en el mejor interés de ambos prosperar en sus propios trabajos, no en los de otras personas.

He aquí cinco cosas que usted puede hacer para guiar a su jefe de regreso al trabajo que le corresponde, liberándolo a usted para hacer el propio.

  • Clarifique expectativas: Pídale su jefe que le comparta lo que el considera el ámbito que usted tiene asignado. Si la respuesta es similar a la opinión de usted, sabrá que ella no se da cuenta de su exceso de involucramiento. Sin embargo, si la respuesta sugiere un ámbito mucho más angosto del que usted considera que implica su rol, entonces necesita hablar de en qué consiste realmente su trabajo.
  • Pregunte si usted está quedando corto: El excesivo involucramiento del jefe en su trabajo pudiera ser una forma de retroalimentación velada. Pregunte si ella encuentra inadecuado algo acerca de la forma en que usted está desempeñando el rol. Si le dice que cree que usted está haciendo un gran trabajo, puede compartirle un ejemplo del por qué lo pregunta. Si su jefe le indica que está decepcionada con su desempeño, entonces resuelva eso. Pídale a su jefe que considere darle retroalimentación cuando su trabajo no cumpla las expectativas, en lugar de dar un salto y hacerlo por usted.
  • Señale las consecuencias inesperadas: El involucramiento indeseado de su jefe hace que ambos se vean mal. Sugiere que ella preferiría hacer su trabajo antes que el propio, y da a entender que no confía en usted. Además, probablemente también lo está haciendo con otros subordinados directos, comprometiendo el desempeño de todo el equipo.
  • Encuentren soluciones juntos: Hay un nivel legítimo de involucramiento que el jefe debería tener en el trabajo de aquellos a quienes dirige. Negocie con su jefe para encontrar un nivel razonable y mutuamente satisfactorio.
  • No espere: Entre más espere, es más probable que comience a atribuirle motivos a su jefe y a crear razones para explicar su comportamiento.

No suponga que su jefe está consciente de lo que está haciendo o por qué. Hágase a usted y a su jefe el favor de ayudarla a regresar a su propio carril -y permitirle a usted prosperar en el suyo.

“Pídale su jefe que le comparta lo que él considera el ámbito que usted tiene asignado”.

“PEl excesivo involucramiento del jefe en su trabajo pudiera ser una forma de retroalimentación velada”.

“No suponga que su jefe está consciente de lo que está haciendo o por qué. Hágase a usted y a su jefe el favor de ayudarla a regresar a su propio carril -y permitirle a usted prosperar en el suyo”.

Si usted siente que su jefe está más involucrado en su trabajo de lo que usted quisiera, obviamente no está solo, pero eso no significa que tiene que aceptarlo. He aquí cinco cosas que usted puede hacer para guiar a su jefe de regreso al trabajo que le corresponde, liberándolo a usted para hacer el propio.

  • Clarifique expectativas
  • Pregunte si usted está quedando corto
  • Señale las consecuencias inesperadas
  • Encuentren soluciones juntos:
  • No espere

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Tell Your Boss to Stop Doing Your Job

Sixty percent of American employees don’t believe they have the opportunity to do what they do best every day at work, according to a 2017 report. Sadly, one common explanation for this is that their bosses are busy doing it for them. As leaders rise in organizations, they have a strong tendency to take the work that made them feel successful along with them. The resulting organizational compression leaves direct reports constrained from having impact, feeling less satisfaction from their jobs and then forced to work lower than their roles, too.

If you are feeling like your boss is more involved in your job than you’d like, you obviously aren’t alone. But that doesn’t mean you have to accept it. Whether you report to the CEO or a first-level supervisor, it’s in both of your best interests to thrive in your own jobs, not other people’s.

Here are five things you can do to guide your boss back to doing her own job, freeing you to do yours.

— CLARIFY EXPECTATIONS: Ask your boss to share what she sees the scope of your role to be. If her answer aligns with your views, you know she is unaware of her over-involvement. However, if her answer suggests a much narrower scope than you understood your role to entail, then you need to talk about what your job actually is.

— ASK IF YOU’RE FALLING SHORT: Your boss’s excessive involvement in your job could be a form of veiled feedback. Ask if there is something about the way you are performing the role that she finds inadequate. If she says she thinks you’re doing a great job, you can share an example of why you are asking. If your boss does indicate she is disappointed in your performance, then address that. Ask your boss to consider offering you feedback when your work doesn’t meet expectations, rather than jumping in and doing it for you.

— POINT OUT THE UNINTENDED CONSEQUENCES: Your boss’s unwanted involvement makes you both look bad. It suggests she’d rather do your job than her own and makes her appear as if she doesn’t trust you. Most consequently, she’s probably doing it to other direct reports as well, compromising the performance of the entire team.

— FIND SOLUTIONS TOGETHER: There is a legitimate level of involvement a boss should have in the work of those she leads. Negotiate with your boss to find a mutually satisfying and reasonable level of involvement.

— DON’T WAIT: The longer you wait, the more you are likely to start ascribing motives to your boss and concocting reasons to explain her behavior.

Don’t assume your boss is aware of what she’s doing or why. Do yourself and your boss the favor of helping her get back into her own swim lane — and allowing you to thrive within yours.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.