Cómo deshacerse del mal humor

texto alt

Si usted está de mal humor en el trabajo, se afecta su productividad.
He aquí algunas ideas para cambiar hacia un estado de ánimo productivo.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Usted está de mal humor y eso afecta su desempeño en el trabajo. Así que ¿Cómo quitárselo?

Tras años de experimentación, hemos descubierto que una secuencia específica de prácticas puede, cuando se realiza en forma regular, incrementar enormemente la habilidad de un líder para cambiar hacia un estado mental productivo.

Lo llamamos el reinicio en cuatro pasos:

  1. Aplíquese en respirar: Respirar puede ayudarlo a que logre una condición fisiológica conocida como coherencia, lo que lleva a una mayor claridad mental, enfoque, estabilidad emocional y toma de decisiones. Durante la coherencia, las ramas simpática (de acción) y parasimpática (de descanso) del sistema nervioso autónomo están trabajando con reciprocidad. Cuando esto sucede, nuestro ritmo cardiaco sigue el mismo patrón –se acelera y después se reduce. Una respiración más lenta y a escala constante puede ayudar a inducir la coherencia, porque, cuando inhalamos, nuestro ritmo cardiaco se incremente y, cuando exhalamos, se reduce, ayudando de este modo a que nuestro sistema nervioso alcance ese equilibrio.
  2. Active un sentimiento positivo: Ya con la respiración lista, comience silenciosamente a enfocarse en una persona, lugar o cosa que realmente aprecie y por la cual esté agradecido. Asegúrese de que reactiva los sentimientos que generan en usted, de modo que los vuelva a experimentar. Considere usar pistas visuales o táctiles (fotografías, dibujos, objetos especiales, cartas) y estímulos externos, como la naturaleza y la música, para profundizar el sentimiento. La idea es estimular la liberación de neuroquímicos, como la dopamina y la serotonina, además de hormonas, como la oxitocina. Estas pueden, colectivamente, mejorar nuestro humor y actitud y ayudarnos a permanecer alertas, curiosos y comprometidos.
  3. Re-encuadre el pensamiento: A continuación, hágase a usted mismo una o más preguntas para evaluar su pensamiento actual y ayudarlo a decidir si otros pensamientos podrían ser más beneficiosos en la situación presente. He aquí algunas sugerencias: ¿Qué más es posible aquí?, ¿Cuál es la oportunidad en esta situación?, ¿Qué es lo que realmente importa justo ahora?, ¿Qué podría aprender en este momento?, ¿Qué dice mi corazón?, ¿Qué dice mi instinto?, ¿Cuál es un enfoque más útil/ constructivo/ positivo? y ¿Cuál es el resultado más deseable?
  • Re-enfóquese en la acción: Con la respiración en marcha, el pensamiento positivo activado y los pensamientos re-encuadrados ya emergiendo, el cuarto paso es comprometerse de nuevo, con una nueva actitud y comportamientos y quizá con un nuevo curso de acción.

Para ser honestos, este proceso es más fácil de explicar que de hacerse: toma tiempo y práctica dominar la habilidad de modificar su estado mental y crear un cambio sustentable en sus emociones, palabras y actos. Sin embargo, como dice Hilary Ware, vicepresidenta del Bristow Group, Inc., “La clave para un liderazgo fuerte es entender que el desempeño está enlazado a un estado mental claro y equilibrado.”

El reinicio en cuatro pasos es una forma simple de ayudarlo a romper sus malos hábitos, moverse hacia una mayor calma, felicidad y energía, con el resultado de ser más efectivo.

“Respirar puede ayudarlo a que logre una condición fisiológica conocida como coherencia”.

“Comience a enfocarse en una persona, lugar o cosa que realmente aprecie y por la cual esté agradecido”.

“Inicie a comprometerse de nuevo, con una nueva actitud y comportamientos y quizá con un nuevo curso de acción”.

Usted está de mal humor y eso afecta su desempeño en el trabajo. Esto puede cambiar siguiendo cuatro pasos:

  1. Aplíquese en respirar: Respirar puede ayudarlo a que logre una condición fisiológica conocida como coherencia.
  2. Active un sentimiento positivo: Comience silenciosamente a enfocarse en una persona, lugar o cosa que realmente aprecie y por la cual esté agradecido.
  3. Re-encuadre el pensamiento: A continuación, hágase a usted mismo una o más preguntas para evaluar su pensamiento actual.
  4. Re-enfóquese en la acción: Comprometerse de nuevo, con una nueva actitud y comportamientos y quizá con un nuevo curso de acción.

Le tomará tiempo y práctica dominar la habilidad de modificar su estado mental y crear un cambio sustentable en sus emociones.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Dispel a Bad Mood

You’re in a bad mood, and it’s hurting your performance at work. So how do you get yourself out of it?

After years of experimenting, we’ve discovered that one specific sequence of practices can, when performed regularly, greatly increase a leader’s ability to shift into a productive state of mind.

We call this the 4-Step Reset:

1. Engage breathing: Breathing can help you achieve a physiological condition called coherence , which leads to improved mental clarity, focus, emotional stability and decision making. During coherence, the sympathetic (speeding up) and parasympathetic (slowing down) branches of the autonomic nervous system are working in reciprocity. When this happens, our heart rate follows the same pattern – it speeds up and then slows down. Slower, deeper breathing at a constant rate can help induce coherence because when we inhale, our heart rate increases, and when we exhale it decreases, thereby helping our nervous system achieve this balance.

2. Activate a positive feeling: With breathing engaged, begin to quietly focus on a person, place, or thing that you truly appreciate and are grateful for. Make sure you reactivate the actual feelings they elicit in you so that you re-experience them. Consider using visual and tactile cues (photographs, drawings, special objects, letters) and external stimuli like nature and music to deepen the feeling. The idea is to stimulate the release of neurochemicals, such as dopamine and serotonin, and hormones, such as oxytocin. These can collectively improve our mood and outlook, and help us remain alert, curious and engaged.

3. Reframe thinking: Next, ask yourself one or more questions to assess your current thinking and help you decide if different thoughts might be more beneficial in your current situation. Here are a few suggestions:

– What else is possible here?

– What is the opportunity in this situation?

– What really matters right now?

– What could I learn in this moment?

– What does my heart say?

– What does my gut say?

– What is a more useful/constructive/positive approach?

– What is the most desirable outcome?

4. Re-engage action: With breathing engaged, a positive feeling activated and reframed thoughts emerging, the fourth step is to re-engage with a new attitude and behaviors, and perhaps a different course of action.

To be fair, this process is easier explained than done: It takes time and practice to master the ability to shift your state of mind and create sustainable change in your emotions, words and deeds. But, as Hilary Ware, senior vice president of Bristow Group, Inc. says, “The key to strong leadership is understanding that performance is linked to a clear and balanced state of mind.” T

he 4-Step Reset is a simple way to help break your bad habits, move toward greater calm, happiness and energy, and become more effective as a result.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.