Cómo lidiar con un jefe crónicamente indeciso

¿Cómo puede ayudar a un jefe tibio a tomar decisiones? ¿Si su directivo no está dispuesto a manejar, está bien que usted tome el asiento del conductor? He aquí algunas estrategias para salir adelante cuando su jefe es crónicamente indeciso.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Los directivos que parecen no poder elegir un curso de acción pueden ser enloquecedores. Usted se queda encarrilado o cambiando abruptamente de dirección, y la credibilidad de su equipo a lo largo de la organización seguramente sufrirá. Entonces, ¿cómo puede ayudar a un jefe tibio a tomar decisiones? ¿Si su directivo no está dispuesto a manejar, está bien que usted tome el asiento del conductor?

Reportarle a un jefe indeciso es incuestionablemente “una situación desafiante y frustrante”, dice Sydney Finkelstein, directora del Leadership Center en la Tuck School of Business del Dartmouth College y autora del libro “Superbosses: How Exceptional Leaders Manage the Flow of Talent.” Además de la molestia cotidiana y la falta de dirección, usted también podría tener preocupaciones acerca de sus prospectos profesionales, señala Nancy Rothbard, profesora de administración en la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania. “Si su jefe no está siendo tomado en serio en la organización ¿es usted, por extensión, percibido como inefectivo?” He aquí algunas estrategias para salir adelante cuando su jefe es crónicamente indeciso.

  • Diagnostique la situación: De acuerdo con Finkelstein, el primer paso es “descubrir qué hay detrás del comportamiento.” Ponga atención a lo que sucede en el mundo laboral de su jefe, pues ello le brindará algunas pistas respecto al porqué de la forma en que actúa. Trate de tener empatía.
  • Construya confianza: Si determina que la raíz del problema es la inseguridad su jefe, el trabajo de usted es ser un subordinado directo “extremadamente competente y digno de confianza”, dice Finkelstein. Haga buenas preguntas; brinde información relevante y útil, y ofrezca su perspectiva.
  • Póngase a cargo: Cuando usted tiene una fuerte opinión respecto a cuál debería ser la decisión, pero su jefe sigue atorado en la “parálisis del análisis” tome un enfoque diferente. En estos casos, “usted necesita ayudar a su jefe a revisar la información” y a continuación ofrecer “un argumento racional para su recomendación,” explica Rothbard. También es útil “permitir que su jefe le delegue a usted informalmente,” dice Finkelstein. Ponerse usted a cargo de la situación le quita a su jefe la carga de la toma de decisiones.
  • Hable con su jefe: Dependiendo de qué tan receptivo sea su gerente hacia la retroalimentación, quizá valga la pena una conversación honesta y respetuosa acerca de cómo su indecisión lo impacta a usted y el resto del equipo. No sea agresivo o confrontacional, dice Rothbard. “Su tono debería decir: estamos en esto juntos.”
  • Busque aliados: Otra forma de acelerar el proceso de la toma de decisiones es formando una coalición de personas “con quienes tenga una relación razonablemente buena” y “que tengan influencia sobre su jefe”, dice Finkelstein. No se queje, simplemente “pídales consejo” sobre qué hacer.
  • Protéjase a sí mismo: Si llega la conclusión de que la confusión del directivo está afectándolo a usted en su potencial profesional, Rothbard aconseja que “se distancie y se proteja a usted mismo” del comportamiento de su jefe al “desarrollar sus relaciones y trabajar en red internamente.” Si el problema persiste, quizá también quiera considerar cambiarse.

“Si su jefe no está siendo tomado en serio en la organización ¿es usted, por extensión, percibido como inefectivo?”.

“Ponga atención a lo que sucede en el mundo laboral de su jefe, pues ello le brindará algunas pistas respecto al porqué de la forma en que actúa. Trate de tener empatía”.

“Ponerse usted a cargo de la situación le quita a su jefe la carga de la toma de decisiones”.

¿Cómo puede ayudar a un jefe tibio a tomar decisiones? ¿Si su directivo no está dispuesto a manejar, está bien que usted tome el asiento del conductor? He aquí algunas estrategias para salir adelante cuando su jefe es crónicamente indeciso.

  • Diagnostique la situación: el primer paso es “descubrir qué hay detrás del comportamiento.”
  • Construya confianza: El trabajo de usted es ser un subordinado directo “extremadamente competente y digno de confianza”.
  • Póngase a cargo: Es útil “permitir que su jefe le delegue a usted informalmente.”
  • Hable con su jefe: no sea agresivo o confrontacional, dice rothbard. “su tono debería decir: estamos en esto juntos.”
  • Busque aliados: Formando una coalición de personas “con quienes tenga una relación razonablemente buena”
  • Protéjase a sí mismo: “se distánciese y se protéjase a usted mismo” del comportamiento de su jefe al “desarrollar sus relaciones y trabajar en red internamente.”

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Deal with a Chronically Indecisive Boss

Managers who can’t seem to pick a course of action can be maddening. You’re left spinning your wheels or abruptly switching directions, and your team’s credibility across the organization is likely to suffer. So how can you help a wishy-washy boss make decisions? If your manager isn’t willing to steer, is it OK for you to take the driver’s seat?

Reporting to an indecisive boss is an unquestionably “challenging and frustrating situation,” says Sydney Finkelstein, the director of the Leadership Center at the Tuck School of Business at Dartmouth College and author of the book “Superbosses: How Exceptional Leaders Manage the Flow of Talent.” In addition to the daily annoyance and lack of direction, you might also have concerns about your professional prospects, says Nancy Rothbard, a professor of management at the University of Pennsylvania’s Wharton School. “If your boss isn’t being taken seriously in the organization, are you, by extension, seen as ineffective?” Here are some strategies for coping if your boss is chronically indecisive.

— DIAGNOSE THE SITUATION: According to Finkelstein, the first step is to “figure out what is behind the behavior.” Pay attention to what’s going on in your boss’s work world because it will give you some clues as to why they’re acting the way they are. Try to have empathy.

— BUILD TRUST: If you determine that the root of the problem is your boss’s insecurity, it’s your job to be an “extremely competent and trustworthy” direct report, says Finkelstein. Ask good questions; provide relevant, useful data; and offer your perspective.

— TAKE CHARGE: When you have a strong opinion about how the decision should go but your boss is still stuck in “analysis paralysis,” take a different approach. In these cases, “you need to help your boss sort through the information” and then offer “a clear rationale for your recommendation,” Rothbard explains. It’s also helpful to “enable your boss to delegate to you without formality,” says Finkelstein. Taking charge of the situation removes the decision-making burden from your boss.

— TALK TO YOUR BOSS: Depending on how receptive your manager is to feedback, it might be worth having an honest and respectful conversation about how her wishy-washiness impacts you and the rest of the team. Don’t be aggressive or confrontational, says Rothbard. “Your tone should say, ‘We’re in this together.’”

— SEEK ALLIES: Another way to speed up the decision-making process is to form a coalition of people “with whom you have a reasonably good relationship” and “who have influence over your boss,” says Finkelstein. Don’t complain; simply “ask for their advice” on what to do.

— PROTECT YOURSELF: If you come to the conclusion that your manager’s woolliness is harming your professional potential, Rothbard advises that you “distance yourself and protect yourself” from your boss’s behavior by “developing your relationships and network internally.” If the problem persists, you might also want to consider moving on.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print