Cómo lograr plenitud de conciencia para ser menos reactivo y más pro-activo

La plenitud de conciencia altera fundamentalmente el sistema operativo de la mente y nos ayuda a ser menos reactivos y más proactivosHe aquí cinco consejos fáciles de implementar para ayudarlo a ser más consciente.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Los líderes alrededor del globo sienten que la agitación del liderazgo moderno los hace más reactivos y menos proactivos. Hay una solución a este enfoque de liderazgo innato y reaccionario: la plenitud de conciencia.

La investigación ha encontrado que cuando se practica y aplica, la plenitud de conciencia altera fundamentalmente el sistema operativo de la mente. Disminuye la actividad de las partes del cerebro responsables por las reacciones de pelear o huir, al tiempo en que incrementa la actividad en la parte del cerebro responsable de las funciones ejecutivas. Depender más de nuestro funcionamiento ejecutivo nos pone firmemente en el asiento del conductor de nuestra mente – y por extensión, de nuestras vidas.

He aquí cinco consejos fáciles de implementar para ayudarlo a ser más consciente:

  • Practique diariamente 10 minutos de entrenamiento para la plenitud de conciencia: La mayoría de las personas encuentran que las mañanas son el mejor momento para practicar la plenitud de conciencia, pero usted puede hacerlo a cualquier hora del día. Pruébelo por cuatro semanas.
  • Evite que leer el correo sea lo primero que hace por la mañana: Nuestras mentes están generalmente más enfocadas, creativas y expansivas en la mañana. Si usted lee su correo electrónico mientras se levanta, su mente se desviará y comenzará el descenso hacia el liderazgo reactivo. Trate de esperar al menos 30 minutos -incluso una hora- después de llegar al trabajo, antes de revisar su bandeja de entrada.
  • Apague todas las notificaciones: Las alarmas de notificaciones en su teléfono, tableta y laptop contribuyen significativamente al liderazgo reactivo. Lo mantienen mentalmente ocupado y lo ponen bajo presión, por ende detonando respuestas reaccionarias. Pruebe esto: durante una semana apague todas las notificaciones de correo electrónico en todos los dispositivos. Sólo revise su correo electrónico una vez cada hora; no revise compulsivamente los mensajes mientras llegan a su bandeja.
  • Deje de hacer multitasking (múltiples tareas): Esto mantiene su mente llena, ocupada y bajo presión. Lo vuelve reactivo. Trate de mantenerse enfocado en una sola tarea, y después dese cuenta cuando su mente comienza a divagarse hacia otra labor -una señal de que su cerebro desea hacer múltiples tareas. Cuando esto sucede, apague mentalmente todas las tareas superfluas que entren en sus pensamientos, mientras se mantiene enfocado en la labor que realiza.
  • Póngalo en su calendario: Agende una revisión con usted mismo cada dos semanas, para evaluar qué tan bien le está yendo con los cuatro consejos previos, o como un recordatorio de revisitar este artículo para refrescar su memoria. Considere involucrar a uno de sus compañeros para hacer lo mismo. Tener un socio en este proceso puede ser útil y motivador.

Nosotros lo alentamos a darle una oportunidad a estos consejos. Aunque la plenitud de conciencia no es una píldora mágica, lo ayudará a seleccionar más activamente sus respuestas, y a realizar elecciones calculadas en lugar de sucumbir a decisiones reactivas.

“Nuestras mentes están generalmente más enfocadas, creativas y expansivas en la mañana”.

“Las alarmas de notificaciones en su teléfono, tableta y laptop contribuyen significativamente al liderazgo reactivo. Lo mantienen mentalmente ocupado y lo ponen bajo presión”.

“Trate de mantenerse enfocado en una sola tarea, y después dese cuenta cuando su mente comienza a divagarse hacia otra labor -una señal de que su cerebro desea hacer múltiples tareas”.

La plenitud de conciencia altera fundamentalmente el sistema operativo de la mente y nos ayuda a ser menos reactivos y más proactivos. Disminuye la actividad de las partes del cerebro responsables por las reacciones de pelear o huir, al tiempo en que incrementa la actividad en la parte del cerebro responsable de las funciones ejecutivas. He aquí cinco consejos fáciles de implementar para ayudarlo a ser más consciente:

  • Practique diariamente 10 minutos de entrenamiento para la plenitud de conciencia
  • Evite que leer el correo sea lo primero que hace por la mañana
  • Apague todas las notificaciones
  • Deje de hacer multitasking (múltiples tareas):
  • Póngalo en su calendario

Aunque la plenitud de conciencia no es una píldora mágica, lo ayudará a seleccionar más activamente sus respuestas, y a realizar elecciones calculadas en lugar de sucumbir a decisiones reactivas.

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

10 Minutes of Mindfulness a Day Can Change How You React to Everything

Leaders across the globe feel that the busyness of modern-day leadership makes them more reactive and less proactive. There is a solution to this hard-wired, reactionary leadership approach: mindfulness.

Research has found that when practiced and applied, mindfulness fundamentally alters the operating system of the mind. It decreases activity in the parts of the brain responsible for fight-or-flight reactions while increasing activity in the part of the brain responsible for executive functioning. Relying more on our executive functioning puts us firmly in the driver’s seat of our minds — and by extension our lives.

Here are five easily implemented tips to help you become more mindful:

— PRACTICE 10 MINUTES OF MINDFULNESS TRAINING EACH DAY: Most people find mornings the best time to practice mindfulness, but you can do it any time of day. Try it for four weeks.

— AVOID READING EMAIL FIRST THING IN THE MORNING: Our minds are generally most focused, creative and expansive in the morning. If you read your email as you get up, your mind will get sidetracked and you’ll begin the slide toward reactive leadership. Try waiting at least 30 minutes — even an hour — after you get to work before checking your inbox.

— TURN OFF ALL NOTIFICATIONS: The notification alarms on your phone, tablet and laptop are significant contributors to reactive leadership. They keep you mentally busy and put you under pressure, thereby triggering reactionary responses. Try this: For one week turn off all email notifications on all devices. Only check your email once every hour; don’t compulsively check messages as they roll into your inbox.

— STOP MULTITASKING: It keeps your mind full, busy and under pressure. It makes you reactive. Try to maintain focus on a single task, and then notice when you find your mind drifting off to another task — a sign that your brain wishes to multitask. When this happens, mentally shut down all the superfluous tasks entering your thoughts while maintaining focus on the task at hand.

— PUT IT ON YOUR CALENDAR: Schedule a check-in with yourself every two weeks to assess how well you’re doing with the previous four tips, or as a reminder to revisit this article to refresh your memory. Consider engaging one of your peers to do the same thing. Having a partner in this process can be helpful and motivating.

We encourage you to give these tips a try. Although mindfulness isn’t a magic pill, it will help you more actively select your responses and make calculated choices instead of succumbing to reactionary decisions.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.