Cómo manejar y detectar el estrés

Sin importar lo valiente, trabajador e inteligente que usted pueda ser, llega un momento en que el estrés se vuelve abrumador y lo detona. Los detonadores son aquellas cosas que le provocan una reacción impulsiva, que podría ser o no la mejor respuesta ante alguna situación.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

Sin importar lo valiente, trabajador e inteligente que usted pueda ser, llega un momento en que el estrés se vuelve abrumador y lo detona. Los detonadores son aquellas cosas que le provocan una reacción impulsiva, que podría ser o no la mejor respuesta ante alguna situación.

Cuando detona, la parte emocional de su cerebro toma el control. Usted se inunda de adrenalina y cortisol, los mismos neurotransmisores y hormonas que evolucionaron para protegernos de amenazas como los ataques de osos (congelarse, huir o pelear). Su cerebro lógico se desconecta temporalmente, y usted pierde la habilidad de pensar racionalmente. Con el tiempo, estas reacciones pueden llevar a ansiedad aguda, depresión, irritabilidad, fatiga y otros problemas de salud.

El cómo manejamos situaciones estresantes juega un enorme papel para determinar qué tan resilientes somos. Para manejar mejor el estrés, empiece preguntándose cómo responde cuando está bajo presión:

  • ¿Cómo lo afecta físicamente el estrés (por ejemplo, rigidez en su pecho, sudoración, nudos en el estómago, dolores de cabeza, etc.)?
  • ¿Cómo lo afecta el estrés psicológica o emocionalmente (por ejemplo, sintiéndose fuera de control)?
  • ¿Cómo se libera del estrés (por ejemplo, riendo, meditando, practicando Yoga, leyendo, etc.)?

Si pone atención a las ocasiones en que experimenta estrés, emociones abrumadoras y frustración, comenzará a descubrir un patrón; usualmente hay algo o alguien que detona una respuesta de estrés. Algunas fuentes comunes de estrés con las que todos estamos familiarizados incluyen el trabajo, los niños, las finanzas, las relaciones, las enfermedades y el desequilibrio entre vida y trabajo.

La buena noticia es que, una vez que se vuelve consciente de sus detonadores, puede manejar cómo reacciona ante ellos. Las siguientes preguntas son útiles para identificarlos:

  • Me enoja cuando
  • Me siento abrumado cuando ___.
  • Me siento ofendido cuando
  • Quisiera que las personas ___.

La próxima vez que alguien diga o haga algo que active sus detonadores de estrés, practique el reconocer y entender sus emociones. Suponga una buena intención en su contraparte y busque la interpretación más positiva del comportamiento de esta.

Cuando se enfoca en la interpretación más positiva de una persona o situación, comenzará a ver las cosas de forma distinta. Reducirá sus niveles de estrés y se sorprenderá de lo optimista que se siente.

Para poner esta práctica en acción, comience identificando una situación que esté desafiando su inteligencia emocional y a continuación pregúntese:

  1. ¿Cómo me está impactando física, emocional y psicológicamente?
  2. ¿Qué detona estos sentimientos y emociones?
  3. ¿Qué puedo hacer para manejar de forma efectiva la situación y mi respuesta emocional?

La resiliencia es una serie de habilidades que pueden practicarse y perfeccionarse. Aunque no hay escasez de estrés en nuestras vidas, el manejar proactivamente sus detonadores lo pondrá otra vez en control. Al practicar estas habilidades, no solo reducirá sus niveles de estrés, sino que desarrollará inteligencia emocional, fortaleza y resiliencia.

“La próxima vez que alguien diga o haga algo que active sus detonadores de estrés, practique el reconocer y entender sus emociones”.

“La resiliencia es una serie de habilidades que pueden practicarse y perfeccionarse”.

“Al practicar estas habilidades, no solo reducirá sus niveles de estrés, sino que desarrollará inteligencia emocional, fortaleza y resiliencia”.

El cómo manejamos situaciones estresantes juega un enorme papel para determinar qué tan resilientes somos. Para manejar mejor el estrés, empiece preguntándose cómo responde cuando está bajo presión:

  • ¿Cómo lo afecta físicamente el estrés (por ejemplo, rigidez en su pecho, sudoración, nudos en el estómago, dolores de cabeza, etc.)?
  • ¿Cómo lo afecta el estrés psicológica o emocionalmente (por ejemplo, sintiéndose fuera de control)?
  • ¿Cómo se libera del estrés (por ejemplo, riendo, meditando, practicando Yoga, leyendo, etc.)?

Si pone atención a las ocasiones en que experimenta estrés, emociones abrumadoras y frustración, comenzará a descubrir un patrón; usualmente hay algo o alguien que detona una respuesta de estrés. Las siguientes preguntas son útiles para identificarlos:

  • Me enoja cuando
  • Me siento abrumado cuando ___.
  • Me siento ofendido cuando
  • Quisiera que las personas ___.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Handle Your Stress Better by Knowing What Causes It

No matter how brave, hardworking and intelligent you may be, there comes a time when stress becomes overwhelming and you get triggered. Triggers are those things that cause you to have a knee-jerk reaction that may or may not be the best response to a given situation.

When you are triggered, the emotional part of your brain takes over. You are flooded with adrenaline and cortisol, the same neurotransmitters and hormones that evolved to protect us from threats like bear attacks (freeze, fight or flight). Your logical brain temporarily shuts down, and you lose the ability to think rationally. Over time, these reactions can lead to acute anxiety, depression, irritability, fatigue and other health problems.

How we manage stressful situations plays a huge role in determining how resilient we are. To better manage stress, start by asking yourself how you respond when you are under pressure:

— How does stress affect you physically (e.g., tightness in your chest, sweating, knots in your stomach, headaches, etc.)?

— How does stress affect you psychologically or emotionally (e.g., feeling out of control)?

— How do you de-stress (e.g., laughing, meditating, practicing yoga, reading, etc.)?

If you pay attention to the times when you experience stress, overwhelming emotions and frustration, you’ll begin to notice a pattern; there is usually someone or something that triggers a stress response. Some common sources of stress we are all familiar with include work, children, finances, relationships, illness and lack of work-life balance.

The good news is, once you are aware of your triggers, you can manage how you react to them. The following questions are helpful in identifying your triggers:

— It makes me angry when ___.

— I become overwhelmed when ___.

— I feel offended when ___.

— I wish people would ___.

The next time someone says or does something that activates your stress triggers, practice acknowledging and understanding your emotions. Assume positive intent and look for the most hopeful interpretation of their behavior.

When you focus your intentions on the most positive interpretation of a person or situation, you’ll begin to see things differently. You’ll reduce your stress levels and be surprised at how much more optimistic you feel.

 

To put this practice into action, start by identifying one situation that is challenging your emotional intelligence, then ask yourself:

— How is it impacting me physically, emotionally and psychologically?

— What triggers these feelings and emotions?

— What action can I take to manage the situation and my emotional response more effectively?

Resilience is a set of skills that can be practiced and honed. While there is no shortage of stress in our lives, proactively managing your triggers will put you back in control. By practicing these skills, you will not only reduce your levels of stress but also build emotional intelligence, grit and resilience.

 

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.