Cómo motivarse a usted mismo cuando su jefe no lo hace

texto alt

Ante un jefe que no motiva, prepárese para que el estímulo ocurra desde su interior.
Aquí le presentamos algunas ideas que le ayudarán en ese momento complejo.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Afrontémoslo: algunos jefes no son inspiradores. No nos motivan a desempeñarnos al máximo –menos aún a mejorar nuestras habilidades. ¿Qué debería hacer usted si su jefe es demasiado pasivo, ambivalente o, de plano, desmotivante?

La buena noticia es que, aunque su jefe tiene mucha influencia sobre el qué tan comprometido está en el trabajo, usted puede ponerse en el asiento del piloto. “Los empleados tienen más control del que se dan cuenta sobre su capacidad de construir y sostener la motivación en el lugar de trabajo,” dice Heidi Grant Halvorson, psicóloga motivacional y autora de “Nine Things Successful People Do Differently” (Nueve Cosas Que las Personas Exitosas Hacen de Forma Diferente).

Hay muchos factores que influyen en la motivación pero “el más importante es un sentido de progreso,” dice Monique Valcour, profesora de gerencia en la EDHEC Business School de Francia, citando al libro de Teresa Amabile y Steven Kramer, titulado “The Progress Principle” (El Principio del Progreso). “Y éste surge del sentimiento de que estamos haciendo un trabajo significativo para nosotros, nuestros colegas, la organización y el mundo en general.”

He aquí cómo motivarse usted mismo cuando su jefe no lo hace:

  • Entienda qué es lo que lo mueve. Si su gerente no lo motiva o, peor aún, lo debilita, es importante darse cuenta de qué lo impulsa a usted personal y profesionalmente. Pregúntese ¿Cuándo fue la última vez que tuvo un sentido de significado y de propósito en el trabajo? ¿Cuáles fueron las condiciones que le permitieron florecer a esos sentimientos?
  • Póngase sus propias metas. Haga un plan de carrera individual para ayudarlo a seguir sus proyectos y resultados, además de poner metas para su propio desarrollo. Aunque algunas de estas metas pueden estar directamente relacionadas a su rol actual, otras podrían estar enfocadas hacia aprender y explorar áreas de intereses más allá de la descripción de su trabajo. Recuerde poner algunas metas con peldaños más cortos, de modo que usted pueda celebrar su progreso con cada paso en el camino.
  • Use una planeación “En caso de”. Por ejemplo, si su meta es terminar una presentación, pero se distrae por las conversaciones con sus colegas, usted podría decir: “Si no he terminado la presentación para el final del día el miércoles, entonces llegaré temprano el jueves, para acabarla mientras la oficina está en silencio.” Usted también podría usar la planeación “en caso de” para superar un punto bajo. Por ejemplo: “Si no recibimos financiamiento para este proyecto, entonces volveré a elaborar el plan de negocios y me acercaré nuevamente a los socios.” Al anticipar los obstáculos es menos probable que usted se atore.
  • Evalúe su propio desempeño y pida retroalimentación. Usted podría solicitar retroalimentación directamente y en el momento, de parte de su gerente, al decir algo así “¿Cómo le pareció la reunión? ¿Hay algo que yo pudiera hacer de forma distinta la próxima vez?” También podría dirigirse a sus compañeros buscando una valoración objetiva de su desempeño. Pregúntele a personas que serán francas con usted y en cuyas opiniones confíe.
  • Expanda sus redes internas y externas. Si su gerente no lo está motivando, es indispensable buscar apoyo en otro lugar –no solo para estimular su autoestima, sino también para aumentar su visibilidad. Encuentre mentores dentro de su compañía, que le brinden consejos y perspectiva. De ser posible, desarrolle un grupo interno de compañeros que esté diseñado para ayudarlos a todos a seguir avanzando.
  • Enfóquese en el aprendizaje. Al modificar el enfoque de su trabajo desde el desempeñarse perfectamente hacia el aprender y mejorar de forma consistente, usted crea las condiciones para una mayor motivación y para el éxito.

“Usted tiene más control del que se dan cuenta sobre su capacidad de construir y sostener la motivación en el lugar de trabajo”.

“Recuerde que está haciendo un trabajo significativo para usted, sus compañeros, para la organización y para el mundo en general”.

“Haga un plan de carrera individual, visualice sus propias metas”.

Cierto es que algunos jefes no son inspiradores, incluso son menos que eso. Pero tal vez desconoce que tiene más control del que se dan cuenta sobre su capacidad de construir y sostener la motivación en el lugar de trabajo. Inicie por desarrollar un sentido de progreso y piense que está haciendo un trabajo significativo para usted, sus colegas, la organización y el mundo.
Le presentamos algunos tips para motivarse, cuando su jefe no lo haga:

  • Averigüe qué lo motiva a realizar su trabajo.
  • Elabore un plan de desarrollo individual de trabajo, propóngase sus metas.
  • Al anticipar los obstáculos es menos probable que usted se atore.
  • Evalúe su propio desempeño y pida retroalimentación.
  • Encuentre mentores dentro de su compañía, que le brinden consejos y perspectiva.
  • Enfóquese en el aprendizaje.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Motivate Yourself When Your Boss Doesn’t

Let’s face it: some bosses are not inspiring. They don’t motivate us to perform at our best – let alone improve our skills. What should you do if your boss is too hands-off, ambivalent, or downright demotivating?

The good news is that while your boss has a lot of influence over how engaged you are at work, you can put yourself in the driver’s seat. “Employees have more control than they realize over their ability to build and sustain motivation in the workplace,” says Heidi Grant Halvorson, a motivational psychologist and author of “Nine Things Successful People Do Differently.”

There are many factors that influence motivation, but “the most significant one is a sense of progress,” says Monique Valcour, professor of management at EDHEC Business School in France, citing Teresa Amabile and Steven Kramer’s book, “The Progress Principle.” “And that comes from the feeling that we are doing work that is meaningful to ourselves, to our colleagues, to the organization and to the world at large.”

Here’s how to motivate yourself when your boss doesn’t:

+ Understand what makes you tick. If your manager doesn’t motivate you or, even worse, undermines you, it’s important to figure out what drives you personally and professionally. Ask yourself: When was the last time you felt a sense of meaning and purpose at work? What were the conditions that allowed those feelings to flourish?

+ Set your own goals. Make an individual career plan to help you track your projects and results, and set goals for your own development. While some of these goals may be directly related to your current role, others may be geared toward learning and exploring areas of interest outside your job description. And remember to set some goals with smaller milestones so that you can celebrate your progress each step along the way.

+ Use if-then planning. For example, if your goal is to finish a presentation, but you find yourself getting distracted by conversations with colleagues, you might say, “If I haven’t finished the presentation by the end of the day on Wednesday, then I will come in early on Thursday to finish up while it’s quiet.” Or you might use if-then planning to move past a low point. For example, “If we don’t receive funding for this project, then I will rewrite the business plan and approach the partners again.” By anticipating obstacles, you’re less likely to get stuck.

+ Evaluate your own performance and ask for feedback. You might request feedback from your manager directly and in the moment by saying something like, “How did you think the meeting went? Is there anything I might do differently next time?” You might also look to peers for an objective assessment of your performance. Ask people who will be candid with you and whose opinions you trust.

+ Expand your internal and external networks. If your manager isn’t motivating you, it’s essential to look for support elsewhere – not only to boost your confidence but also to increase your visibility. Find mentors within your own company to give guidance and perspective and, if possible, develop an in-house peer group designed to help all of you move forward.

+ Focus on learning. By shifting the focus of your work from performing perfectly to consistently learning and improving, you create the conditions for both heightened motivation and success.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.