Cómo pedir ayuda

texto alt

La mayoría de las personas simplemente no pide, no quiere o no sabe pedir ayuda.
Aquí le mostramos, en cinco lecciones, cómo hacerlo con efectividad.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Parece que los líderes siempre se están lamentando por la falta de cooperación y colaboración en sus organizaciones. Sin embargo, en muchos casos, el culpable no es la falta de voluntad de sus empleados para darle la mano a los demás –es el hecho de que la mayoría de las personas simplemente no pide o no quiere pedir ayuda.

¿Por qué? Primero, pedir ayuda se suele percibir como una señal de debilidad o ignorancia, dando a entender que alguien no puede hacer el trabajo por sí mismo. Una segunda barrera comúnmente es el nerviosismo acerca de incurrir en deudas sociales y obligaciones –“¿Qué le debo ahora a esta persona?” Tercero, y para los trabajadores estadounidenses en particular, los valores personales pueden interponerse en el camino. La autosuficiencia es uno de los 10 valores centrales que recientemente documenté en cuatro encuestas nacionales y, aunque es un rasgo admirable, también es auto limitante. En las organizaciones de hoy, usted no puede ser exitoso si no pide lo que necesita.

Entonces, ¿cómo puede facilitar el pedir ayuda? A continuación hay cinco importantes lecciones, basadas en mis recientes investigaciones con Nat Bulkley, el principal innovador de Innovation Places, además de años de experiencia usando el Anillo de la Reciprocidad –un proceso estructurado para pedir ayuda- en compañías y educación ejecutiva.

1. Gane respuestas a sus peticiones ayudando generosamente a otros en primer lugar. Al construir una reputación positiva como alguien que ayuda a otros, los otros querrán ayudarlo a usted –incluso aquellos a quienes no haya apoyado directamente. Sin embargo, mantenga en mente que los efectos de la reputación tienen una vida corta: una vieja reputación de disposición no le dará nada. Usted tiene que renovar continuamente su disposición al ayudar a otros de forma constante.

2. Sepa qué es lo que quiere pedir. Esto suena elemental, pero he observado a muchas personas que batallan con la tarea de hacer una solicitud. Un estribillo común es este: “siempre he querido estar en un salón con personas conocedoras y bien conectadas y poderles pedir cualquier cosa ¡pero no puedo pensar en nada!” he aquí algo que puede hacer para prepararse para esa situación: enfóquese en un proyecto actual y escriba sus metas en él. Tome la meta más importante y enliste las acciones y recursos necesarios para lograrla –materiales, información, datos o consejo. Entonces tendrá una serie de necesidades que puede encuadrar como preguntas.

3. Pida inteligentemente. Muchas solicitudes son tan mal formuladas que es difícil responder. Una solicitud bien formulada es SMART (por su siglas en inglés): Especifica, Significativa (por qué la necesita), Orientada a la acción (pida que algo se haga), Real (auténtica, no inventada), y con Tiempo limitado (cuándo la necesita). Una solicitud SMART es más fácil de responder que otra a la que le falte uno o más de estos cinco criterios.

4. No suponga que usted sabe qué o a quién conocen las personas. El hecho es que nunca sabrá lo que la gente sabe o cómo pueden ayudarlo hasta que se los pida.

5. Cree una cultura en la que se aliente el pedir ayuda. Facilite el pedir y dar ayuda al marcar el tono, las normas y prácticas en su ambiente de trabajo.

Recuerde que la reciprocidad es una calle de doble sentido. Tanto dar como tomar son esenciales para el éxito individual y las culturas positivas. Si usted da, pero no pide ayuda, recuerde que las personas quieren corresponder. Como líder haga del pedir y dar ayuda una práctica habitual.

“En las organizaciones de hoy, usted no puede ser exitoso si no pide lo que necesita”.

“Al construir una reputación positiva como alguien que ayuda a otros, los otros querrán ayudarlo a usted”.

“Como líder haga del pedir y dar ayuda una práctica habitual”.

Los líderes siempre se están lamentando por la falta de cooperación. Sin embargo, la mayoría de las personas simplemente no pide o no quiere pedir ayuda, ya que se suele percibir como una señal de debilidad o ignorancia.

En las organizaciones de hoy, usted no puede ser exitoso si no pide lo que necesita.

Cinco lecciones:

  • Gane respuestas a sus peticiones ayudando generosamente a otros en primer lugar.
  • Sepa qué es lo que quiere pedir.
  • Pida inteligentemente (Específico, con Significado, llame a la Acción, sea Real y con Tiempo limitado).
  • Cree una cultura en la que se aliente el pedir ayuda.

No suponga que usted sabe qué o a quién conocen las personas.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Ask for Help

It seems like leaders are always lamenting the lack of cooperation and collaboration in their organizations. But more often than not, the culprit isn’t their employees’ unwillingness to give others a hand – it’s the fact that most people simply don’t, or won’t, ask for help.

Why? First, asking for help is often perceived as a sign of weakness or ignorance, implying that someone can’t get their work done on their own. A second common barrier is nervousness about incurring social debts or obligations – “What do I owe this person now?” Third, and for American workers in particular, personal values can get in the way. Self-reliance is one of the 10 core values that I recently documented in four national surveys, and while it’s an admirable trait, it’s also self-limiting. In today’s organizations, you can’t be successful if you don’t ask for what you need.

So how can you make asking for help easier? Below are five important lessons, based on my recent research with Innovation Places principal innovator Nat Bulkley, along with years of experience using the Reciprocity Ring – a structured process of asking for help – in companies and executive education.

1. Earn responses to your requests by generously helping others in the first place. By building a positive reputation as someone who helps others, others will then want to help you – even those you haven’t directly helped. But keep in mind that the effects of reputation are short lived: An old reputation for helpfulness gets you nothing. You have to continually renew your reputation by helping others on a regular basis.

2. Know what you want to ask. This sounds elementary, but I’ve observed many people struggling with the task of coming up with a request. A common refrain is this: “I’ve always wanted to be in a room with knowledgeable, well-connected people and be able to ask for anything. But I can’t think of a thing!” Here’s something you can do to prepare for this situation: Focus on a current project and write down your goals for it. Take the most important goal and list the action steps and resources needed to achieve it – materials, information, data, or advice. You’ll then have a series of needs that you can frame as questions.

3. Ask SMARTly. Many requests are so poorly worded that it’s difficult to respond. A well-formulated request is SMART: Specific, Meaningful (why you need it), Action-oriented (ask for something to be done), Real (authentic, not made up), and Time-bound (when you need it). A SMART request is easier to respond to than one that is misses one or more of the five criteria.

4. Don’t assume you know who and what people know. The fact is, you never know what people know or how they can help until you ask.

5. Create a culture where asking for help is encouraged.Make it easy to ask for and give help by setting the tone, norms and practices in your work environment.

Remember that reciprocity is a two-way street. Both giving and taking are essential for individual success and positive cultures. If you’re a giver but don’t ask for help, remember that people want to reciprocate. And as a leader, make asking for and giving help a regular practice.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.