Cómo pedir un aumento

texto alt

Pedir un aumento y lograrlo es un arte.
Aquí le presentamos las ideas básicas.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Los mejores gerentes saben cuándo es tiempo de incrementarle su pago por un trabajo bien hecho. Pero, ¿y si su salario no ha subido en un buen tiempo? ¿Y si usted piensa que merece que le paguen más? Pedir un aumento siempre es una conversación difícil.

Puede ser difícil acercarse a su gerente para pedir un aumento. “Sin embargo, hay un arte para esa tarea,” dice Diana Faison, socia en la firma de desarrollo de liderazgo Flynn Heath Holt Leadership. “Usted necesita ser capaz de demostrar cómo añade valor y cómo ha hecho una diferencia para la compañía.”

Al igual que en cualquier tipo de negociación, usted debería tratar de ponerse en los zapatos de la otra persona y diseñar su enfoque de acuerdo a ello. “Usted tiene que pensar acerca de por qué su jefe siquiera consideraría acceder a la solicitud,” dice Kathleen McGinn, profesora de administración de negocios en la Harvard Business School.

He aquí cómo construir su petición:

+ Reúna evidencia: La preparación es indispensable. Lo primero y más importante son los hechos acerca de las contribuciones específicas que refuercen su caso: eficiencias que haya implementado para ahorrar dinero, resultados de un proyecto que usted acaba de supervisar, testimonios positivos de los consumidores o alabanzas de los altos mandos. Su jefe quizá no está al tanto de todo lo que usted ha logrado a lo largo del último año. También debería reunir información acerca de los salarios a nivel de la compañía y de la industria, de modo en que vaya con el objetivo de una cifra razonable en mente.

+ Elija el momento adecuado: La mayoría de las personas hacen su petición en el momento de las revisiones. Sin embargo, si su jefe está saturado por la presión de completar las evaluaciones de todos, podría mostrarse menos dispuesto a acceder a su petición. Él también podría ya estar limitado por un presupuesto fijo. En lugar de ello, usted agende la solicitud para coincidir con cambios en sus propias tareas.

+ Practique antes de tiempo: Es importante que ensaye lo que dirá, y no solo en su cabeza, añade Faison. “Hágalo en voz alta, practíquelo con alguien más, grábese a usted mismo y reproduzca la grabación. “Esté atento a debilidades en su argumento o señales de que no está llegando al punto con la rapidez necesaria.”

+ Tenga confianza: Mientras presenta su caso, siempre busque un tono de respeto mutuo. “Yo lo llamo las tres C’s,” dice Faison. “Usted debe estar calmado, conversacional y establecer un aire de colaboración.”

+ Evite las quejas y los ultimátum: Nunca comience la conversación con un reclamo o una amenaza. “Solo pondrá a su jefe a la defensiva, la cual no es una buena postura a tomar,” dice McGinn. Evite compararse con sus colegas o quejarse de que gana menos; manténgase positivo y enfóquese en todo lo que contribuye. Usted también debería evitar el “implícita o explícitamente amenazar con irse” como una táctica de negociación, señala McGinn.

+ Vea hacia adelante, no hacia atrás: Presente su aumento no solo como un reconocimiento por los logros previos, sino también como un reconocimiento tácito de que usted es un jugador de equipo dedicado y comprometido a crecer con la compañía. Exponga sus contribuciones y después rápidamente gire hacia lo que espera hacer a continuación. Asegúrele a su jefe que usted entiende sus presiones y metas y véndale el aumento como una forma de ayudarlo.

+ Si la respuesta es no: Si su solicitud es declinada, tenga un plan B ya preparado: ¿hay beneficios que usted podría aceptar en lugar de un aumento de salario, como bonos, acciones u horas de trabajo más flexibles? Si la respuesta de su jefe sigue siendo que no, pregunte qué será necesario para convertir la respuesta en un sí. Usted le mostrará al jefe que está comprometido a crecer dentro de la compañía.

“Los mejores gerentes saben cuándo es tiempo de incrementarle su pago por un trabajo bien hecho”.

“Usted necesita ser capaz de demostrar cómo añade valor y cómo ha hecho una diferencia para la compañía”.

““Siempre tenga un plan B. Además, pregunte qué será necesario para convertir la respuesta en un sí ”.

Los mejores gerentes saben cuándo es tiempo de incrementarle su pago por un trabajo bien hecho.

Usted necesita ser capaz de demostrar cómo añade valor y cómo ha hecho una diferencia para la compañía y además ponerse en los zapatos de la otra persona y diseñar su enfoque de acuerdo a ello.

He aquí cómo construir su petición:

  • Reúna evidencia.
  • Elija el momento adecuado: Agende la solicitud para coincidir con cambios en sus propias tareas. No use el periodo de evaluación de desempeño.
  • Practique antes de tiempo: Ensaye lo que dirá.
  • Tenga confianza: Calmado, Conversacional y establecer un aire de Colaboración.
  • Evite las quejas y los ultimátum.
  • Vea hacia adelante, no hacia atrás: Exponga sus contribuciones y gire hacia lo que espera hacer a continuación.
  • Si la respuesta es no: Tenga un plan y si falla pregunte qué será necesario para convertir la respuesta en un sí.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Ask for a Raise

The best managers know when it’s time to increase your pay for a job well done. But what if your salary hasn’t gone up in a while? What if you think you deserve to be paid more? Asking for raise is always a tough conversation.

It can be difficult to approach your manager for a raise. “But there’s an art to the ask,” says Diana Faison, a partner with leadership development firm Flynn Heath Holt Leadership. “You want to be able to demonstrate how you add value and how you’ve made a difference to the company.”

And as in any type of negotiations, you should try to put yourself in the other person’s shoes, and design your approach accordingly. “You have to think about why your boss should even consider granting your request,” says Kathleen McGinn, a professor of business administration at Harvard Business School.

Here’s how to craft your request:

+ Gather evidence: Preparation is critical. First, and most important, are facts about your own unique contributions that bolster your case: money-saving efficiencies you implemented, results from a project you’ve just overseen, positive customer testimonials, or praise from higher-ups. Your boss may not be aware of all you’ve accomplished over the past year. You should also gather information about companywide and industrywide salaries so you can go in with a reasonable target figure in mind.

+ Choose the right moment: Most people make their pitch at review time. But if your boss is overwhelmed by the pressure of completing everyone’s evaluations, he may be less inclined to grant your request. He may also already be constrained by a set budget. Instead, time your request to coincide with changes in your own tasks.

+ Practice ahead of time: It’s important to rehearse what you will say, and not just in your head, adds Faison. “Do it out loud, practice it with someone else, record yourself, and play it back.” Listen for weaknesses in your argument or signs that you aren’t getting to the point quickly enough.

+ Be confident: As you make your case, always strive for a tone of mutual respect. “I call it the Three C’s,” says Faison. “You’ve got to be calm, and conversational, and to establish an air of collaboration.”

+ Avoid complaints and ultimatums: Never start the conversation with a grievance or threat. “You’ll just put your boss on the defensive, which is not a good stance to take,” says McGinn. Avoid comparing yourself to colleagues or complaining that you make less; stay positive and focus instead on how much you contribute. You should also avoid “implicitly or explicitly threatening to leave” as a negotiating tactic, says McGinn.

+ Look forward, not backward: Pitch your raise as not only recognition for past achievements, but also tacit acknowledgment that you are a dedicated team player committed to growing with the company. Lay out your contributions, then quickly pivot to what you hope to tackle next. Assure your boss that you understand his pressures and goals, and pitch your raise as a way to help him.

+ If the answer is no: If your request is declined, have a Plan B at the ready: Are there benefits you might accept in lieu of an increase in salary, such as a bonus, stock options, or more flexible work hours? And if your boss’s answer is still no, ask what it will take to shift the answer into a yes. You’ll show your boss that you are committed to growing within the company.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.