Cómo prepararse para la licencia/permiso por maternidad.

texto alt

Puede ser estresante dejar el trabajo durante tres meses, sin importar que tan feliz sea la ocasión ¿Cómo puede usted estar segura de que ha preparado a las personas a su alrededor y a sí misma para la ausencia? Aquí le explicamos como hacerlo.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

“Parte de dirigir una compañía del siglo 21, con una fuerza laboral de siglo 21, consiste en establecer sistemas que permitan a las mujeres salir y regresar de la licencia de maternidad con un impacto mínimo en la compañía o en sus carreras,” dice Joan Williams, directora y fundadora del centro para la legislación de vida laboral en el Hastings College of the Law de la Universidad de California.

Pero “planear su licencia de maternidad es una oportunidad para demostrarle a todos que está en el juego,” dice Carol Walker, presidenta de la firma consultora “Preparados para Dirigir” que entrena a jóvenes ejecutivos.

He aquí cómo tomar control del proceso y asegurar una suave transferencia de responsabilidades antes de su salida, mientras está fuera y cuando regrese:

  • Conozca sus derechos. Si usted ha trabajado en algún lugar por más de un año, dentro de los Estados Unidos, el Family and Medical Leave Act (ley de Familia y Licencia Médica) le permite 12 semanas de licencia sin goce de sueldo para cuidar a un niño recién nacido o adoptado. Sin embargo, estas leyes solo aplican a compañías con 50 empleados o más, así que los negocios pequeños o las nuevas empresas con equipos de menor tamaño podrían tener expectativas muy diferentes. Para complicar aún más el proceso, hay que considerar que las leyes concernientes a la licencia por maternidad o incapacidad varían en cada estado, así que, tan pronto como sea posible, infórmese acerca de la ley y de las políticas de su compañía.
  • Desarrolle un plan de juego. Prepare una lista de sus principales responsabilidades, dividiéndolas en tareas que puedan ser asumidas por otros y aquellas que no son tan fáciles de delegar, como las relaciones con los clientes, funciones que requieren experiencia y supervisión de reportes directos. Comience a pensar acerca de cuáles subordinados, colegas y superiores podrían ser más adecuados para cada rol y considere contratar a alguien para cubrir su ausencia si fuera necesario.
  • Hable primero con su jefe. Aunque usted pueda estar ansiosa de compartir la noticia de su embarazo con los colegas, hable primero con su jefe. Y, si usted quiere regresar al trabajo, póngalo en claro inmediatamente; enfatice que usted es una empleada comprometida que quiere volver.
  • Obtenga el apoyo de sus colegas. Hable sinceramente con sus compañeros de trabajo y deles a saber que esta es una oportunidad para que ellos den un paso al frente y asuman responsabilidades que de otro modo estarían a meses o años de distancia. Escuche cualquier preocupación y esté abierta a la posibilidad de cambiar su plan si alguien expresa interés o muestra aptitud para algún rol en particular.
  • Comuníquese claramente con los accionistas externos. Una vez que ha decidido quién manejará sus funciones hacia el exterior, especialmente las relaciones con clientes, acérquese a esos actores externos tan pronto como sea posible. Aparte un tiempo para presentarlos con las personas que serán sus contactos mientras usted esté ausente.
  • Mantenga contacto constante y planeado con su equipo. Aunque usted tiene todo el derecho de estar incomunicada, no todo mundo se siente a gusto al estar fuera de contacto durante la licencia. Walker considera que la opción más práctica es mantener el contacto de un modo que sea conveniente para usted, ya sea por medio de correo electrónico, o quizá con una corta llamada cada semana. “Es increíblemente estresante retomar el ritmo después de estar fuera de tres a cuatro meses,” dice Walker. “Usar media hora para reportarse e informarse no es una gran intrusión y puede ser valioso para todos los involucrados.”

“Planear su licencia de maternidad es una oportunidad para demostrar a todos que está en el juego.”

“Prepare una lista de sus principales responsabilidades, dividiéndolas en tareas que puedan ser asumidas por otros y aquellas que no son tan fáciles de delegar.”

“Una vez que usted ha decidido quién manejará sus funciones hacia el exterior,acérquese a los actores externos.”

Parte de dirigir una compañía del siglo 21, con una fuerza laboral de siglo 21, consiste en establecer sistemas que le permitan a las mujeres salir y regresar de la licencia de maternidad con un impacto mínimo en la compañía o en sus carreras.

He aquí cómo tomar control del proceso:

  • Conozca sus derechos.
  • Desarrolle un plan de juego.
  • Hable primero con su jefe.
  • Obtenga el apoyo de sus colegas.
  • Comuníquese claramente con los accionistas externos.
  • Manténgase en contacto constante y planeado con su equipo.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to prepare for maternity leave

It can be stressful to step out of your job for three months, no matter how happy the occasion. How can you be sure that you’ve prepared those around you for your absence?

“Part of running a 21st-century company with a 21st-century workforce is establishing systems that allow for women to go out and return from maternity leave with minimal impact on the company or on their careers,” says Joan Williams, founding director of the Center for WorkLife Law at the University of California’s Hastings College of the Law.

But “planning for your maternity leave is an opportunity to demonstrate to everyone that you’re in the game,” says Carol Walker, president of the consulting firm Prepared to Lead, which trains young executives.

Here’s how to take ownership of the process and ensure a smooth transfer of responsibilities before you leave, while you’re away, and when you come back:

+ Know your rights .If you’ve worked somewhere for more than a year in the U.S., the Family and Medical Leave Act allows for 12 weeks of unpaid leave to care for a newborn or an adopted or foster child. However, these laws only apply to companies with 50 or more employees, so small businesses or startups with smaller staffs may have very different expectations. Further complicating the process is the fact that laws pertaining to maternity leave and disability vary from state to state, so as soon as possible, learn about the law and about your company’s own policies.

+ Develop a game plan. Prepare a list of your core responsibilities, dividing them into the tasks that can be assumed by others and those that aren’t so easy to delegate, such as client relationships, expertise-related functions, and mentorship of direct reports. Begin to think about which subordinates, peers and superiors might be best suited to each role and consider hiring someone to cover your leave if necessary.

+ Talk to your boss first. Although you may be eager to share the news of your pregnancy with colleagues, talk to your boss first. And, if you intend to come back to work, make that immediately clear; emphasize that you’re a committed employee who wants to return.

+ Get buy-in from colleagues. Talk candidly with your co-workers, particularly your direct reports, and let them know this is an opportunity for them to step up and assume responsibilities that may have otherwise been months or years away. Listen to any concerns and be open to the possibility of changing your plan if someone expresses interest or shows aptitude for a particular role.

+ Communicate clearly with outside stakeholders. Once you’ve decided who will handle your outward-facing functions, especially client relationships, reach out to those external parties as soon as possible. Set up a time to introduce them to people who will be their contacts in your absence.

+ Be in regular, planned contact with your team. While it’s perfectly within your rights to be incommunicado, not everyone feels comfortable being completely out of touch during leave. Walker believes that the more practical approach is to maintain contact in a way that’s convenient for you, either by email or perhaps with a short call each week. “It’s incredibly stressful to get up to speed after being away for three to four months,” Walker says. “Spending half an hour to check in and debrief isn’t a huge intrusion and can be valuable for everyone involved.”

(Julie Mosow is a freelance editor and writer and the lead editorial consultant at Marly Rusoff & Associates.)

© 2014 Harvard Business School Publishing Corp.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.