Cómo pueden reconocer y combatir la depresión los emprendedores

La depresión del fundador se parece mucho a la depresión típica y puede dañar a la empresa, además de poner en riesgo la salud y bienestar del fundador. En este artículo le presentamos algunos consejos para ayudar a los emprendedores a mantener a raya la depresión de fundador.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Eric es, de acuerdo a todos los datos, un emprendedor muy exitoso. Su compañía tecnológica ha crecido considerablemente en los últimos cinco años. Ha lanzado dos rondas de financiamiento, tiene una base de miles de consumidores y dirige un equipo de ocho empleados.

Aunque es admirado por sus colegas emprendedores, Eric conserva un oscuro secreto: se va a casa cada noche sintiéndose extremadamente infeliz. Siendo una persona naturalmente silenciosa, Eric se siente incómodo por el interminable trabajo en red, la búsqueda de financiamiento y la dirección de personal que debe llevar a cabo. Se ha dado cuenta de que ya no disfruta el trabajo tanto como antes, así que su motivación y desempeño se han visto afectados.

Eric tiene un clásico ejemplo de depresión de fundador. Usualmente marcada por tristeza o una pérdida de interés en las actividades, la depresión del fundador se parece mucho a la depresión típica y puede dañar a la empresa, además de poner en riesgo la salud y bienestar del fundador.

De acuerdo con las investigaciones, los emprendedores tienen 30% más probabilidades de experimentar depresión que aquellos que no lo son. La mayoría creen que la depresión de fundador es ocasionada por un mundo cada vez más complejo y competitivo.

Sin embargo, el estrés de las empresas emergentes no es la única razón por la que los emprendedores pueden experimentar depresión. Algunos fundadores podrían deprimirse porque se están obligando a sí mismos a ser emprendedores cuando, en realidad, quizá no tengan la personalidad para ello.

He aquí algunos consejos para ayudar a los emprendedores a mantener a raya la depresión de fundador.

  • Entienda su personalidad e identifique sus puntos débiles: Tome un examen de personalidad valido y confiable, como el IPIP-NEO, para evaluar sus rasgos de personalidad. ¿Cuáles son sus calificaciones más altas y más bajas? Piense acerca de qué actividades de una empresa emergente podrían ser especialmente difíciles para usted.
  • Contrate personas que complementen sus rasgos de personalidad: Consiga un socio empresarial o un cofundador que posea los rasgos de personalidad de los que usted carece. De esta forma, pueden compensar sus puntos débiles y disfrutar el trabajo que usted podría considerar estresante.
  • Cree un “nicho restaurativo” para reducir el estrés: Por ejemplo, los fundadores en las primeras etapas de su empresa emergente se encontrarán trabajando en red día y noche, incluso si no disfrutan socializando con las personas. Los psicólogos recomiendan crear un “nicho restaurativo”: un momento y lugar definido en el que puedan desestresarse y volver a su verdadero ser.
  • Conozca los signos distintivos de la depresión: Además de sentimientos de tristeza, la depresión puede incluir un repentino incremento (o disminución) en el sueño, el peso, el apetito y la energía, así como mayores sentimientos de poca valía y de culpa. Los fundadores deberían familiarizarse con estos síntomas, de forma que pueden reconocer cuando los están experimentando y buscar la ayuda profesional que necesitan.

Sólo porque usted no tiene la personalidad para ser emprendedor no significa que no puede fundar su propia compañía, pero sí significa que debe estar consciente de los riesgos para su salud mental y administrar su personalidad y entorno de acuerdo con ello. Al seguir los consejos anteriores, usted puede dar un paso más para ser un fundador más feliz y satisfecho.

“ De acuerdo con las investigaciones, los emprendedores tienen 30% más probabilidades de experimentar depresión que aquellos que no lo son”.

“Algunos fundadores podrían deprimirse porque se están obligando a sí mismos a ser emprendedores cuando, en realidad, quizá no tengan la personalidad para ello”.

“Sólo porque usted no tiene la personalidad para ser emprendedor no significa que no puede fundar su propia compañía, pero sí significa que debe estar consciente de los riesgos para su salud mental y administrar su personalidad y entorno de acuerdo con ello”.

Eric es, de acuerdo a todos los datos, un emprendedor muy exitoso. Su compañía tecnológica ha crecido considerablemente en los últimos cinco años. Eric conserva un oscuro secreto: se va a casa cada noche sintiéndose extremadamente infeliz. Siendo una persona naturalmente silenciosa, Eric se siente incómodo por el interminable trabajo en red, la búsqueda de financiamiento y la dirección de personal que debe llevar a cabo. Eric tiene un clásico ejemplo de depresión de fundador.

He aquí algunos consejos para ayudar a los emprendedores a mantener a raya la depresión de fundador.

  • Entienda su personalidad e identifique sus puntos débiles.
  • Contrate personas que complementen sus rasgos de personalidad.
  • Cree un “nicho restaurativo” para reducir el estrés.
  • Conozca los signos distintivos de la depresión.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How Founders Can Recognize and Combat Depression

Eric is, by all measures, a very successful entrepreneur. His technology company has grown considerably in the past five years. He’s raised two rounds of funding, has a customer base in the thousands and is managing a team of eight employees.

Although admired by fellow entrepreneurs, Eric harbors a dark secret: He goes home every night feeling extremely unhappy. Naturally a quiet person, Eric has become distressed by the endless networking, fundraising and people management that he is required to do. He finds that work is no longer as enjoyable as it used to be, so his motivation and performance have taken a hit.

Eric has a classic example of founder depression. Usually marked by sadness or a loss of interest in activities, founder depression looks a lot like typical depression and can damage a company as well as compromise the health and well-being of the founder.

According to research, entrepreneurs are 30% more likely to experience depression than their nonentrepreneurial counterparts. Most believe that founder depression is caused by an increasingly complex and competitive world.

But startup stress is not the only reason entrepreneurs can experience depression. Some founders may become depressed because they’re pushing themselves to be entrepreneurs when, in reality, they may not have the personality for it.

Here are some tips to help entrepreneurs keep founder depression at bay.

— UNDERSTAND YOUR PERSONALITY AND IDENTIFY YOUR WEAK SPOTS: Take a valid, reliable personality test, like the IPIP-NEO test, to evaluate your personality traits. Which are your highest and lowest scores? Think about which startup activities may be especially difficult for you.

— HIRE PEOPLE WHO COMPLEMENT YOUR PERSONALITY TRAITS: Get a business partner or co-founder who has the personality traits you’re missing. That way, they can fill in your weak spots and enjoy the work that you may find stressful.

— CREATE A “RESTORATIVE NICHE” TO REDUCE STRESS: Founders in the early stages of their startup will find themselves networking day and night, for instance, even if they don’t enjoy socializing with people. Psychologists recommend creating a “restorative niche,” a distinct place and time where someone can de-stress and revert to their true self.

— KNOW THE TELLTALE SIGNS OF DEPRESSION: Apart from feelings of sadness, depression can include a sudden increase (or decrease) in sleep, weight, appetite or energy, as well as increased feelings of worthlessness, guilt or self-blame. Founders should become familiar with these symptoms so that they can recognize when they’re experiencing them and seek out the professional help they need.

ust because you don’t have the personality to be an entrepreneur doesn’t mean you can’t found your own company. But it does mean you must be aware of mental health risks and manage your personality and surroundings accordingly. By following the tips above, you can take one step closer to becoming a happier, more satisfied founder.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.