Cómo salir de la sombra de su jefe

texto alt

Los gerentes de todos los niveles están tentados a aferrarse a sus mejores empleados al restringirles el acceso a otros directivos.
Ante esta situación le presentamos algunos tips para hacerse visible sin romper la cadena de mando.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

¿Alguna vez ha sentido que está ocultando su luz bajo un balde –y que ese balde es su gerente? No está solo.

Los gerentes de todos los niveles están tentados a aferrarse a sus mejores empleados al restringirles el acceso a otros directivos de alto rango. Sin embargo, en lugar de obsesionarse con lo que su jefe pueda o no estar haciendo, comience a pensar acerca de lo que usted puede hacer –sin romper la cadena de mando.

La antigua regla: que no puede darle la vuelta al jefe directo para hablar con el jefe o jefa de éste, sigue siendo válida. Sería caótico si todos acudiéramos a la dirigencia de nuestras organizaciones cuando no estamos de acuerdo con nuestros gerentes. De modo que aquí presentamos dos sugerencias de cómo volverse conocido en su organización sin violar la cadena de mando:

Preséntese como voluntario para actividades inter-funcionales que incluyan a otras personas que estén en su nivel o por arriba de él. Ofrezca traer un nuevo producto o proceso a su división. Inscríbase para la fuerza de tarea que esté analizando una nueva estrategia. Apoye en un grupo de enfoque para evaluar nuevas opciones de beneficio. Casi cualquier cosa funcionará, especialmente si fue propuesta por alguien de mayor rango y usted responde “Sí, pero debo revisarlo con mi jefe.”

Este es el truco: su jefe no será capaz de decir que no, si usted se ofrece como voluntario en una junta donde otras personas lo han escuchado, o si la solicitud es una importante prioridad organizacional. Él o ella indudablemente le pedirán que lo haga simultáneamente con su trabajo actual. Usted sólo deberá encontrar cómo hacerlo o cómo decir no a tareas que no sean tan cruciales.

He aquí un ejemplo: un joven gerente, llamado Juan, quien tenía un jefe restrictivo, se ofreció de voluntario para ayudar a subcontratar parte de la compañía a Filipinas, lo que requería que él estuviera en Asia. Debido a la importancia del proyecto, el jefe de Juan no pudo decir que no.

Debido a que era tan lejos, el jefe de Juan no podía esperar que hiciera ambos roles. Juan hizo tan bien el trabajo para el que se ofreció como voluntario que se volvió visible para el jefe de su jefe y otros gerentes de alto rango y su carrera despegó.

Es importante seleccionar, para ser voluntario, una actividad en lo que pueda demostrar sus habilidades. Si la persuasión es uno de sus talentos, ofrézcase para promover la campaña United Way en su compañía. Si usted es experto en manejar los detalles ofrezca coordinar la logística de un proyecto complicado. Si es muy bueno en manejar personas, sea voluntario para un rol de liderazgo.

Conviértase en un emprendedor interno. Esto no es tan difícil como usted podría pensar. Siempre hay oportunidades para iniciar algo nuevo y colegas que se comprometerán con la idea. Una advertencia: su proyecto podría tener que comenzar como una operación de incógnito, a la hora del almuerzo o después del trabajo, especialmente si usted trabaja en una organización muy formal.

Aquí un ejemplo: una aprendiz de administración se preguntaba por qué su compañía no tenía un día de servicio a la comunidad, como otras empresas en su ciudad, así que comenzó a hablar con sus colegas, formó un pequeño grupo y le pidió a un amigo de marketing que preparara una serie de diapositivas presentando la idea. Ella y su grupo fueron a recursos humanos, donde fue aceptada y, con ayuda de recursos humanos, presentaron la idea ante la gerencia de alto nivel. El día de servicio a la comunidad se realizó sin contratiempos y, además de proveer un gran servicio a la comunidad, ella y sus colegas fueron ampliamente reconocidas.

“No se obsesione con lo que su jefe puede o no hacer”.

“La regla: que no puede darle la vuelta al jefe directo para hablar con el jefe o jefa de éste, sigue siendo válida”.

“Es importante seleccionar una actividad en la que pueda demostrar sus habilidades”.

Los gerentes de todos los niveles están tentados a aferrarse a sus mejores empleados al restringirles el acceso a otros directivos de alto rango.

La regla: No darle la vuelta al jefe directo para hablar con el jefe o jefa de éste, sigue siendo válida.

Preséntese como voluntario para actividades inter-funcionales que incluyan a otras personas que estén en su nivel o por arriba de él. Ofrezca traer un nuevo producto o proceso a su división. Inscríbase para la fuerza de tarea que esté analizando una nueva estrategia. Siempre agregando: “Sí, pero debo revisarlo con mi jefe.”

Así mismo, si usted se ofrece como voluntario en una junta donde otras personas lo han escuchado, o si la solicitud es una importante prioridad organizacional, él o ella indudablemente le pedirán que lo haga simultáneamente con su trabajo actual.

Es importante seleccionar una actividad en la que pueda demostrar sus habilidades.

Conviértase en un emprendedor interno. Esta actividad tendrá que realizarla a la hora del almuerzo o después del trabajo.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

También le puede interesar:

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/articulos-premium/tiene-usted-una-mentalidad-de-gerente/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/herramientas/kit-herramientas-para-dirigir-reuniones-efectivas/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/e-books/e-book-10-articulos-esenciales-para-fortalecer-tus-habilidades-directivas/


How to Get Out from Under Your Boss’s Shadow

Do you ever feel that you’re hiding your light under a bushel – and that bushel is your manager? You’re not alone.

Managers at all levels are tempted to hold on to their best employees by restricting their access to other senior managers. But instead of obsessing about what your boss may or may not be doing, start thinking about what you can do – without violating the chain of command.

The age-old rule that you can’t go around your direct manager to talk to his or her boss holds true. It would be chaos if we all went to the top of our organizations whenever we disagreed with our managers. So here are two suggestions on how to become known in your organization without violating the chain of command:

+ Volunteer for cross-functional activities that include people at your level or above. Offer to bring a new product or process to your division. Sign up for a task force assessing a new strategy. Serve on a focus group to evaluate new benefit options. Almost anything will work, especially if it has been proposed by someone senior to you and if you say “Yes, but I have to check with my boss.”

Here’s the trick: Your boss will not be able to say no if you volunteer in a meeting where people have heard you volunteer, or if the request is an important organizational priority. He or she will undoubtedly ask you to do it along with your current job. You’ll just have to figure out how to do that or how to say no to assignments that aren’t as crucial.

Here’s an example: A young manager named John who had a restrictive boss volunteered to help outsource part of his company to the Philippines, which required him to be in Asia. Because of the importance of this project, John’s boss couldn’t say no. And because it was so far away, John’s boss couldn’t expect him to do both roles. John did such a good job with the job he volunteered for that he became visible to his boss’s boss and other senior managers, and his career took off.

It’s important to select something to volunteer for that shows off your skills. If persuasion is one of your talents, sign up to promote the United Way campaign in your company. If you are superb at managing the details, offer to coordinate the logistics of a complicated project. If you are great at managing people, volunteer for a leadership role.

+ Become an internal entrepreneur. This isn’t as difficult as you might think. There are always opportunities to start something new, and colleagues who will get engaged with the idea and help out. One caveat: your project may have to start as a skunk-works operation at lunch or after work, especially if you work in a very formal organization.

Here is an example: A management trainee wondered why her company didn’t have a community service day like other companies in her city, so she started talking to colleagues, formed a small group, and asked a friend in marketing to make a slide deck presenting the idea. She and her group then went to HR where it was accepted and, with HR’s help, presented the idea to senior management. The community service day came off without a hitch, and in addition to providing great service to the community, she and her colleagues were widely recognized.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.