Cómo separar lo personal y lo profesional en las redes sociales

texto alt

Afrontémoslo: Las redes sociales son peligrosas. Un solo y desafortunado comentario puede descarrilar una carrera.
Así que ¿cómo podemos equilibrar lo personal y lo profesional en línea?

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Afrontémoslo: Las redes sociales son peligrosas. Un solo y desafortunado comentario puede descarrilar una carrera. Sin embargo, en una era en la que los trabajadores más jóvenes están conectados en línea con un promedio de 16 compañeros de trabajo y donde desde un 40 hasta un 60 por ciento de los gerentes de contratación usan las redes sociales para monitorear a empleados potenciales, simplemente no es razonable estar completamente fuera de las redes sociales.

Así que ¿cómo podemos equilibrar lo personal y lo profesional en línea?

En un estudio reciente, hablamos con docenas de profesionistas acerca de su uso de las redes sociales y nos sorprendió la variedad de enfoques que están usando. Algunos profesionales a los que encontramos todavía lograron evitar por completo las redes sociales. Sin embargo la mayoría lo ven como algo poco realista en muchas ocupaciones y no están dispuestos a privarse de las ventajas que las redes sociales aportan en términos de conectarse con personas y recolectar información.

Antes de hacer cualquier elección consciente de su estrategia preferida para las redes sociales, los profesionistas deberían hacer un rápido autodiagnóstico de cuáles son actualmente sus comportamientos más normales en línea. ¿Valoran antes que nada la transparencia y la autenticidad? Si lo hacen y por tanto publican en las redes sociales cualquier cosa que llega a su mente, asumen lo que llamamos una estrategia abierta. La clave es asegurarse de que entiendan que esto es riesgoso.

En lugar de ello podrían usar una estrategia de audiencia, que es menos riesgosa, al cuidarse de mantener separadas sus redes profesionales y personales. Por ejemplo, un publicador sin reservas en Facebook podría aprender a desviar las solicitudes de amistad de compañeros y contractos profesionales hacia una cuenta de LinkedIn. Esto no solo evita el peligro de parecer poco profesional ante los colegas, sino también el peligro potencial de parecer que habla como representante del empleador. Sin embargo, los individuos que adoptan una estrategia de audiencia deben tener en mente que las redes son fluidas: personas que inician como amigas pueden convertirse más adelante en compañeros de trabajo e incluso en jefes –en cuyo caso la estrategia de audiencia puede quedar en duda.

Escuchamos que algunos profesionales se sienten obligados a aceptar solicitudes de amistad de contactos profesionales. En ese caso puede ser útil una estrategia de contenido, que implica aceptar esas solicitudes y resignarse a solo publicar contenido cuidadosamente seleccionado. Las personas que usan esta estrategia publican información e imágenes que proyectan una imagen de profesionalismo o, por lo menos, no afectan la reputación que están tratando de ganar con su jefe, sus compañeros y clientes. La desventaja de eta estrategia es, por supuesto, que ya no pueden desahogar o expresar vulnerabilidad sin un nivel de autoedición que puede sentirse -y percibirse- como poco auténtico.

Podría no ser obvio para todos, pero es cierto: Entre más estén dirigidos a un círculo específico del mundo social, habrá menos riesgo de que las publicaciones causen ofensa o vergüenza. Por ello, para cualquier persona dispuesta a invertir el tiempo y esfuerzo, le recomendamos una estrategia más sofisticada. La estrategia personalizada, en la que los usuarios de redes sociales manejan tanto su audiencia como su contenido. Esto es lo que Google+ se diseñó para facilitar. También encontramos personas haciendo esto en Facebook al crear dos listas, una personal y otra profesional y compartiendo contenido diferente para esas listas.

Lo importante es que los empleados tomen decisiones de estrategia para sí mismos –con sus ojos abiertos a los riesgos, entendiendo que ninguna estrategia personal de redes sociales es perfecta y con la conciencia de que el contexto importa.

“Antes de hacer cualquier elección consciente de su estrategia preferida para las redes sociales, los profesionistas deberían hacer un rápido autodiagnóstico de cuáles son actualmente sus comportamientos más normales en línea”.

“La desventaja de la estrategia de contenido es que ya no pueden desahogar o expresar vulnerabilidad sin un nivel de autoedición que puede sentirse -y percibirse- como poco auténtico”.

“Lo importante es que los empleados tomen decisiones de estrategia para sí mismos –con sus ojos abiertos a los riesgos, entendiendo que ninguna estrategia personal de redes sociales es perfecta y con la conciencia de que el contexto importa”.

Afrontémoslo: Las redes sociales son peligrosas. Un solo y desafortunado comentario puede descarrilar una carrera. Así que ¿cómo podemos equilibrar lo personal y lo profesional en línea?

Pueden usar una estrategia de audiencia, que implica mantener separadas sus redes profesionales y personales, pero se debe tener en mente que las redes son fluidas: personas que inician como amigas pueden convertirse más adelante en compañeros de trabajo e incluso en jefes –en cuyo caso la estrategia de audiencia puede quedar en duda.

Escuchamos que algunos profesionales se sienten obligados a aceptar solicitudes de amistad de contactos profesionales. En ese caso puede ser útil una estrategia de contenido, que implica aceptar esas solicitudes y resignarse a solo publicar contenido cuidadosamente seleccionado.

Para cualquier persona dispuesta a invertir el tiempo y esfuerzo, le recomendamos una estrategia más sofisticada. La estrategia personalizada, en la que los usuarios de redes sociales manejan tanto su audiencia como su contenido.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

También le puede interesar:

https://dirigehoy.info/articulos/desarrollo-personal/que-hace-usted-bien-que-los-demas-no/

https://dirigehoy.info/s_premium/premiun/e-books/e-book-10-articulos-esenciales-para-la-comunicacion-asertiva/

https://dirigehoy.info/s_premium/premiun/herramientas/kit-herramientas-para-negociar-con-resultados/

 


How to Separate the Personal and Professional on Social Media

Let’s face it: Social media is risky. A single, unfortunate post can throw a career off track. And yet in an era in which younger workers are connected with an average of 16 co-workers online and where 40% to 60% of hiring managers use social media to screen potential hires, it is simply not reasonable to stay off social media entirely.

So how can we balance the personal and professional online?

In a recent research study, we spoke with dozens of professionals about their use of social media, and were struck by the variety of approaches they are using. Some professionals, we found, still manage to avoid social media altogether. But most see that as unrealistic in many occupations, and are unwilling to be deprived of the advantages social media affords in terms of connecting to people and collecting information.

Before making any conscious choice of preferred social media strategy, professionals should do a quick self-diagnosis of their current, most natural online behavior. Do they value transparency and authenticity first and foremost? If they do, and thus post whatever comes to mind on social media, they embrace what we call an Open strategy. The key is to ensure that they understand this is risky.

They might instead use a less risky Audience strategy, being careful to keep their professional and personal networks separate. For instance, an unreserved Facebook poster might learn to deflect friend requests from co-workers and professional contacts and direct them instead to a LinkedIn account. This not only avoids the danger of appearing unprofessional to colleagues but also the potential problem of seeming to speak as a representative of the employer. Individuals who adopt an Audience strategy, however, must be mindful that networks are fluid: People who begin as friends can later become co-workers, or even bosses – in which case, an Audience strategy can be compromised.

But we heard from some professionals that they feel compelled to accept friend requests from professional contacts. In that case, a Content strategy can be useful, which entails accepting these requests and resigning oneself to posting only carefully considered content. People who use this strategy post information and photos that project an image of professionalism, or at least do not undercut the reputation they are trying to earn with their boss, co-workers and clients. The drawback with this strategy is of course that they can no longer vent or express vulnerability without a level of self-editing that may feel – and be perceived as – inauthentic.

It might not be obvious to everyone, but it is true: The more that posts are tailored to specific circles in a social world, the less risk there is that they will cause offense or embarrassment. Thus, for anyone willing to invest the time and effort, we recommend a more sophisticated strategy, the Custom strategy, in which social media users manage both their audience and their content. This is what Google+ was designed to facilitate. We also found people doing this on Facebook by creating two lists, one personal and another professional, and posting different content to these lists.

But the important thing is for employees to make strategy choices for themselves – with their eyes open to the risks; with an understanding that no personal social media strategy is perfect; and with an awareness that context matters.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.