Cómo trabajar para un jefe chismoso e indiscreto

Puede ser desalentador y desmoralizante cuando su jefe le dice cosas que no debería. Incluso podría ocasionar que usted confíe menos en su jefe. En este artículo le presentamos algunas ideas de cómo responder ante un jefe indiscreto.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

Es evidente que usted quiere la confianza de su jefe. Sin embargo, ¿qué pasa si su jefe comparte cosas que él no debería? ¿Hay alguna forma de llamar la atención sobre comentarios y comportamientos poco profesionales, sin arriesgar su relación -o su empleo?

Puede ser desalentador y desmoralizante cuando su jefe le dice cosas que no debería, señala Annie McKee, fundadora del Teleos Leadership Institute y coautora de “Primal Leadership.” Incluso podría ocasionar que usted confíe menos en su jefe, dice Nancy Rothbard, profesora de administración en la Wharton School de la University of Pennsylvania. He aquí algunas ideas de cómo responder ante un jefe indiscreto.

  • Cambie el tema: La mejor forma de manejar comentarios inapropiados cuando hay otras personas en la sala, dice McKee, es “romper el flujo de la conversación” y traer el enfoque de regreso a la tarea que realizan. Su meta, coincide Rothbard, es “cambiar el tema”.
  • No se deje arrastrar: La situación no es mucho más simple si su jefe le confía individualmente algo de un colega o un tema del lugar de trabajo que usted no debería conocer. Si tienen una buena relación, el hablar puede ser tan simple como decir: “estoy un poco incómodo con la dirección de esta conversación,” señala McKee. Otra forma de contrarrestar el chisme es sugiriendo “ofrecer el beneficio de la duda” a la persona de la que se habla, dice Rothbard. Si su jefe continúa insistiendo respecto a ese colega, es importante que usted se mantenga neutral.
  • Hable con su jefe: Confrontar a su jefe acerca de un episodio específico o un patrón de comportamiento poco profesional o comentarios chismosos es incuestionablemente “difícil”, dice Rothbard. Primero, mencione las cosas positivas que han discutido, señala McKee. Esto “le indica a su jefe que no fue todo malo” y que usted no está “golpeándolo”. Segundo, mencione lo que lo preocupó o lo puso incómodo. Finalmente, lleve la conversación “de regreso a las nobles metas de su jefe.”
  • Busque consejo: hablar con “un colega de confianza o un mentor” acerca de que su jefe comparte información en exceso, también podría ayudar, dice McKee. El propósito de la conversación no es quejarse; es aprender nuevas estrategias para lidiar con ello. “Diga ‘estoy preocupado por la dinámica en nuestra unidad. ¿Puedes aconsejarme sobre cómo ayudar a mi jefe a construir un equipo más fuerte?’”
  • No sea tan duro con su jefe: “Ponemos a nuestros jefes de un estándar muy elevado,” dice McKee, y olvidamos que los líderes también son humanos. Ella sugiere que usted “lleve notas a lo largo de un cierto periodo” en las que registre las faltas percibidas. También póngale atención a las “reacciones de las otras personas” hacia su jefe, explica. Usted podría descubrir que lo que pensó que era una patológica falta de profesionalismo es sólo un incidente pasajero.

Es incómodo tener que ser el más profesional en una relación con su jefe. Sin embargo, el evitar ser arrastrado por el chisme lo ayudará a construir una reputación como un empleado profesional -y un colega digno de confianza.

“La mejor forma de manejar comentarios inapropiados cuando hay otras personas en la sala, es romper el flujo de la conversación”.

“Otra forma de contrarrestar el chisme es sugiriendo “ofrecer el beneficio de la duda” a la persona de la que se habla. Si su jefe continúa insistiendo respecto a ese colega, es importante que usted se mantenga neutral”.

“Ponemos a nuestros jefes de un estándar muy elevado, y olvidamos que los líderes también son humanos”.

Puede ser desalentador y desmoralizante cuando su jefe le dice cosas que no debería. Incluso podría ocasionar que usted confíe menos en su jefe. He aquí algunas ideas de cómo responder ante un jefe indiscreto:

  • Cambie el tema
  • No se deje arrastrar
  • Hable con su jefe
  • Busque consejo
  • No sea tan duro con su jefe

Es incómodo tener que ser el más profesional en una relación con su jefe. Sin embargo, el evitar ser arrastrado por el chisme lo ayudará a construir una reputación como un empleado profesional -y un colega digno de confianza.

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Work for a Gossipy Boss

It’s a given that you want your boss’s trust. But what if your boss shares things with you that he shouldn’t? Is there a way to call out unprofessional comments and behavior without risking your relationship — or your job?

It can be disheartening and demoralizing when your boss tells you things he shouldn’t, says Annie McKee, founder of the Teleos Leadership Institute and a co-author of “Primal Leadership.” It may even cause you to trust your boss less, says Nancy Rothbard, a professor of management at the University of Pennsylvania’s Wharton School. Here are some ideas for how to respond to an indiscreet boss.

— CHANGE THE SUBJECT: The best way to handle inappropriate comments when there are others in the room, McKee says, is to “break the flow of conversation” and bring the focus back to the task at hand. Your goal, Rothbard agrees, is to “change the subject.”

— DON’T BE TAKEN IN: The situation isn’t much easier if your boss confides in you one-on-one about a colleague or workplace issue you ought not be privy to. If you have a good relationship, speaking up can be as simple as saying, “I’m a little uncomfortable with the direction of this conversation,” McKee says. Another way to counterbalance gossip is to suggest “offering the benefit of the doubt” to the person being gossiped about, Rothbard says. If your boss continues to harp on that colleague, it’s important that you remain neutral.

— TALK TO YOUR BOSS: Confronting your boss about a specific instance or pattern of unprofessional behavior or gossipy remarks is unquestionably “difficult,” Rothbard says. First, state the positive things that you discussed, McKee says. This “primes your boss that it was not all bad” and that you’re not “slamming” her. Second, state what troubled you or made you uncomfortable. Finally, bring the conversation “back to your boss’s noble goals.”

— SEEK ADVICE: Talking to “a trusted senior colleague or mentor” about your boss’s oversharing might also help, McKee says. The purpose of the conversation is not to gripe; it’s to learn new coping strategies. “Say, ‘I am troubled by the dynamic in our unit. Can you give me some advice on how to help my boss build a stronger team?’”

— CUT YOUR BOSS SOME SLACK: “We hold our bosses to a very high standard,” McKee says, and forget that leaders are human, too. She suggests you “keep notes over a certain period” in which you record perceived improprieties. Pay attention to “other people’s reactions” to your boss as well, she says. You may discover that what you thought was pathological unprofessionalism is just a blip.

It’s uncomfortable to have to be the more professional one in a relationship with your boss. But avoiding being drawn in by gossip will help you build a reputation as a professional employee — and a trustworthy colleague.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.