Cómo construir las relaciones que necesita en el trabajo

texto alt

Llevarse bien con sus compañeros no solo hace más placenteros sus días, sino que lo vuelve mejor en su trabajo. He aquí cómo puede hacer del trabajo un lugar menos solitario para usted.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Las relaciones laborales importan. Llevarse bien con sus compañeros no solo hace más placenteros sus días, sino que lo vuelve mejor en su trabajo. Entonces ¿Qué debería hacer si se da cuenta de que está almorzando sólo todos los días o que ni siquiera intercambia saludos con sus colegas?

“Somos seres humanos y necesitamos contacto con las personas,” dice Annie McKee, fundadora del Teleos Leadership Institute y coautora de “Primal Leadership. “Algunos lo requieren más y otros menos, pero todos lo necesitamos.”

Sin embargo, cada vez más, nos alejamos más de forjar amistades en el trabajo. “Me sorprende encontrar personas que han trabajado por años en el mismo piso y ni siquiera se dicen hola,” señala Susan David, fundadora del Harvard/McLean Institute of Coaching. Esta falta de conexión puede tener un verdadero impacto en usted. Sin amistades en el trabajo, se pierde dos importantes tipos de apoyo: el estructural, que Davis dice es “la habilidad de pedirle alguien que lo cubra cuando está en un apuro,” y el emocional, que consiste en tener a alguien con quien hablar en los momentos de estrés, cambio o ansiedad.

He aquí cómo puede hacer del trabajo un lugar menos solitario para usted.

  • Deje de inventar pretextos. No trate de jugar la carta del introvertido. Note sus comportamientos cuando evita a los demás. ¿Almuerza en su escritorio, para no tener que encontrar asiento en el comedor? ¿Sale caminando de las juntas con la vista en el teléfono, para evitar las pláticas? “Atrápese en esos pequeños comportamientos y haga cambios,” dice David. “Puede ser algo tan pequeño como hacer contacto visual o forzarse a decir hola.”
  • Comience en pequeño. “Abandone la idea de que tiene que ser amigo de todos,” señala McKee. Enfóquese en una o dos personas para comenzar.
  • Tómese el tiempo. Vea su calendario y bloquee espacios de media hora o una hora para platicar, almorzar o tomar café con los colegas.
  • Haga preguntas. Algunas personas se preocupan de que, en una conversación casual de persona a persona con un colega, se quedarán sin temas cuando no hablen de trabajo. Ahí es donde usa la curiosidad. “Todos tienen la capacidad de hacer una pregunta,” explica David. Ella sugiere preguntar cosas cómo: ¿En qué estas trabajando actualmente? ¿Podrías contarme sobre tu nuevo Proyecto? Hágalo menos sobre usted y más acerca de “crear una conexión compartida,” aconseja.
  • Use el tiempo antes de que comience la reunión. Si incluso la idea de salir a almorzar con un solo colega lo hace sentirse incómodo, comience conectando con personas en grupos más grandes –incluso el hacerlo antes de una junta funciona bien.
  • Sea auténtico y realista. Cualquier acción que realice debe cumplir dos criterios. Primero, debe ser auténtica. Usted debe estar sinceramente interesado en cultivar relaciones reales y tomar el cuidado de aproximarse a los demás en una forma que se adapte a su personalidad. Segundo, debe ser algo que usted pueda manejar realistamente, dice David. “No haga planes de ir a tomar unos tragos después del trabajo si tiene trillizos a los que debe atender en casa.”
  • Cuando trabaja a distancia. Si toda la interacción con sus colegas es a través del correo electrónico y las teleconferencias, póngale particular atención al cómo se comunica. Comience las llamadas con cinco minutos de plática ligera acerca de lo que está pasando en su vida y en la de los otros. Si llega a la oficina, aparte tiempo para socializar con las personas, incluso si es solo una conversación de dos minutos en el pasillo.

“Somos seres humanos y necesitamos contacto con las personas”.

“Esta falta de conexión puede tener un verdadero impacto en usted. Sin amistades en el trabajo, se pierde dos importantes tipos de apoyo: el estructural y el emocional”.

“Usted debe estar sinceramente interesado en cultivar relaciones reales y tomar el cuidado de aproximarse a los demás en una forma que se adapte a su personalidad”.

Llevarse bien con sus compañeros no solo hace más placenteros sus días, sino que lo vuelve mejor en su trabajo. Sin embargo, cada vez más, nos alejamos más de forjar amistades en el trabajo. Esta falta de conexión puede tener un verdadero impacto en usted. Sin amistades en el trabajo, se pierde dos importantes tipos de apoyo: el estructural y el emocional.

He aquí cómo puede hacer del trabajo un lugar menos solitario para usted:

  • Deje de inventar pretextos. No trate de jugar la carta del introvertido
  • Comience en pequeño. “Abandone la idea de que tiene que ser amigo de todos,
  • Tómese el tiempo. Vea su calendario y bloquee espacios
  • Haga preguntas: ¿En qué estas trabajando actualmente? ¿Podrías contarme sobre tu nuevo Proyecto?
  • Use el tiempo antes de que comience la reunión: Comience conectando con personas en grupos más grandes
  • Sea auténtico y realista. Cualquier acción que realice debe cumplir dos criterios.
  • Cuando trabaja a distancia. póngale particular atención al cómo se comunica. Comience las llamadas con cinco minutos de plática ligera acerca de lo que está pasando en su vida y en la de los otros.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

También le puede interesar:

https://dirigehoy.info/1_minute_tips/productividad/crea-momentos-de-silencio-en-tu-dia/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/herramientas/kit-herramientas-para-entender-las-finanzas-vol-2/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/e-books/e-book-10-articulos-esenciales-para-aprender-a-manejar-el-estres/

 


Building the Social Ties You Need at Work

Relationships at work matter. Getting along with your co-workers not only makes your days more pleasant but also makes you better at your job. So what should you do if you realize you’re eating lunch alone every day or that you don’t even exchange pleasantries with your colleagues?

“We’re human beings and we need contact with people,” says Annie McKee, founder of the Teleos Leadership Institute and co-author of “Primal Leadership. “Some need more and some less, but we all need it.”

And yet we’re increasingly shying away from forging friendships at work. “I’m amazed to find people who have worked on the same floor for years and don’t even say hi to each other,” says Susan David, a founder of the Harvard/McLean Institute of Coaching. This lack of connection can have a real impact on you. Without friendships at work, you miss out on two types of important support: structural support, which David says is “the ability to ask someone to cover for you when you’re in a bind,” and emotional support, which is having someone who can talk you through stress, change, or anxiety.

Here’s how you can make work a less lonely place for yourself.

— Stop making excuses. And don’t try to play the introvert card. Notice your avoidant behaviors. Do you eat lunch at your desk so you don’t have to find somewhere to sit in the lunchroom? Do you walk out of meetings staring at your phone to avoid small talk? “Catch yourself in these little behaviors and make changes,” David says. “It can be as minor as making eye contact or forcing yourself to say hello.”

— Start small. “Let go of the notion that you have to be friends with everyone,” says McKee. Focus on one or two people to start.

— Make the time. Look at your calendar and block off half-hour or hour-long blocks to talk or have lunch or coffee with colleagues.

— Ask questions. Some people worry that in a casual, one-on-one conversation with a colleague that’s unrelated to any specific business purpose, they’ll run out of things to discuss. This is where you use curiosity. “Everyone has the ability to ask a question,” says David. She suggests asking things like:What are you working on at the moment? Can you tell me about your latest project? Make it less about you and more about “creating a shared connection,” she advises.

— Use the time before a meeting starts. If the very idea of going out to lunch with a single colleague makes you feel uncomfortable, start by connecting with people in larger groups — even before a meeting works well.

— Be authentic and realistic. Any action you take needs to fit two criteria. First, it must be authentic. You should be sincerely interested in cultivating real relationships and careful to approach people in a way that suits your personality. Second, it has to be something you can realistically manage, says David. “Don’t make a plan to meet for drinks after work if you have triplets you need to get home to.”

— When you’re remote. If all of your interaction with your colleagues is over email and conference calls, pay particular attention to how you communicate. Start off calls with five minutes of small talk about what’s going on in your life and others’. And if you do get into the office, set aside time to socialize with people, even if it’s just a two-minute hallway conversation.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.