Eligiendo las referencias correctas

texto alt

¿Qué personas pueden ser las mejores para dar referencias de usted?
En este artículo le presentamos algunos puntos a considerar cuando elija a sus referencias.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Usted tuvo un gran éxito en la última ronda de entrevistas y ahora su posible empleador quiere revisar sus referencias. ¿A quién debería pedirlas? ¿Qué personas pueden ser las mejores para responder por usted? ¿Serán capaces de describir todas sus cualidades y habilidades relevantes y explicar porqué usted está listo para el nuevo trabajo?

Uno de los mayores errores que cometen quienes buscan empleo es no entender “lo increíblemente importantes que son las referencias,” en el proceso de contratación, dice Claudio Fernández-Aráoz, consejero en la firma global de reclutamiento de ejecutivos Egon Zehnder y autor de “It’s Not the How or the What but the Who: Succeed by Surrounding Yourself with the Best” (No es el Cómo o el Qué, sino el Quién: Tenga Éxito Rodeándose de los Mejores). Explica que las referencias ofrecen “la apreciación precisa de una tercera persona acerca de sus fortalezas y debilidades para que los gerentes puedan contratar conociendo toda la información.”

Por tanto, como candidato para un empleo, usted debe pensar y ser estratégico acerca de a quienes les pedirá que sean sus referencias y cómo los preparará para que hablen a su favor, de acuerdo con Priscilla Claman, presidenta de Career Strategies, una firma consultora con base en Boston. Ella dice que “Usted quiere que sus referencias presenten una historia consistente acerca de quién es usted, en qué es bueno y qué es lo que quiere hacer” con su carrera.

He aquí algunas cosas que debería considerar:

  • Esté preparado. Incluso antes de que comience el proceso de entrevistas laborales, debería desarrollar una lista mental de colegas actuales y previos que podrían servir como referencias, de modo que cuando se le pida que los mencione, usted esté listo. Idealmente, su lista debería incluir una mezcla de jefes antiguos y actuales, compañeros de trabajo y subordinados.
  • Entienda sus opciones. Si el gerente de contrataciones pide revisar sus referencias en la organización donde laboraactualmente y usted no quiere divulgar ahí el hecho de que está considerando cambiarse, tiene dos opciones. Una, ofrecer referencias fuera de su organización –consultores, consejeros, abogados o clientes- que puedan hablar acerca de la calidad de su desempeño laboral. O, dos, proponer que proveerá las referencias una vez que la nueva compañía le haga una oferta formal de trabajo.
  • Sea específico. Cuando el gerente de contrataciones solicita sus referencias, “descubra qué en específico es lo que él o ella buscan revisar,” dice Fernández-Aráoz. Si el gerente quiere saber más acerca de su estilo de liderazgo, entonces debería hablar con sus subordinados antiguos y actuales. Si él quiere revisar su habilidad para desarrollar estrategias, los jefes son las personas a llamar. Si él quiere saber acerca de su habilidad para influir, debería hablar con los colegas.
  • Ofrezca contexto. Ayude a que sus referencias le otorguen el mejor respaldo posible, informándoles acerca del rol para el cual está siendo considerado y por qué usted quiere el trabajo.
  • Sea ingenioso. Si usted está siendo considerado para un trabajo en el que no tiene experiencia directa, puede ser difícil obtener la referencia apropiada. En circunstancias de contratación como estas, recurra a alguna ocasión en su pasado donde adquirió nuevas responsabilidades profesionales, encabezó un proyecto multi-funcional, o se encargó de una nueva geografía y piense acerca de los colegas con los que trabajó de cerca entonces.
  • Encuentre terreno común. Trate de identificar las cosas en común entre la persona que está revisando sus referencias y la gente que las brinda. Quizá el gerente de contrataciones y su antiguo jefe comparten un alma mater. O quizá alguna vez trabajó en la misma compañía que uno de sus colegas cercanos.
  • Explique la negatividad. Podría venir de un gerente que lo despidió, de alguien que le dio a usted una mala calificación de desempeño, o de un colega que se sintió ofendido porque usted dejó la organización. Si el gerente de contrataciones le pide que llame a esa persona en particular, sea honesto. Diga “Esta persona seguramente dará una referencia negativa. Déjeme explicarle por qué.”

“Uno de los mayores errores que cometen quienes buscan empleo es no entender “lo increíblemente importantes que son las referencias,” en el proceso de contratación”.

“Usted quiere que sus referencias presenten una historia consistente acerca de quién es usted, en qué es bueno y qué es lo que quiere hacer”.

“Trate de identificar las cosas en común entre la persona que está revisando sus referencias y la gente que las brinda”.

Las referencias ofrecen “la apreciación precisa de una tercera persona acerca de sus fortalezas y debilidades para que los gerentes puedan contratar conociendo toda la información.”

Por tanto, como candidato para un empleo, usted debe pensar y ser estratégico acerca de a quienes les pedirá que sean sus referencias y cómo los preparará para que hablen a su favor

He aquí algunas cosas que debería considerar:

  • Esté preparado. Incluso antes de que comience el proceso de entrevistas laborales, debería desarrollar una lista mental de referencias
  • Entienda sus opciones.
  • Sea específico. Cuando el gerente de contrataciones solicita sus referencias, “descubra qué en específico es lo que él o ella buscan revisar,”
  • Ofrezca contexto. Informándoles acerca del rol para el cual está siendo considerado y por qué usted quiere el trabajo.
  • Sea ingenioso.
  • Encuentre terreno común. Trate de identificar las cosas en común entre la persona que está revisando sus referencias y la gente que las brinda.
  • Explique la negatividad. “Esta persona seguramente dará una referencia negativa. Déjeme explicarle por qué.”

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Choosing the Right References

You aced the last round of interviews and now your prospective employer wants to check your references. Who should you ask? Which people can best vouch for you? Will they be able to describe all your relevant qualities and skills and explain why you’re a fit for the new job?

One of the biggest mistakes jobseekers make is failing to understand “how incredibly important references are,” to the hiring process, says Claudio Fernández-Aráoz, a senior adviser at global executive search firm Egon Zehnder and the author of “It’s Not the How or the What but the Who: Succeed by Surrounding Yourself with the Best.” References provide “an accurate, third-party assessment of your strengths and weaknesses so managers can hire knowing full information,” he explains.

As a job candidate, you must therefore be thoughtful and strategic about both whom you ask, and how you prepare them to speak on your behalf, according to Priscilla Claman, the president of Career Strategies, a Boston-based consulting firm. “You want your references to present a consistent story about who you are, what you are good at, and what it is you want to do” with your career, she says.

Here are a few things you should consider.

+ Be prepared. Even before you start the job interview process, you should develop a mental list of past and current colleagues who could serve as references for you so that once you’re asked to provide them, you’re ready. Ideally, your list should include a mixture of former and current bosses, co-workers and subordinates.

+ Understand your options. If the hiring manager asks to check your references at your current organization and you don’t want to divulge the fact that you’re considering leaving, you have two options. One, offer to provide references outside of your organization – consultants, advisers, lawyers, or clients – who can speak to the quality of your job performance. Or two, offer to provide references once the new company makes you a formal job offer.

+ Get specific. When the hiring manager requests your references, “find out what specifically he or she is looking to check,” says Fernández-Aráoz. If the manager wants to learn more about your leadership style, then he should speak to your former and current direct reports. If he wants to check your ability to develop a strategy, bosses are the people to call. If he wants to learn about your ability to influence, he ought to talk to peers.

+ Offer context. Help your references offer the best possible endorsement by providing them with information about the role you are being considered for and why you want the job.

+ Be resourceful. If you are being considered for a job in which you don’t have direct experience, it can be tricky to come up with an appropriate reference. In hiring circumstances like these, recount a time in your past where you picked up new professional responsibilities, spearheaded a cross-functional project, or took on a new geography, then think about colleagues with whom you worked closely then.

+ Find common ground. Try to identify commonalities between the person checking your references and the people providing them. Perhaps the hiring manager and your former boss share an alma mater. Or maybe the she once worked at the same company as one of your close colleagues.

+ Explain negativity. It might come from a manager who fired you, from someone who gave you a poor performance review, or from a colleague who felt offended that you left the organization. If the hiring manager asks to call that particular person, be honest. “Say: ‘This person will likely give you a negative reference. Let me tell you why.’”

(Rebecca Knight is a freelance journalist in Boston.)

© 2014 Harvard Business School Publishing Corp.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.