La resiliencia se trata de cómo se recarga, no de cómo soporta

texto alt

¿Por qué no podemos ser más resistentes, de forma que podamos lograr todas las metas que nos planteamos? El problema no es nuestra agitada agenda; el problema proviene de un malentendido respecto a lo que significa ser resiliente.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Como constantes viajeros y padres de un niño de dos años de edad, algunas veces fantaseamos acerca de cuánto trabajo podemos realizar cuando uno de nosotros se sube al avión, sin la distracción de los teléfonos, los amigos y de “Encontrando a Nemo”. Competimos para completar todo nuestro trabajo de campo, abordamos el avión y finalmente, cuando tratamos de tener esa maravillosa sesión de trabajo en el vuelo, no logramos nada.

¿Por qué debería agotarnos el volar? Simplemente estamos ahí haciendo nada. ¿Por qué no podemos ser más resistentes, de forma que podamos lograr todas las metas que nos planteamos? Hemos llegado a entender que el problema no es nuestra agitada agenda o el viaje de avión en sí mismo; el problema proviene de un malentendido respecto a lo que significa ser resiliente.

Solemos tomar un militarista y “riguroso” enfoque respecto a la resiliencia y la determinación. Creemos que entre más aguantemos, seremos más fuertes y por lo tanto más exitosos. Sin embargo, esta concepción es científicamente incorrecta.

La carencia de un periodo de recuperación está afectando dramáticamente nuestra habilidad colectiva de ser resistentes y exitosos. Hay una correlación directa entre la falta de recuperación y un incremento en la incidencia de problemas de seguridad y salud. Además, la falta de recuperación le está costando a nuestras compañías $62mil millones de dólares anuales en productividad perdida.

La clave para la resiliencia es tratar con todas las fuerzas, detenerse para recuperarse y después intentarlo de nuevo. Esto se basa en la biología. Cuando el cuerpo se desalinea debido al exceso de trabajo, desperdicia una gran cantidad de recursos mentales y físicos tratando de regresar al equilibrio antes de que pueda avanzar.

Si lleva demasiado tiempo en la zona de desempeño, necesitará más tiempo en la zona de recuperación, de otro modo se arriesga al agotamiento.

Entonces ¿cómo nos recuperamos y desarrollamos la resiliencia? La mayoría de las personas asumen que, si usted deja de hacer una tarea como contestar correos electrónicos o escribir un ensayo, su cerebro se recuperará naturalmente. Sin embargo, el detenerse no equivale a recuperarse.

Si usted está tratando de aumentar su resistencia en el trabajo, necesita periodos adecuados de recuperación interna y externa -recuperación tanto en el trabajo como fuera de este. Usted puede usar apps como Offtime o Unplugged para crear zonas libres de tecnología al activar estratégicamente el modo de avión en sus dispositivos de forma automática. Tome un receso cognitivo cada 90 minutos para recargar sus baterías. Trate de no almorzar en su escritorio, sino de pasar tiempo fuera o con sus amigos -sin hablar acerca de trabajo. Tome todo su tiempo de vacaciones pagadas, lo que no sólo le brinda periodos de recuperación, sino que eleva su productividad y las probabilidades de un ascenso.

En cuanto a nosotros, hemos comenzado a usar nuestro tiempo en el avión como una zona libre de trabajo, y por ende como un momento para entrar en la fase de recuperación. Los resultados han sido fantásticos. Ahora, en lugar de navegar contracorriente, nos relajamos, meditamos, dormimos, vemos películas o escuchamos podcasts entretenidos. Así, cuando nos bajamos del avión nos sentimos rejuvenecidos y listos para regresar a la zona desempeño.

“Hay una correlación directa entre la falta de recuperación y un incremento en la incidencia de problemas de seguridad y salud”.

El detenerse no equivale a recuperarse”.

Si usted está tratando de aumentar su resistencia en el trabajo, necesita periodos adecuados de recuperación interna y externa -recuperación tanto en el trabajo como fuera de este”.

Solemos tomar un militarista y “riguroso” enfoque respecto a la resiliencia y la determinación. Creemos que entre más aguantemos, seremos más fuertes y por lo tanto más exitosos. Sin embargo, esta concepción es científicamente incorrecta.

Hay una correlación directa entre la falta de recuperación y un incremento en la incidencia de problemas de seguridad y salud. La clave para la resiliencia es tratar con todas las fuerzas, detenerse para recuperarse y después intentarlo de nuevo.

Si lleva demasiado tiempo en la zona de desempeño, necesitará más tiempo en la zona de recuperación, de otro modo se arriesga al agotamiento Si usted está tratando de aumentar su resistencia en el trabajo, necesita periodos adecuados de recuperación interna y externa -recuperación tanto en el trabajo como fuera de este.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Resilience Is About How You Recharge, Not How You Endure

As constant travelers and parents of a 2-year-old, we sometimes fantasize about how much work we can do when one of us gets on a plane, undistracted by phones, friends and “Finding Nemo.” We race to complete all our ground work, board the plane and finally, when we try to have that amazing work session in flight, we get nothing done.

Why should flying deplete us? We’re just sitting there doing nothing. Why can’t we be tougher so we can accomplish all of the goals we set for ourselves? We have come to realize that the problem is not our hectic schedule or the plane travel itself; the problem comes from a misunderstanding of what it means to be resilient.

We often take a militaristic, “tough” approach to resilience and grit. We believe that the longer we tough it out, the tougher we are and therefore the more successful we will be. However, this entire conception is scientifically inaccurate.

The lack of a recovery period is dramatically holding back our collective ability to be resilient and successful. There is a direct correlation between lack of recovery and increased incidence of health and safety problems. And lack of recovery is costing our companies $62 billion a year in lost productivity.

The key to resilience is trying really hard, stopping to recover and then trying again. This is based on biology. When the body is out of alignment from overworking, it wastes a vast amount of mental and physical resources trying to return to balance before it can move forward.

If you have too much time in the performance zone, you need more time in the recovery zone, otherwise you risk burnout.

So how do we recover and build resilience? Most people assume that if you stop doing a task like answering emails or writing a paper, your brain will naturally recover. But stopping does not equal recovering.

If you’re trying to build resilience at work, you need adequate internal and external recovery periods — recovery both at work and outside of work.You can use apps like Offtime or Unplugged to create tech free zones by strategically scheduling automatic airplane modes. Take a cognitive break every 90 minutes to recharge your batteries. Try to not have lunch at your desk, but instead spend time outside or with your friends — not talking about work. Take all of your paid time off, which not only gives you recovery periods, but raises your productivity and likelihood of promotion.

As for us, we’ve started using our plane time as a work-free zone, and thus time to dip into the recovery phase. The results have been fantastic. Now, instead of swimming upstream, we relax, meditate, sleep, watch movies, journal or listen to entertaining podcasts. And when we get off the plane, we feel rejuvenated and ready to return to the performance zone.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.