Cómo manejar el estrés oculto del trabajo emocional

texto alt

El trabajo emocional es una parte casi universal de todo empleo, y de la vida; muchas veces simplemente se le conoce como ser educado. He aquí algunas cosas que usted puede hacer en el trabajo para reducir su labor emocional y sentirse mejor acerca de la forma en que está pasando sus días.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Muy pocos tenemos el lujo de poder ser completamente nosotros mismos todo el tiempo del trabajo. Al resto se nos pide llevar a cabo lo que los psicólogos llaman “trabajo emocional” -el esfuerzo que requiere mantener una cara profesional cuando lo que usted está haciendo no concuerda con el cómo se siente.

El trabajo emocional es una parte casi universal de todo empleo, y de la vida; muchas veces simplemente se le conoce como ser educado. Sin embargo, el grado al que actuamos hace una diferencia significativa. Una persona puede “actuar profundamente” de un modo que sigue conectado con sus valores y creencias centrales en el trabajo (“si, el consumidor está siendo condescendiente, pero empatizo con él y me preocupa resolver su problema”) o “actuar superficialmente” (“seré amable aquí, pero por dentro estoy realmente molesto”).

Las investigaciones muestran que la tenencia a actuar superficialmente conlleva costos reales para la persona y para la organización. Cuando las personas habitualmente se enganchan en la estresante actuación superficial, son más tendientes a la depresión y la ansiedad, a un decremento en su desempeño laboral y al agotamiento. Esto también tiene un efecto en los otros: los líderes que actúan superficialmente en el trabajo tienen mayores probabilidades de ser abusivos hacia sus empleados, y el estrés laboral puede invadir la vida hogareña.

Lo ideal sería trabajar en un empleo para el cual esté tan bien adaptado que sus acciones y sentimientos estén siempre en perfecta armonía. Sin embargo, en la vida real la meta de mantener su actuación superficial al mínimo y en lugar de ello actuar profundamente, es más alcanzable. He aquí algunas cosas que usted puede hacer en el trabajo para reducir su labor emocional y sentirse mejor acerca de la forma en que está pasando sus días.

  • Recuérdese a usted mismo por qué tiene su trabajo: conectar con su propósito principal -quizá está en un empleo aburrido, pero estable, porque sus hijos necesitan seguro médico- le ayudará a sentirse más conectado con su trabajo.
  • Explore el pensamiento de lo que “quiere”: la mayoría de nosotros no tenemos los recursos financieros como para hacer el trabajo verdaderamente opcional. Sin embargo, apreciar los aspectos de su empleo que lo animan puede elevar su trabajo a algo que usted elige hacer, en lugar de algo que se requiere de usted. Si no puede encontrar algo que verdaderamente “quiera” en los aspectos clave de su trabajo, quizá sea una señal de que requiere un cambio.
  • Creación laboral: Considere si puede trabajar con su jefe para modificar el trabajo, para que esté más alineado con sus valores. La meta es hacer que su labor sea más interesante, de forma que se requiera menos trabajo emocional.

Cuando típicamente pensamos acerca del estrés laboral, nos enfocamos en las presiones de tiempo, la sobrecarga de información y los cambios repentinos. Sin embargo, el trabajo emocional que usted invierte en su tarea también puede ser una fuente significativa de estrés. Esto es algo que vale la pena considerar y administrar.

“El trabajo emocional es una parte casi universal de todo empleo, y de la vida; muchas veces simplemente se le conoce como ser educado”.

Cuando las personas habitualmente se enganchan en la estresante actuación superficial, son más tendientes a la depresión y la ansiedad, a un decremento en su desempeño laboral y al agotamiento”.

“El trabajo emocional que usted invierte en su tarea también puede ser una fuente significativa de estrés. Esto es algo que vale la pena considerar y administrar”.

Muy pocos tenemos el lujo de poder ser completamente nosotros mismos todo el tiempo del trabajo. Al resto se nos pide llevar a cabo lo que los psicólogos llaman “trabajo emocional”. El trabajo emocional es una parte casi universal de todo empleo, y de la vida; muchas veces simplemente se le conoce como ser educado. Sin embargo, el grado al que actuamos hace una diferencia significativa. Las investigaciones muestran que la tenencia a actuar superficialmente conlleva costos reales para la persona y para la organización.

Lo ideal sería trabajar en un empleo para el cual esté tan bien adaptado que sus acciones y sentimientos estén siempre en perfecta armonía. He aquí algunas cosas que usted puede hacer en el trabajo para reducir su labor emocional y sentirse mejor acerca de la forma en que está pasando sus días.

  • Recuérdese a usted mismo por qué tiene su trabajo
  • Explore el pensamiento de lo que “quiere”
  • Creación laboral

El trabajo emocional que usted invierte en su tarea también puede ser una fuente significativa de estrés. Esto es algo que vale la pena considerar y administrar.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

También le puede interesar:

https://dirigehoy.info/1_minute_tips/trabajo-en-equipo/inspira-tu-equipo-mostrandole-lo-que-te-motiva/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/e-books/e-book-los-10-articulos-esenciales-para-elaborar-presentaciones-exitosas/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/herramientas/kit-herramientas-para-negociar-con-resultados/


Managing the Hidden Stress of Emotional Labor

Very few of us have the luxury of being able to be completely ourselves all the time at work. The rest of us are called upon to perform what psychologists call “emotional labor” — the effort it takes to keep your professional game face on when what you’re doing is not concordant with how you feel.

Emotional labor is a near-universal part of every job, and of life; often it’s just called being polite. However, the extent to which one acts makes a meaningful difference. A person can “deep act” in a way that is still connected with her core values and beliefs at work (“Yes, the customer is being patronizing, but I empathize with her and care about solving her problem”) or “surface act” (“I’ll be nice here, but deep down I’m really spitting nails”).

Research shows that the tendency to engage in surface acting comes with real costs to the person and the organization. When people habitually engage in stressful surface acting, they’re more prone to depression and anxiety, decreased job performance and burnout. This has an effect on others, too: Leaders who surface act at work are more likely to be abusive to their employees. And job stress can spill over into home life.

The ideal would be to work in a job to which you are so well suited that your actions and feelings are always in perfect harmony. In real life, however, the goal of keeping your surface acting to a minimum and instead engaging in deep acting is a more attainable one. Here are some things you can do at work to reduce your emotional labor and feel better about the way you’re spending your days.

REMIND YOURSELF WHY YOU HAVE YOUR JOB: Connecting to your larger purpose — perhaps you’re in a dull but stable job right now because your children need health insurance — will help you feel more connected to your work.

EXPLORE “WANT TO” THINKING: Most of us don’t have the financial resources to make work truly optional. But appreciating the aspects of your job that energize you can elevate your work into something you choose to do, rather than something required of you. If you can’t find a true “want to” in key components of your work, it may be a sign that change is in order.

DO SOME JOB CRAFTING: Consider whether you can work with your manager to tweak your job so that it is more aligned with your values. The goal is to make your job more interesting, so that less emotional labor is required.

When we typically think of stress at work, we focus on time pressures, information overload and sudden change. Yet the emotional labor that you invest in your job can also be a significant source of stress. This is worth considering and managing.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.