Cómo mantenerse motivado cuando todos los demás están de vacaciones

Estar en el trabajo cuando los demás están de vacaciones puede sentirse como algo inútil y frustrante. En medio de las calmas de verano, ¿cómo puede mantenerse motivado y hacer que cuente su tiempo en la oficina? En este artículo le presentamos 3 estrategias para manejar esta situación.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Durante la temporada de vacaciones, hacer siquiera el más mínimo progreso puede parecer imposible. No puede agendar esa reunión importante, porque los jugadores clave están fuera. No tiene idea de dónde encontrar la información que necesita, por qué su equipo de análisis está desconectado. Estar en el trabajo puede sentirse como algo inútil y frustrante cuando usted es el único que trata de mantener las cosas en rumbo.

En medio de las calmas de verano, ¿cómo puede mantenerse motivado y hacer que cuente su tiempo en la oficina? He aquí tres estrategias para mantener en mente:

  • Acepte el “trabajo profundo”: El profesor en ciencias computacionales de Georgetown, Cal Newport, argumenta que el “trabajo superficial” -las tareas que ocupan nuestros días y no necesitan pensarse- suele ser necesario para evitar que nos despidan. Sin embargo, explica, el secreto para alcanzar el éxito profesional es nuestra habilidad de dedicarnos a lo que él llama “trabajo profundo”. Con los profesionistas enviando y recibiendo un promedio de 122 correos electrónicos al día, puede ser difícil hacer espacio para trabajar en tareas significativas y de largo plazo, pero, cuando todos los demás están de vacaciones, la cantidad de mensajes se reduce dramáticamente. Esto le da más libertad para agendar bloques de tiempo ininterrumpidos para atender proyectos importantes que ha estado aplazando.
  • Termine tareas menores: Si usted se siente demasiado letárgico a causa de la calma veraniega como para enfrentar el prospecto del trabajo profundo, también puede hacer buen uso de su tiempo al ir en la dirección opuesta: dedique un día o dos a terminar tareas menores que han estado afectando su productividad a lo largo del año. Todos tenemos una lista de proyectos que deben hacerse, pero que nunca se elevan a la cima de nuestras listas de pendientes. Quizá se trata de limpiar su escritorio, escribir una carta de recomendación para un antiguo becario o actualizar su perfil en LinkedIn. Terminar estas tareas le dará sentido de logro al final del día.
  • Construya su red: El trabajo en red es otra tarea que muchas personas consideran importante, pero que se queda atrás cuando el trabajo se calienta. Sin embargo, cuando muchos de sus colegas están fuera la oficina, esto significa que hay menos personas esperando respuesta inmediata a sus mensajes y que nadie lo observa por encima del hombro para ver qué tanto tiempo le dedica al almuerzo. Los silenciosos días de verano podrían ser el momento perfecto para acercarse a otros colegas, dentro o fuera de su organización.

Puede sentirse desalentador cuando cada mensaje que envía se topa con una respuesta automática recordándole que usted es el único que no está de vacaciones. Sin embargo, la recompensa de cuidar el fuerte es el tiempo ininterrumpido para dedicarse a labores significativas y conectarse con colegas para construir una red robusta.

Obviamente, es más divertido si usted es el que está de vacaciones. Sin embargo, incluso si no es el caso, todavía puede cosechar los beneficios de que otros tomen tiempo fuera.

“La cantidad de mensajes se reduce dramáticamente, esto le da más libertad para agendar bloques de tiempo ininterrumpidos para atender proyectos importantes que ha estado aplazando”.

“El trabajo en red es otra tarea que muchas personas consideran importante, pero que se queda atrás cuando el trabajo se calienta”.

“La recompensa de cuidar el fuerte es el tiempo ininterrumpido para dedicarse a labores significativas y conectarse con colegas para construir una red robusta”.

En medio de las calmas de verano, ¿cómo puede mantenerse motivado y hacer que cuente su tiempo en la oficina? He aquí tres estrategias para mantener en mente:

  • Acepte el “trabajo profundo”: el secreto para alcanzar el éxito profesional es nuestra habilidad de dedicarnos a lo que él llama “trabajo profundo”. Puede ser difícil hacer espacio para trabajar en tareas significativas y de largo plazo, pero, cuando todos los demás están de vacaciones, la cantidad de mensajes se reduce dramáticamente.
  • Termine tareas menores: dedique un día o dos a terminar tareas menores que han estado afectando su productividad a lo largo del año. Todos tenemos una lista de proyectos que deben hacerse, pero que nunca se elevan a la cima de nuestras listas de pendientes.
  • Construya su red: Los silenciosos días de verano podrían ser el momento perfecto para acercarse a otros colegas, dentro o fuera de su organización.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Stay Motivated When Everyone Else Is on Vacation

During vacation season, making even the slightest progress can seem impossible. You can’t schedule that important meeting because the key players are on holiday. You have no idea where to find the data you need because your analytics staffers are off the grid. Being at work can feel pointless and frustrating when you’re the only one trying to keep things on track.

In the midst of the summer doldrums, how can you stay motivated and actually make your time at the office count? Here are three strategies to keep in mind:

— EMBRACE “DEEP WORK”: Georgetown computer science professor Cal Newport argues that “shallow work” — the brainless tasks that occupy our days — is often necessary to avoid getting fired. But, he says, the secret to attaining professional success is our ability to engage in what he calls “deep work.” With professionals sending and receiving an average of 122 emails per day, it can be hard to carve out the space to work on meaningful, long-term tasks. But when everyone else is on vacation, the level of messages drops dramatically. That gives you more freedom to schedule uninterrupted blocks of time to tackle important projects you’ve been putting off.

— CLEAN UP MINOR TASKS: If you’re feeling too languid from the summer doldrums to face the prospect of deep work, you could also make good use of your time by going in the opposite direction: Devote a day or two to clean up minor tasks that have been impeding your productivity throughout the year. We all have lists of projects that ought to be done but never rise to the top of our to-do lists. Perhaps it’s cleaning off your desk, writing a recommendation letter for your former intern or updating your LinkedIn profile. Checking off these tasks will give you a sense of accomplishment at the end of the day.

— BUILD YOUR NETWORK: Networking is another task that many people consider important, but it gets short shrift when work heats up. When many of your colleagues are out of the office, however, it means that fewer people are expecting an immediate response to their messages, and no one is looking over your shoulder to see how long your lunch break is. Quiet summer days may be the perfect time to reach out to other colleagues, inside or outside your organization.

It can feel dispiriting when every message you send is met with an autoresponse reminding you that you’re the only one who’s not on vacation. But the reward for holding down the fort is uninterrupted time to embrace meaningful work and connect with colleagues and build a robust network.

Obviously, it’s more fun if you’re the one who’s on vacation. But even if you’re not, you can still reap the benefits of others taking time off.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.