Manual para trabajar desde casa con niños

Trabajar a distancia es una habilidad profesional distintiva. Como con cualquier otra habilidad profesional -como la de hablar en público, o las negociaciones y el análisis financiero- se desarrolla con el tiempo, a través de la experiencia, reflexión personal, el deseo de mejora continua y mucho trabajo.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Finalmente: Usted obtuvo la oportunidad de trabajar a distancia. Ahora viene lo difícil.

¿Cómo se mantiene en el radar cuando no está físicamente en la oficina? En una cultura laboral de 24/7, ¿cómo evitar la percepción de que está tomando el camino fácil o ha elegido la “senda de la paternidad”? ¿Cómo establecer relaciones laborales constructivas con personas a las que ve con poca frecuencia? ¿Cómo evitar las distracciones e interrupciones que pueden poner en riesgo su desempeño?

Los padres trabajadores expertos saben que se requiere más que una oficina en casa para que el trabajo a distancia funcione para sus organizaciones, carreras y familias: requiere esfuerzo consciente y algunas tácticas específicas y efectivas -que usted puede empezar a usar hoy.

  • Encuádrelo en términos de negocios. Preséntese alineado con los ingresos y plantee su decisión como un activo corporativo, y notará que incluso los colegas más escépticos se vuelven un respaldo.
  • Mantenga una rutina firme. Empiece a trabajar a la misma hora todos los días. Use ropa que lo haga sentirse preparado y confiado. Con una rutina sólida y con las “barandillas” correctas, maximizará el sentimiento de ser profesional y estar en control.
  • Demuestre su compromiso. Cuando trabaje a distancia, asegúrese de enviar señales pequeñas y claras de que su compromiso y su ética laboral están firmes. Envíe correos electrónicos a primera hora de la mañana, como una forma de anunciar que ya está listo y trabajando. Tome llamadas temprano por la mañana o tarde en la noche. Esas pequeñas tácticas lo harán parecer comprometido y trabajador.
  • Controle lo controlable. Ponga atención a su entorno laboral físico, y arréglelo para ayudarlo a ser y verse profesional, enfocado y comprometido. Atender pequeños elementos logísticos mejora su entorno laboral y su imagen profesional.
  • Haga una auditoría tecnológica. El uso inteligente de la tecnología puede maximizar su eficiencia y su conexión con los colegas. Si su impresora casera no es tan rápida como las del trabajo, o si está enviando correos electrónicos y haciendo llamadas, mientras todos en la oficina utilizan Slack, se está perdiendo una verdadera oportunidad.
  • Dedique el 10% de su tiempo a la construcción de relaciones. Asegurarse de que tenga puntos de contacto constante e informal con todos en el equipo brindará grandes dividendos en el largo plazo.
  • Sea impredecible en forma positiva. Incluso si su acuerdo de trabajo a distancia le permite trabajar cinco días desde casa, vaya la oficina cada dos o tres semanas.
  • Véndale a su jefe. Bríndele a su gerente recordatorios constantes y positivos de por qué su acuerdo de trabajo distancia está funcionando y usted lo aprecia.
  • Explíqueselo a sus hijos. Los hijos naturalmente tienen dificultades para entender el mundo laboral -en qué consiste, qué requiere y qué significa.

La película completa: Trabajar a distancia es una habilidad profesional distintiva. Como con cualquier otra habilidad profesional -como la de hablar en público, o las negociaciones y el análisis financiero- se desarrolla con el tiempo, a través de la experiencia, reflexión personal, el deseo de mejora continua y mucho trabajo.

“Atender pequeños elementos logísticos mejora su entorno laboral y su imagen profesional”.

“El uso inteligente de la tecnología puede maximizar su eficiencia y su conexión con los colegas”.

“Incluso si su acuerdo de trabajo a distancia le permite trabajar cinco días desde casa, vaya la oficina cada dos o tres semanas”.

Los padres trabajadores expertos saben que se requiere más que una oficina en casa para que el trabajo a distancia funcione para sus organizaciones, carreras y familias:

  • Encuádrelo en términos de negocios.
  • Mantenga una rutina firme.
  • Demuestre su compromiso.
  • Controle lo controlable.
  • Haga una auditoría tecnológica.
  • Dedique el 10% de su tiempo a la construcción de relaciones.
  • Sea impredecible en forma positiva.
  • Véndale a su jefe.
  • Explíqueselo a sus hijos.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Work From Home When You Have Kids

Finally: You’ve got the chance to work remotely.

Now comes the hard part.

How do you stay on the radar screen when not physically in the office? In a 24/7, always-on work culture, how do you avoid the perception that you’re taking the easy path or have chosen the “parent track”? How do you establish constructive workplace relationships with people you see infrequently? How do you avoid the distractions and interruptions that can compromise your performance?

Savvy working parents know that it takes more than a home office to make remote work work for their organizations, careers, and families: It takes conscious effort and some specific, effective tactics — which you can start using today.

— Frame it in business terms. Present yourself as aligned to revenues and your set up as a corporate asset, and you’ll find even the most skeptical colleagues become supportive.

— Keep a firm routine. Start work at the same time each day. Wear what makes you feel sharp and confident. Limit breaks to the same length and frequency as in the office. With a solid routine and the right “guardrails” in place, you’ll maximize the feeling of being professional and in control.

— Demonstrate your commitment. When working remotely, take care to provide small, clear signals that your commitment and work ethic are unwavering. Send emails first thing in the morning as a means of announcing that you’re already up and at it. Take calls in the early morning or late at night. These small tactics will let you appear eager, committed and hardworking.

— Control the controllables. Pay attention to your physical work environment, and set it up to help you be, and be seen as, professional, focused and committed. Taking charge of small logistics enhances your working environment and your professional image.

— Do a technology audit. Smart use of technology can maximize your efficiency and your connection to colleagues. If your home printer isn’t as fast as those at work, or you’re emailing and calling while everyone else at the office is on Slack, you’re missing a real opportunity.

— Allocate 10% of your time to relationship-building. Ensuring that you have regular, informal touch points with everyone on the team will pay big long-term dividends.

— Be positively unpredictable. Even if your remote-work arrangement allows for five days a week at home, get into the office every few weeks.

— Sell your boss. Provide your manager with regular, positive reminders as to why your remote arrangement is working and appreciated.

 Explain it to your kids. Children naturally have difficulty understanding the world of work — what it consists of, what it requires, and what it means.

Big picture: Working remotely is a distinct professional skill. As with any other professional skill — like public speaking, or negotiations, or financial analysis — it’s built over time, and through experience, personal reflection, desire for continual improvement, and a lot of hard work.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.