Mejore sus habilidades financieras, incluso si odia los números

Incluso si usted no necesita saber mucho acerca de finanzas para hacer su trabajo cotidiano, entre más versado esté en el tema, mejor le irá. He aquí algunas estrategias para mejorar su inteligencia financiera.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Si usted no es una persona de números, las finanzas son desafiantes. Sin embargo, tener una idea de términos como “EBITDA” (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, por sus siglas en inglés) y “valor presente neto” es importante sin importar en qué parte del organigrama se encuentre. ¿Cómo puede mejorar su perspicacia financiera? ¿Cómo decidir qué conceptos son los que es más importante entender, para su trabajo y su comprensión del negocio?

Incluso si usted no necesita saber mucho acerca de finanzas para hacer su trabajo cotidiano, entre más versado esté en el tema, mejor le irá, de acuerdo con Richard Ruback, profesor en la Harvard Business School y coautor de la “HBR Guide to Buying a Small Business.” Joe Knight, socio y consultor senior en el Business Literacy Institute y coautor de “Financial Intelligence,” coincide en que la ausencia de destreza financiera es “limitante para la carrera laboral.” He aquí algunas estrategias para mejorar su inteligencia financiera.

  • Supere sus miedos: Deje de evitar las finanzas porque le tiene miedo a los números. Piénselo de esta manera: “las finanzas son la forma en que los negocios llevan su marcador,” dice Ruback. “No es tan complicado.”
  • Aprenda el argot: Quizá no haya nada mágico en las finanzas, pero hay bastante jerga. Afortunadamente, hay muchas formas de aprender la terminología, dice Knight. Los conceptos más importantes que comprender son “cómo medir la rentabilidad, EBITDA, los ingresos de explotación, los ingresos y los gastos de operación.” Pruebe con una clase universitaria, entrenamiento interno de la compañía o incluso una búsqueda en Google.
  • Aborde la hoja de balance: A continuación, dice Knight, necesita sumergirse en las declaraciones de ingresos de su organización. “Interésese en la hoja de balance y después tome la debida diligencia para entenderla,” señala. Convierta los números a porcentajes, de forma que pueda visualizar más fácilmente el desglose del ingreso y los gastos.
  • Enfóquese en las medidas clave: “Hay cuatro índices comunes en toda compañía: rentabilidad, apalancamiento, liquidez y eficiencia operacional,” dice Knight. Ponerle más atención al balance general de su compañía es útil para comprender estas mediciones.
  • Juegue con números: Pruebe “experimentar y jugar con los números” en sus hojas de balance, al revisar una “serie de escenarios potenciales,” dice Ruback. Por ejemplo, ¿qué pasaría si los precios fueran más bajos? ¿qué sucedería si los ingresos fueran más elevados? ¿qué ocurriría si los costos subieran o bajaran?
  • Encuentre un mentor financiero: Conectarse con “un administrador financiero o de operaciones de alto nivel” que pueda “enseñarle” y “responder sus preguntas individualmente” es otra forma de mejorar en las finanzas, dice Knight. Esta persona puede ayudar a explicarle conceptos y servir como caja de resonancia para cualquier decisión financiera que usted deba tomar.
  • Hágalo personal: “Cada vez que le pagan,” dice Knight, “su organización tiene menos ganancias. Por ello usted debe pensar acerca de lo que puede hacer para ayudar a que la compañía se mantenga redituable o aumente sus ganancias.” Ruback añade: “Integre su rol con las contribuciones de otros y enfóquese en los problemas que puede controlar, no en los que están fuera de su control.”

“La ausencia de destreza financiera es limitante para la carrera laboral”.

“Los conceptos más importantes que comprender son: cómo medir la rentabilidad, EBITDA, los ingresos de explotación, los ingresos y los gastos de operación”.

“Integre su rol con las contribuciones de otros y enfóquese en los problemas que puede controlar, no en los que están fuera de su control”.

Incluso si usted no necesita saber mucho acerca de finanzas para hacer su trabajo cotidiano, entre más versado esté en el tema, mejor le irá. He aquí algunas estrategias para mejorar su inteligencia financiera.

  • Supere sus miedos: Deje de evitar las finanzas porque le tiene miedo a los números.
  • Aprenda el argot: Quizá no haya nada mágico en las finanzas, pero hay bastante jerga.
  • Aborde la hoja de balance: Necesita sumergirse en las declaraciones de ingresos de su organización
  • Enfóquese en las medidas clave: “Hay cuatro índices comunes en toda compañía: rentabilidad, apalancamiento, liquidez y eficiencia operacional
  • Juegue con números: Pruebe “experimentar y jugar con los números” en sus hojas de balance, al revisar una “serie de escenarios potenciales
  • Encuentre un mentor financiero: Conectarse con “un administrador financiero o de operaciones de alto nivel” que pueda “enseñarle” y “responder sus preguntas individualmente
  • Hágalo personal: usted debe pensar acerca de lo que puede hacer para ayudar a que la compañía se mantenga redituable o aumente sus ganancias

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Improve Your Finance Skills (Even If You Hate Numbers)

If you’re not a numbers person, finance is daunting. But having a grasp of terms like “EBITDA” and “net present value” are important no matter where you sit on the organizational chart. How can you boost your financial acumen? How do you decide which concepts are most important to understand to your work and your understanding of the business?

Even if you don’t need to know a lot about finance to do your day-to-day job, the more conversant you are on the subject, the better off you’ll be, according to Richard Ruback, a professor at Harvard Business School and the co-author of the “HBR Guide to Buying a Small Business.” Joe Knight, a partner and senior consultant at the Business Literacy Institute and the co-author of “Financial Intelligence,” agrees that an absence of financial savvy is “career limiting.” Here are some strategies to improve your financial intelligence.

— OVERCOME YOUR FEARS: Stop avoiding finance because you’re afraid of numbers. Think of it this way: “Finance is the way businesses keep score,” Ruback says. “It’s not that complicated.”

— LEARN THE LINGO: There may not be any magic to finance, but there is a fair amount of jargon. Fortunately, there are many ways to learn the terminology, says Knight. The most important concepts to grasp are “how to measure profitability, EBITDA, operating income, revenue and operating expenses.” Try a community college class, internal company training or even just a Google search.

— TACKLE THE BALANCE SHEET: Next, says Knight, you need to immerse yourself in your organization’s income statements. “Take an interest in the balance sheet and then do the due diligence to understand it,” he says. Convert the numbers to percentages so you more easily visualize the breakdown of revenue and expenditures.

— FOCUS ON KEY METRICS: “There are four ratios common in every company: profitability, leverage, liquidity and operational efficiency,” Knight says. Paying closer attention to your company’s balance sheet is helpful in getting a handle on these metrics.

— PLAY WITH NUMBERS: Try “experimenting and playing with the numbers” on your balance sheets by going through a “series of ‘what if?’ scenarios,” says Ruback. For instance, what if prices were lower? What if revenue was higher? What if costs go down or up?

— FIND A FINANCIAL MENTOR: Connecting with a “senior financial or operations manager” who can “teach you” and “answer your questions one-on-one” is another way to get better at finance, says Knight. This person can help explain concepts and serve as a sounding board for any financial decisions you must make.

— MAKE IT PERSONAL: “Every time you are paid,” says Knight, “your organization makes less profit. So you need to think about what you can do to help the company remain profitable or be more so.” Ruback adds: “Integrate your role with the contributions of others and focus on the problems you can control, not the ones you can’t.”

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print