¿Necesita un grado formal, o bastará con un curso en línea?

Todos sabemos que en la economía moderna no podemos dejar de aprender. Sin embargo, el cómo seguir educándonos es una pregunta complicada. ¿Vale la pena invertir en un grado formal? ¿O quizá debería inscribirse en una opción a través de Internet, como un curso abierto masivo en línea?

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

Todos sabemos que en la economía moderna no podemos dejar de aprender. Sin embargo, el cómo seguir educándonos es una pregunta complicada. ¿Vale la pena invertir en un grado formal? ¿Debería utilizar un enfoque más dirigido, con un programa de educación ejecutiva de corto plazo? ¿O quizá debería inscribirse en una opción a través de Internet, como un curso abierto masivo en línea?

Como profesora adjunta en la Fuqua School of Business de Duke University, he impartido múltiples clases para programas de grado, al igual que para educación ejecutiva. También he desarrollado independientemente diversos cursos en línea, así que he pensado a fondo acerca de qué clase de programa educativo es apropiada para las necesidades de los profesionistas.

He aquí tres preguntas a plantearse cuando considere su siguiente movimiento educativo:

¿Cuál es el estándar aceptado en su compañía o industria? Para los campos donde es obligatorio un grado avanzado la respuesta es clara. Sin embargo, muchas veces los profesionistas enfrentan una situación más ambigua: tener un MBA (master en administración de negocios) puede ser un considerado un punto a favor, pero raramente es obligatorio para un trabajo en particular. Sin embargo, es importante entender las normas en su compañía o industria. Incluso si algo no es una obligación formal, podría ser implícitamente aceptado como tal. A través de entrevistas informativas e investigación de antecedentes trate de darse una idea de las trayectorias educativas de las personas en el ámbito que haya elegido. Si todos en el equipo de liderazgo tienen un grado avanzado y usted no, convencerlos de sus méritos podría ser una batalla cuesta arriba. Sin embargo, si este es poco común, entonces gastar seis cifras en un grado podría ser exagerado: Podría ser suficiente un aprendizaje más enfocado.

¿Qué habilidades específicas quiere cultivar? Los programas de grados formales destacan en educación general, pero si busca perfeccionar habilidades, quizá prefiera un programa más enfocado de educación ejecutiva o un curso en línea. Comience observando el trabajo que busca. ¿Qué habilidades poseen esos líderes -y en dónde tiene carencias usted? Entre más precisa sea la identificación de esas carencias es mejor. Si la habilidad es lo suficientemente angosta, quizá pueda aprenderla de un libro o algunos vídeos gratuitos de YouTube, en lugar de tomar un curso completo.

¿Cómo aprende mejor? También es importante entender cómo aprende mejor, lo que cambiará de persona a persona. Por ejemplo, podría ser muy auto motivado, en cuyo caso un curso en línea con poca o nula interacción con el profesor u otros estudiantes podría ser perfecto. Por el contrario, si aprende mejor acompañado de otros alumnos, quizá prefiera una experiencia tradicional de salón de clases, o al menos un curso en línea que incluya una comunidad robusta.

En un mercado competitivo, es claro que tenemos que seguir elevando el nivel. Al hacerse estas preguntas, puede determinar qué oportunidades educativas le brindarán los mayores réditos en la inversión para su carrera.

“Si todos en el equipo de liderazgo tienen un grado avanzado y usted no, convencerlos de sus méritos podría ser una batalla cuesta arriba”.

“Comience observando el trabajo que busca”.

“Al hacerse estas preguntas, puede determinar qué oportunidades educativas le brindarán los mayores réditos en la inversión para su carrera”.

Este grupo de edad experimenta la mayor cantidad de pensamientos negativos y la menor de emociones positivas, entre todos los grupos de edad. ¿Qué le está ocasionando tanta angustia a los millennials?

Gratitud: En nuestro estudio, los temas por los que los millennials expresaron específicamente más gratitud fueron “interacciones positivas con los colegas”, “tener un traslado de poco estrés”, “obtener un nuevo empleo”, “estar satisfechos con el empleo actual,” “dormir” y “relajarse en la cama”.

Metas de largo plazo: Las metas de largo plazo que fueron típicas de los millennials parecen referirise a los objetivos comúnmente planteados de reducir el estrés o la preocupación, y ejercitarse más.

Metas de corto plazo: Encontramos que los temas comunes estaban relacionados con realizar tareas laborales y ser capaces de sentirse felices incluso a pesar del desánimo.

¿Una prescripción de felicidad para los millennials? Observando las diferencias entre los millennials y otros grupos de edad, uno no puede evitar preguntarse si la vida espiritual y social no son los ingredientes faltantes que pudieran hacer más felices a los millennials.

“Si todos en el equipo de liderazgo tienen un grado avanzado y usted no, convencerlos de sus méritos podría ser una batalla cuesta arriba”.

“Comience observando el trabajo que busca”.

“Al hacerse estas preguntas, puede determinar qué oportunidades educativas le brindarán los mayores réditos en la inversión para su carrera”.

He aquí tres preguntas a plantearse cuando considere su siguiente movimiento educativo:

  • ¿Cuál es el estándar aceptado en su compañía o industria?
  • ¿Qué habilidades específicas quiere cultivar?
  • ¿Cómo aprende mejor?

En un mercado competitivo, es claro que tenemos que seguir elevando el nivel.

Do You Need a Formal Degree, or Will a MOOC Do?

We all know that in the modern economy, we can’t just stop learning. But how to keep educating ourselves is a complicated question. Is it a worthwhile investment to get a formal degree? Should you take a more targeted approach, with a short-term executive education program? Or perhaps you should sign up for an online offering, such as a massive open online course?

As an adjunct professor at Duke University’s Fuqua School of Business, I’ve taught multiple classes for degree programs, as well as executive education offerings. I’ve also independently developed a number of online courses, so I’ve thought deeply about which kind of education program is appropriate for professionals’ needs.

Here are three questions to ask yourself as you consider your next educational move:

— WHAT IS THE ACCEPTED STANDARD IN YOUR COMPANY OR INDUSTRY? For fields where an advanced degree is mandatory you have a clear answer. In many cases, however, professionals face a more ambiguous situation: Having an MBA may be considered a selling point, but it’s rarely required for a particular job. It’s important, though, to understand the norms in your company or industry. Even if something isn’t a formal requirement, it may be implicitly accepted as such. Through informational interviews and background research, try to get a sense of the educational background of people in your chosen field. If everyone on the leadership team has an advanced degree and you don’t, convincing them of your merits may be an uphill battle. But if it’s uncommon, then spending six figures on a degree could be overkill: More targeted learning might suffice.

— WHAT SPECIFIC SKILLS DO YOU WANT TO CULTIVATE? Formal degree programs excel at general education, but if you’re looking to hone specific skills, you might prefer a targeted executive education program or online course. Start by looking at the job you’re aiming for. What skills do those leaders possess — and where do you have gaps? The more precisely you can identify these gaps, the better. If the skill is narrow enough, you might be able to learn it from a book or some free YouTube videos rather than by taking an entire course.

— HOW DO YOU LEARN BEST? It’s also important to understand how you learn best, which will differ from person to person. For instance, you might be very self-motivated, in which case an online course with limited or no interaction with the professor or other students could be perfect. On the other hand, if you learn best alongside other students, you might prefer a traditional classroom experience, or at least an online course that features a robust community.

In a competitive marketplace, it’s clear that we have to keep raising the bar. By asking yourself these questions, you can determine which educational opportunities will yield the greatest return on investment for your career.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print