No permita que su inexperiencia le impida participar en reuniones

No deje que su inexperiencia sea una desventaja a la hora de participar en una junta. Haga lo que pueda para ser activo e involucrarse. En este artículo le presentamos algunas estrategias para hacer buenas participaciones que impulsen su carrera.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Siendo un joven profesional, usted seguramente ha estado en esta situación: está en una junta y tiene algo que decir, pero se pregunta si es demasiado novato o inexperimentado para hablar. Quizá duda respecto a si lo que quiere decir es realmente un buen punto, o tiene miedo de que las personas que dirigen la reunión realmente no quieran escucharlo. O quizá le preocupa que si abre la boca, su voz tiemble o quede en vergüenza.

El problema, por supuesto, es que a menos que participe, no llamará la atención de sus colegas de alto rango, que tienen el poder de llevar su carrera al siguiente nivel

Lo primero que debería hacer es evaluar la cultura de su empresa. Hágase una idea a través de sus colegas acerca de hasta qué punto verdaderamente la participación importa y es alentada, acerca de dónde es apropiada y cómo ser escuchado de manera efectiva.

Una vez que ha establecido en qué situaciones es útil hablar en las juntas, prepárese cuidadosamente. Mantenga un ojo sobre las próximas juntas y revise las agendas. Si ve la oportunidad de añadir a la agenda un tema que se siente cómodo para discutir, sugiéralo. Cuando encuentre un punto en el que usted considera que podría ser capaz de aportar, haga su tarea respecto a los asuntos involucrados, y antes de la reunión desarrolle una serie informada de preguntas o contribuciones.

Cuando inicie la junta, busque formas significativas de participar. Encuentre algo para compartir, que haga que el equipo de alto nivel no sólo se dé cuenta de usted, sino que también vea su potencial. Refiérase a los proyectos en los que actualmente está trabajando para demostrar su experiencia relevante.

Tenga en mente que aunque quiere impresionar a sus colegas, también quiere evitar el parecer arrogante. Una forma de hacer esto es basándose en evidencia y precediendo lo que dice con una conexión al trabajo que ha hecho. Otra manera de mostrar su perspectiva es haciendo buenas preguntas.

Una vez que la reunión ha terminado, no deje que esto sea el final de su participación. Ofrecerse como voluntario para el trabajo de seguimiento que surge durante la junta es una gran forma de involucrarse, de conocer a personas clave, mostrar su motivación y tener algo que ofrecer en la siguiente reunión.

Si no hay puntos de acción a tomar, piense acerca de otras formas de continuar la discusión. Usted podría encontrar a un colega de alto nivel y conversar con él, compartiéndole sus aportes y pidiendo su opinión.

Las reuniones pueden ser largas y estresantes, pero brindan una gran oportunidad para que los empleados jóvenes demuestren su valor y se involucren en el trabajo crítico de la organización. No deje que su inexperiencia sea una desventaja. Haga lo que pueda para ser activo e involucrarse, y ello debería pagar grandes dividendos en el futuro.

“Hágase una idea a través de sus colegas acerca de hasta qué punto verdaderamente la participación importa y es alentada, acerca de dónde es apropiada y cómo ser escuchado de manera efectiva”.

“Las reuniones pueden ser largas y estresantes, pero brindan una gran oportunidad para que los empleados jóvenes demuestren su valor y se involucren en el trabajo crítico de la organización”.

“No deje que su inexperiencia sea una desventaja. Haga lo que pueda para ser activo e involucrarse, y ello debería pagar grandes dividendos en el futuro”.

El problema de permanecer callado durante una juta es que a menos que participe, no llamará la atención de sus colegas de alto rango, que tienen el poder de llevar su carrera al siguiente nivel

Lo primero que debería hacer es evaluar la cultura de su empresa. Una vez que ha establecido en qué situaciones es útil hablar en las juntas, prepárese cuidadosamente. Mantenga un ojo sobre las próximas juntas y revise las agendas. Cuando inicie la junta, busque formas significativas de participar. Tenga en mente que, aunque quiere impresionar a sus colegas, también quiere evitar el parecer arrogante. Una vez que la reunión ha terminado, no deje que esto sea el final de su participación. Si no hay puntos de acción a tomar, piense acerca de otras formas de continuar la discusión.

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Don’t Let Inexperience Stop You from Participating in Meetings

As a young professional, you’ve probably been in this situation: You’re at a meeting and have something to say but wonder if you’re too junior, inexperienced or new to speak up. Maybe you’re uncertain about whether what you have to say is actually a good point, or you’re afraid that the people running the meeting don’t really want to hear from you. Or maybe you worry that if you open your mouth, your voice will shake or you’ll embarrass yourself.

The problem, of course, is that unless you do participate, you won’t catch the attention of your senior colleagues who have the power to bring your career to the next level.

The first thing you should do is gauge your company culture. Get a sense from your colleagues about the extent to which participation truly matters and is encouraged, where it is appropriate, and how to be heard effectively.

Once you’ve established when speaking up in meetings is helpful, prepare carefully. Keep an eye out for meetings on the horizon and review agendas. If you see an opportunity to add an item to an agenda that you’re comfortable discussing, suggest it. When you find a topic that you think you might be able to chime in on, do your homework on the issues involved, and develop an informed set of questions or contributions in advance of the meeting.

When the actual meeting rolls around, look for ways to participate meaningfully. Find something to share that will make senior staff not only notice you but also see your potential. Refer to the projects you are currently working on to demonstrate your relevant experience.

Keep in mind that while you’ll want to impress your senior colleagues, you’ll also want to avoid coming across as arrogant. One way to do this is to lean on evidence and preface what you say with a connection to the work you’ve done. Another way to show your insight is to ask good questions.

Once the meeting has ended, don’t let that be the end of your participation. Volunteering for follow-up work that comes up during the meeting is a great way to get involved, get to know key people, show your motivation and have something to offer in the next meeting.

If there aren’t action items to take on, think about other ways to continue the discussion. You might find a senior colleague and debrief with them, sharing your input and asking for theirs.

Meetings can be time consuming and stressful, but they provide a great opportunity for junior employees to show their worth and get involved in the critical work of the organization. Don’t let your inexperience be a liability. Do what you can to be active and involved, and it should pay great dividends in the future.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print