Para tener éxito en su entrevista laboral, entre en personaje y ensaye

Está en la entrevista para el trabajo de sus sueños, pero conforme pasa el tiempo algo va mal y siente como la oportunidad laboral se escapa, deslizándose fuera de su alcance. ¿Qué salió mal? En este artículo le presentamos tres técnicas para que esto no le vuelva a pasar

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Usted ha conseguido una entrevista para el trabajo de sus sueños. Se encuentra idealmente preparado para el puesto. Ha investigado la compañía, la cultura, el empleo y la persona que lo entrevistará. Tiene sus respuestas listas y sus puntos de venta alineados. Sin embargo, cuando la entrevista comienza, algo está mal. Su voz suena tiesa. Se escucha a usted mismo esforzándose de más, pero no parece poder detenerse. Conforme los minutos avanzan, la oportunidad laboral se escapa, deslizándose fuera de su alcance.

¿Qué salió mal?

Como yo lo veo, usted probablemente preparó su contenido bien, pero -como muchas personas- no preparó algo quizá más importante: su desempeño. Del mismo modo en que un actor prepara al personaje que representará en el escenario o en pantalla, usted puede robar algunos trucos de la caja de herramientas de los actores para preparar el personaje que encarnará en la entrevista.

¿Quién quiere ser en esta escena? Haga una lista de las cualidades que debería proyectar el candidato exitoso. Hasta cierto punto, estas cualidades dependerán en particular del trabajo para el que esté aplicando.

Mucho se ha escrito acerca del lenguaje corporal de la confianza y de cómo gestos específicos como la posición física, el tono, el apretón de manos y el contacto visual, comunican instantáneamente tanto relajación como autoridad. Observe a otros que parecen demostrar estas cualidades y después vea, de cerca, cómo lo hacen. Pruébelo, inténtelo y vea lo que funcione para usted.

Lo más importante: ¡ensaye! Como cualquier buen actor, usted necesita practicar de antemano. He aquí cómo jugar el papel de alguien que obtendrá el trabajo:

  1. Sea curioso: La mayoría de las personas hablan demasiado durante una entrevista. En lugar de ello, muestre curiosidad: haga preguntas abiertas que estén conectadas con lo que acaba de escuchar. Esto le ayudará a descubrir terreno en común con su entrevistador, lo que es clave para hacer una gran primera impresión.
  2. Acepte toda oferta de conversación: Por supuesto, usted necesita preparar los “puntos a tratar” para su entrevista. Sin embargo, estar en una conversación significa crear plática de ida y de vuelta. Esto significa que usted puede hacer lo que hacen los improvisadores, practique comenzar cada oración con las palabras “sí, y.” Esta fundamental técnica de improvisación hará que esté menos ocupado en probarse a usted mismo y mucho más entonado con la otra persona.
  3. Prepárese para contar historias: Este podría ser uno de los elementos más poderosos del desempeño de los grandes conversadores. Prepare y practiqué el suyo de antemano, de forma que cuando el entrevistador le pregunte si usted tiene experiencia en dirigir proyectos, pueda contar la historia de una forma que dramatice el proyecto más reciente que ha dirigido. Describa cómo inició el proyecto, qué hizo usted, los obstáculos que enfrentó y como los superó.

Al hacer uso de su habilidad natural para desempeñarse en nuevas formas, usted está expandiendo su zona de confort e incrementando su repertorio de lo que se siente natural. Así es como usted se convierte en quien todavía no es. También es así como obtendrá el trabajo.

“Haga una lista de las cualidades que debería proyectar el candidato exitoso. Hasta cierto punto, estas cualidades dependerán en particular del trabajo para el que esté aplicando”.

“Observe a otros que parecen demostrar estas cualidades y después vea, de cerca, cómo lo hacen. Pruébelo, inténtelo y vea lo que funcione para usted”.

“Al hacer uso de su habilidad natural para desempeñarse en nuevas formas, usted está expandiendo su zona de confort e incrementando su repertorio de lo que se siente natural”.

Está en la entrevista para el trabajo de sus sueños, pero conforme pasa el tiempo algo va mal y siente como la oportunidad laboral se escapa, deslizándose fuera de su alcance. ¿Qué salió mal? Como yo lo veo, usted probablemente preparó su contenido bien, pero -como muchas personas- no preparó algo quizá más importante: su desempeño.

Del mismo modo en que un actor prepara al personaje que representará en el escenario o en pantalla, usted puede robar algunos trucos de la caja de herramientas de los actores para preparar el personaje que encarnará en la entrevista.

Lo más importante: ¡ensaye! Como cualquier buen actor, usted necesita practicar de antemano. He aquí cómo jugar el papel de alguien que obtendrá el trabajo:

Sea curioso: haga preguntas abiertas que estén conectadas con lo que acaba de escuchar. Esto le ayudará a descubrir terreno en común con su entrevistador, lo que es clave para hacer una gran primera impresión.

Acepte toda oferta de conversación: puede hacer lo que hacen los improvisadores, practique comenzar cada oración con las palabras “sí, y.”

Prepárese para contar historias: Este podría ser uno de los elementos más poderosos del desempeño de los grandes conversadores. Prepare y practiqué el suyo de antemano.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

To Ace Your Job Interview, Get into Character and Rehearse

You’ve landed an interview for the job of your dreams. You’re ideally suited for the position. You’ve researched the company, the culture, the job and the person who will be interviewing you. You’ve got your answers ready and selling points lined up. But when the interview starts, something’s off. Your voice sounds stiff. You hear yourself trying too hard, but you can’t seem to stop yourself. As the minutes tick by, the job opportunity is slipping, slipping, slipping out of reach.

What went wrong?

As I see it, you probably prepared your content well, but — like many people — you didn’t prepare something perhaps more important: your performance. Just as an actor prepares the character they will play on stage or screen, you can steal some tricks from the actor’s toolbox to prepare the character you will play in the interview.

Who do you want to be in this scene? Make a list of the qualities the successful candidate should convey. To some extent, these qualities will depend on the particular job for which you are applying.

Much has been written about the body language of confidence and how specific gestures such as physical stance, tone, handshake and eye contact instantly communicate both ease and authority. Look for others who seem to embody these qualities, then observe, closely, how they do it. Try it on, try it out and see what works for you.

Most important — rehearse! Like any good performer, you need to practice in advance. Here’s how to play the role of someone who will get the job:

— BE CURIOUS: Most people talk too much during an interview. Instead, perform curiosity — ask open-ended questions that are connected to what you just heard. This will help you discover common ground with your interviewer, which is key to making a great first impression.

— ACCEPT EVERY CONVERSATIONAL OFFER: Of course you need to prepare “talking points” for your interview. But being in a conversation means creating back-and-forth repartee. That means you can do what improvisers do, practice starting every sentence with the words “yes, and.” This fundamental improv technique will make you less focused on proving yourself and much more attuned to the other person.

— PREPARE TO TELL STORIES: This may be one of the most powerful elements of a great conversationalist performance. Prepare and practice yours in advance so that when the interviewer asks if you’re experienced in leading projects, you can tell the story in a way that dramatizes the most recent project you led. Describe how the project began, what you did, the obstacles you faced and how you overcame them.

By making use of your natural ability to perform in new ways, you’re expanding your comfort zone and increasing your repertoire of what feels natural. This is how you become who you are not yet. It’s also how you get the job.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.